La primavera resuena.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Mecanismos 3.

En anteriores posts de la serie "Mecanismos", les hablé de los extraños artilugios (no sé si la palabra estará bien usada, pero me gusta, así que ya qué) encontrados en casa de mi tío. Su casa, que este año cumplió 105 revoluciones solares desde que fue construida (en realidad toda la quinta, lo descubrí por internet y esto ameritó celebraciones) esconde muchos secretos y cada uno de ellos es la concreción de alguna historia que da para varias horas de conversación.

Pero volvamos por un momento a Barranco, porque a pesar de que casi vivo en el Cercado de Lima, según mi DNI, aún vivo allí. Y salgamos de la casa y pasemos por una de tantas calles de esas que cobijaron mi infancia.

1. El monumento al pene: Abel, un buen amigo de tiempos escolares (una de esas personas de las que de cuando en cuando me pregunto "¿dónde carajo estará?") me contaba que su padre le decía, de niño, "mira el pipilín", cuando pasaban por la avenida Grau de Barranco. Y no, no sean malpensados. El honorable señor se refería al extraño objeto con forma de hongo que es visible desde varias cuadras a la redonda. Si bien siempre he pasado por ahí, fue Abel quien me hizo notar la peculiar forma del objeto recién en 2006. Pero esta forma debió haber sido notada desde hace mucho, ya que en cierto videoclip de Gianmarco filmado en ese pasaje, se procuró borrar la inquietante figura con programas de edición.

Pero ¿qué es en realidad el monumento al pene? ¿Será que Barranco es un distrito tan pero tan liberal que se ha convertido en el único con un monumento de estas características en medio de la conservadora Lima? Pues no. He escuchado dos hipótesis al respecto. La primera me la dió el propio Abel. Según él, se trata del cuerpo de uno de los muchos molinos que antiguamente habían en Barranco cuando era un lugar campestre, lleno de sembríos y acequias. Pasado un tiempo, y cuando ya no tenía razón de ser, le retiraron las aspas, pero quedó el cuerpo, el cual fue lentamente colonizado por las enredaderas. La segunda la leí en internet y dice que se trata simplemente de un árbol. No me he acercado a investigar el tema in situ porque mi imagen de macho alfa se desvanecería si es que soy visto tanteando las paredes del pene público así, tan campante.

Ok, no.

Y en el clímax, le salieron flores.
2. El pedazo de riel: Y ahora sí, volvemos a la casa de mi tío. Desde hacía tiempo venía observando la presencia de un pequeño pero pesado trozo de metal que era usado con los más variados propósitos. Bueno, en realidad solo se le usaba para trancar la puerta. A pesar de lo evidente de su forma, no acertaba a determinar su origen, hasta que un día mi tío me dijo que era un trozo de riel, extraído de las líneas que cruzaban hasta hace unas décadas buena parte de Lima. Cuando estas empezaron a ser retiradas, él se quedó con un pequeño pedazo del que, considera, fue el mejor sistema de transporte que tuvo la tres veces coronada ciudad. Y ahí está, a un lado de la puerta, salvado de la fundición.


3. El ojo de la cerradura: Quizá hayan encontrado, en antiguas historias, menciones al acto de "mirar por el ojo de la cerradura". Para los de mi generación en adelante, esto podría resultar poco comprensible, ya que si intentamos ver algo por el ojo de cualquier cerradura moderna, no veremos un carajo. Para comprenderlo tenemos que buscar alguna de las viejas cerraduras que aún subsisten. En la quinta hay una, lo mismo que en alguna de las habitaciones de mi casa. Las llaves son pesadas y de puro metal, nada de plastiquitos. Al chequear a través de ella, podemos entender un poco mejor cómo es que curioseaban los fisgones y voyeuristas de pasadas décadas. Si estas cerraduras aún siguieran, nadie pondría cámaras secretas en los telos. Por ahí nomás te grabarían.


Para complementar lo anterior:
.
1. El molino a cuyos alrededores me gustaba ir a pasear de niño, con mi padre. Ahora está cercado por el hdp "Museo de Arte Contemporáneo", construcción ilegal autorizada por el ex alcalde Martín del Pomar y ratificada por las gestiones que lo sucedieron, pese al rechazo mayoritario de los vecinos.


2. Los rieles de los antiguos tranvías aún son visibles en varios puntos de la ciudad. Hasta finales de los 90s eran visibles en Barranco, pero cuando cambiaron el asfalto fueron retirados. La foto corresponde al Rímac y se ve que, a pesar del tiempo, siguen en buen estado. Les hubiera salido más barato a las autoridades mantener ese sistema de transporte y sus vías en lugar de estar echando asfalto de mala calidad para los autos cada pocos meses.


AVISO:
.
Como de hecho ya saben, el BlogDay de años anteriores se ha maleado y convertido en algo llamado SocialDay, porque ahora incluye a Twitter, Facebook y (la decadencia total) a Pinterest. Yo sé que no ganaré, pero aún así estoy participando para hacer mi blog un poquito más conocido. A quién sí apoyo y pido desde aquí que sea apoyada es a mi estimada Fiorella del blog "¡Que se calle Fiorella!". Tengo el enorme gusto de conocerla en persona, es una chica súper chévere, súper genial, vive acá nomás, casi casi en mi barrio, es más, si me subo a la azotea veo su edificio y bueno, escribe muy bien :) Apóyenla pues, miren que hasta estrené el correo de mi universidad solo para votar por ella :D

Un abrazo a todos.

jueves, 26 de septiembre de 2013

ExpoBiblia 2013, en el Día de la Biblia.


El 26 de setiembre se celebra el Día de la Biblia, principalmente por las iglesias protestantes de habla hispana.

En aquel día, del año 1569 en la ciudad de Basilea (Suiza), Casiodoro de Reina, un ex fraile católico que había huido de España junto a otros ex frailes del monasterio de San Isidoro del Campo al ser acusados de "luteranismo", termina de imprimir la llamada "Biblia del Oso". Esta debe su nombre a que en la portada tenía la figura de un oso comiendo la miel de un panal. Fue la primera traducción de la Biblia al español que se hizo directamente de los textos en hebreo y arameo, ya que la Iglesia Católica solo autorizaba la versión llamada "Vulgata" en latín, idioma que ya no era comprendido por la mayoría del pueblo, por lo que no podían verificar si las doctrinas emanadas de Roma eran bíblicas o no.

Otros personajes importantes en la realización de esta Biblia fueron Cipriano de Valera, quien colaboró en la mejora de la traducción y Julián Hernández, el hombre que llevó, arriesgando su vida, distinta literatura reformada y Biblias al monasterio ya mencionado, sirviendo de impulso a los frailes para que decidieran unirse al cristianismo protestante. El 22 de diciembre de 1560 fue quemado vivo por la Inquisición, destino que seguramente le hubiera esperado a los demás ex frailes de haberse quedado en España.

Si bien ahora la versión Reina-Valera, sucesora de la "del Oso", es aceptada en reuniones católicas, Casiodoro nunca pudo volver a su patria, fue quemado en efigie por la Inquisición y sus obras se incluyeron en el Index de libros prohibidos. Este es un día no solo para recordar la importancia del libro más difundido de todos los tiempos en nuestras vidas y en la historia universal, sino también para recordar a los cristianos que murieron o huyeron de sus hogares y países por su fe, no solo debido a quienes no son cristianos, sino incluso a la persecución de las iglesias mayoritarias u oficiales.

Es en el marco de estas conmemoraciones que un año más se viene realizando la ExpoBiblia, esta vez en el Parque de la Exposición. Constituye un esfuerzo conjunto de las iglesias evangélicas (las hijas del protestantismo de Lutero y Calvino), la Iglesia Católica (ironías de la vida), e incluso (este año), los menonitas, rama superviviente del anabaptismo del siglo XVI. Obviamente no están los adventistas ni los mormones, que son consideradas sectas por los demás cristianos, ni mucho menos los Testigos de Jehová.

De entrada, lo que pude observar fue la presencia llamativa de dos mujeres extranjeras con aspecto de monjas. Pensé que se trataba de una editorial católica, pero no. Se trataba de la primera vez que ví menonitas en vivo y en directo. Su iglesia más cercana está en medio de los campos de la ex hacienda Huando, en Huaral. Se hacen llamar "la tercera alternativa", un grupo ni católico ni protestante que fue perseguido por ambas ramas del cristianismo entre los siglos XVI y XVIII. Un grupo disidente de ellos, obsesionado con aislarse del mundo y no contaminarse, lo constituyen los conocidos Amish; y los menonitas, aún sin llegar a tanto, son los más conservadores entre los cristianos. En los folletos que repartían gratuitamente pude leer cosas que no le he escuchado ni al protestante o católico más conservador: que las mujeres deben llevar velo, que está prohibido vestir con joyas porque es contrario al "decoro" (qué término para más subjetivo), que el padre debe castigar al hijo azotándolo, que no se debe ir a ningún tipo de fiesta, que lo de la igualdad de los sexos es un invento del diablo, etc. Su fundador, Menno Simons tenía nombre de rockero, pero sus hijos no están autorizados para escuchar ni baladas.

No son monjas. Así deben vestirse las mujeres menonitas todo el tiempo.

Un poco de sus libros.
Pasando más allá, encontré diversidad de libros, polos, pines, adornos, pulseras, música, películas y demás, tanto protestantes como católicos. En esto debo reconocer que los protestantes han tenido una creatividad increíble. Ví Biblias de todos los tipos: la Biblia Arco Iris que tiene cada versículo en un color distinto, la Biblia que tiene las frases de Jesús en letras rojas, la Biblia para predicar, la Biblia con concordancias, la Biblia con tapa rústica, con tapa dura, con tapa de papel, de bolsillo, bilingue español - inglés, para niños, con promesas de Dios en otro color, etc, etc, así como diccionarios bíblicos, atlas de lugares bíblicos, historias de personajes de la Biblia, libros de autoayuda basados en el cristianismo, libros de moral, de teología, de historia del cristianismo, etc. Un locurón. El Jockey Plaza de todo cristiano. Me lamenté de no haber llevado dinero, pero mañana voy y ¡lo llevo todo! (con voz de chica compradora compulsiva en medio de Ripley).

La Biblia Colormax tiene más tonos de colores que una foto editada en Instagram.







Para la Biblia de la cristiana coquetona :3

Ese polo lo tengo que comprar.


También lo compraré.

Me gustó pero, un momento (mira su billetera).

Para la sala puede ser.

Ese libro le regalaría a muchos. Con amor cristiano, claro.
A continuación, otras cosas. Las he separado porque son de católicos. Pero no, no los estoy raceando por idólatras, es solo una distinción didáctica. Porque como decía cierto pastor que le cobraba diezmo a mi amigo "el profeta", "Dios es un Dios de orden".

El líder de los romanos.

Biografías, por la Editorial San Pablo.

Los libros de arriba están interesantes, lo admito.
Y ahora la sección "otras cosas" (independientemente de qué iglesia sean).

La chica que quiere tener su foto como el rey David.

El cantautor católico Luis Enrique Ascoy, ídolo de las parroquias (una amiga casi me da un lapo por no haberle avisado que se presentaría).

Vista general de la ExpoBiblia.

También estuvo presente el Seminario Bíblico Evangélico. Ví varios jóvenes acercándose a preguntar por los requisitos. Ahí tenemos a los futuros pastores, ojalá sean buenos y no como el pastor Marco que le para sacando plata a "el profeta".
Por último, se está presentando una muy interesante exposición sobre la historia de la Biblia. Como sabemos, es el libro que ha sido traducido a más idiomas. Ahí están, por ejemplo, traducciones al indonesio (donde, al igual que en árabe, a Dios se le llama Allah), al quechua (incluida una realizada por Clorinda Matto de Turner), al aymara, a lenguas amazónicas, etc.

La gente interesada.

En romaní (gitano).

Los grandes traductores de la Biblia.

En quechua cuzqueño.

En quechua boliviano y aymara.

En indonesio.

En chino y etíope antiguo.
Y bueno, eso fue todo. La ExpoBiblia estará hasta el día martes 1 de octubre en el Parque de la Exposición, desde las 10hrs hasta las 20hrs.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Chicherazo, como tú.

La noche de ayer fue una de las mejores que he tenido en el año. Bailé, me sentí a gusto, me sentí libre. Canté. La compañía fue agradable y se movía en la misma onda musical que por años bailé y canté, no siempre con gente afín. Fuí al concierto auspiciado por una conocida marca de cerveza y ví a cuatro de los seis artistas: Fresialinda, Explosión de Iquitos, Marisol y Agua Marina (los otros dos eran Corazón Serrano y Rosita de Espinar).

En cierto modo fue un encuentro con la nostalgia. Hacía tiempo que no iba a un concierto de este tipo. La mayoría de mis amistades son rockeras o (qué terrible), salseras. Y a mí me gusta el rock, es cierto, pero fue un género musical que me agradó, digámoslo, tardíamente. Cuando estaba a punto de entrar a la pubertad hubo un primer género musical que me gustó fuertemente y ese fue la cumbia.

No sé exactamente cómo empezó, pero, sabiendo que en mi casa eran algo críticos con esa música, empecé a escucharla a escondidas. Seguramente tenía entre 11 y 12 años. Quizá la primera vez que la escuché fue en la radio de algún vecino, lo cierto es que para inicios de 2000 y a mucha insistencia, mi viejo y mi primo mayor me acompañaron a un concierto de "Los Gigantes de la Tecnocumbia" del desaparecido canal Uranio 15 ni más ni menos que en el Parque Zonal Manco Cápac de Carabayllo, al otro lado de la ciudad. Mis viejos criticaban mi gusto musical, pero después tuvieron que aceptarlo y hasta se adaptaron (por no decir que mi viejo recordó que de joven le gustaban Los Ecos y mi mamá recordó que décadas atrás le gustaron algunas canciones de Los Destellos y Celeste).

Conciertos fueron, conciertos vinieron e incluso en una conversación le dije a mi mamá, para su espanto, que me gustaría integrar un grupo de cumbia. Sí, se lo dije así, con 14 años y una determinación propia de hombre que termina su maestría. Quería hacer los pasitos de Tornado o Skándalo o quizá el bailecito "de izquierda a derecha" de Agua Marina o "el paso de la paloma" (como decía mi prima) de Johnny Orosco. Pero algo quería hacer.

A mediados de 2000 le puse un enorme cable de luz a la antena del equipo de sonido y lo pegué hasta el techo para lograr captar la señal de las radios zonales y piratas que transmitían cumbia en el Cono Este y el Cono Sur. Así aumentaba la variedad tropical y escuchaba La Karibeña (que en ese entonces solo llegaba a Ate y Santa Anita), los llamaba, les decía que era de Barranco y ellos respondían con voz de "¿cómo carajo llegamos allá?".

Néctar en el Club de Tiro del Rímac en 2002. Hoy ya no existen ni el grupo ni el sitio.

Y claro, tenía muchos CDs.


El fan verdadero tiene sus colecciones año por año.
CD de 1999. Se nota porque antes no los serigrafiaban sino que les pegaban un sticker.
En realidad el CD es de 2002, cuando no eran muy conocidos en Lima. Pero yo ya sabía de su existencia (H).
Agua Marina fue uno de los primeros grupos que me gustó, pero ese CD doble debe ser de 2004 más o menos, y el que está abajo, de 2000.
Esos son de 1999. Cuando era púber y pre-púber también me gustaban Big Boy, El Chombo y esas cosas.
CD del 2003. Con eso hasta mi vieja se preocupó y botó el disco xD
2008, cuando el Grupo 5 sonaba hasta en el baño (los baños de ciertos centros comerciales tienen música, por si acaso).
Sí, a mí la cumbia me llegó a gustar mucho, demasiado. A pesar de que ya en 2000 una canción rockera empezaba a gustarme ("En esta habitación" de Libido), el rock recién se volvió uno de mis géneros musicales favoritos más o menos en 2004. A veces pienso que me gustó un poco forzadamente, para acoplarme a mi grupo de amigos, pero después sí me gustó de verdad y así hasta ahora.

Cuando llegó la segunda oleada cumbiambera de la década pasada, entre 2007 y 2009, a raíz del accidente del Grupo Néctar (suceso que escuché por la radio casi al momento de haber sucedido) me sorprendí. Era la primera vez que escuchaba la música que me gustó por años en discotecas, bares, rockolas, mi universidad, etc. Y que podía ir a un concierto de esa música con amigos que, aunque sea por la moda del momento, también gustaban de lo mismo.

Pero desde ese entonces hasta ahora (y han pasado cuatro años) solo dispuse de gente animada para ir a conciertos de rock o salsa. Hasta que ayer por fin encontré buena compañía para estas salidas. Y mi lado cumbia volvió a surgir. Coexistirá con mi lado rock, pero esta vez no se extinguirá.

'Ta que canté las canciones de Agua Marina con un sufrimiento que te mueres. Pero eso es lo que a los 15 años decía que me gustaba de la cumbia: "Es el género musical donde bailas, ríes y celebras así las letras sean lo más destructivas posible".
Marisol.


Agua Marina.
Esas dos últimas fotos son de ayer. Solo tomé esas. El resto del concierto estuve bailando, cantando y tomando, como buen cumbiambero. Y no va' ser.

Y esta es una de Radio Okey, cuando existía y también pasaba cumbia, allá por 2008. De mis archivos pé varón.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Volver a ser niño.

Como en los viejos tiempos.
Cuando somos niños (y hasta inicios de la adolescencia) nos mostramos tales y cuales somos. Sin roches, sin importarnos lo que diga el del costado. Sin hacer cosas para impresionar al sexo contrario. Pero pasa el tiempo y nos vamos recubriendo de una careta, una que nos posibilite tener mejor vida social, no perder oportunidades, "no fregarla en la vida".

Y entre las cosas que quedan mejor cubiertas (al punto que muchos creen que desaparecen) están los comportamientos "de niño". Armar un rompecabezas, darle un lapo a algún amigo y correr para que no te alcance, hacer un chiste monse y no criticarlo sino reírte de su ingenuidad/estupidez. Esas y otras cosas. Aunque casi siempre encontrarás un espacio, un lugar, alguna persona, donde tu niño interior pueda aflorar nuevamente. Y vuelves a ser tú en tu más pura e íntima esencia.

A mí me pasa eso cuando voy a casa de mi amiga J. A pesar de que no nos conocemos desde niños, sino desde hace siete años, nos dejamos llevar por las alegrías simples de la vida que se disfrutan sin rubor en las etapas del comienzo. Y es así como encontramos las piezas de Lego que sus sobrinos habían dejado sobre la mesa y empezamos a armarlas y jugar con ellas, como no lo había hecho desde hace, quizá, quince años.

Imaginamos lugares, puertos, carreteras, carritos, guerras. Dejamos que nuestra imaginación fluyera y recordamos experiencias, sueños y fantasías de niñez. De ahí se sumó su hermana, que también es mi amiga. Y recordamos incluso a nuestros amigos imaginarios. Ella me dijo que después supo que su amigo imaginario no lo era tanto sino el fantasma de una señora que había habitado en su casa en la época en que todo eso eran campos de cultivo y ahí estaba una pequeña construcción de los agricultores. Empezamos a contar historias de terror, reímos, y al final de todo, lamenté que el otro año se vaya a Argentina, a estudiar una maestría. Es por su progreso académico y laboral, lo que me alegra mucho, pero eso no quita que la vaya a extrañar.

Con quienes también saco ese lado es con mi grupo de amigos más cercanos (y ahora algo desunidos) que se hacen llamar los PITCH. Con ellos podemos ir por las calles de La Molina, por Galerías Brasil, por el Cercado de Lima, por San Isidro, o por donde sea, hablando tonterías, haciendo chistes, recordando a Marjorie o a la Chuquillanqui (ya algún día les contaré sobre esas atractivas señoritas de nuestro pasado), dándonosla de cantantes, cochineándonos, en suma, siendo nosotros mismos. Y las cosas adquieren un plus cuando vamos a Quilca y entramos a esas galerías donde venden juguetes antiguos y recordamos que alguna vez jugamos con las canicas, los soldaditos, los taps o las cards, mientras ahora todo lo ven videojuegos. Es cierto que también nos entreteníamos con videojuegos, pero era a partes iguales, no estábamos todo el rato hipnotizados por una pantalla.

Antes me ponía un poco "niño" con mi padre y mi madre, y con ella aún puedo hacerlo, pero mi padre se ha endurecido con la edad. Su carácter autoritario se viene elevando a cada mes, a cada año. Y para alguien que ya anda por las mitades y poquito más de los veintes, no es nada gracioso que le vengan a imponer cosas y tratar a gritos a esas alturas. Y claro, eso implica que el trato sea más frío, y en ocasiones, lamentablemente, menos cordial de su parte. Con quien sí se armaba el vacilón y las conversaciones de horas, jugando damas, ludo o Monopolio, con tomadas de pelo, chistes y demás era con mi tío Carlos, que en paz descanse, y actualmente con mi otro tío, el del Cercado, el de los posts de los extraños mecanismos. Por eso siempre lo visito y agradezco su compañía y el que su casa sea a veces mi segunda casa. Las rarísimas veces que veo a mi primo Pedro, mucho mayor que yo, es algo similar. Él me lleva diez años y me conoció cuando yo era un adolescente movedizo de 14, así que su trato es un tanto paternal.

Sin embargo, mi niño interior al comienzo de la adultez amenaza con morir o desaparecer de lo exterior. Y a veces por estar dejando nuevamente enterrado ese lado "niño" siento que comienzo a criticar a quienes aún lo tienen vivo, generalmente mujeres. Michelle, una compañera de estudios, tiene ese lado muy a flor de piel, hay quienes la ven como inmadura y quienes la ven como dulce y tierna. Hace poco me confesó que tiene miedo a "crecer". Para mí es simplemente una chica auténtica pero igual, siento que mi papel de adulto serio a veces gana la partida y termina dándome un poco de roche ajeno cuando veo algunas de sus actitudes. Ojalá que el niño interior no muera, porque muchas cosas que dije que nunca cambiaría, terminaron siendo cambiadas por los golpes, el tiempo y eso que erradamente llaman "madurar" y que solo es desarrollar una costra de insensibilidad ante las múltiples agresiones que percibes de la vida.

jueves, 12 de septiembre de 2013

11 de septiembre, Siria y los cristianos.

Iglesia Ortodoxa de San Nicolás, destruida al derrumbarse las Torres Gemelas. Próximamente será reconstruida y contará con un lugar para orar por las víctimas del atentado.
Hace doce años se produjo el atentado de las Torres Gemelas. Atentado de parte de los musulmanes de Al Qaeda para algunos, autoatentado para los más conspiranoicos, no entraré en esos detalles. De un tiempo a esta parte he aprendido a centrarme más en quienes considero afines a mí, y yo soy cristiano, así que hablaré de mis hermanos en la fe. No es que no me importen los muertos musulmanes, hinduistas, judíos, budistas o ateos, pero de esos hay mucha prensa progre ocupándose, mientras los cristianos somos los olvidados de los grandes medios y en más de un país nos desearían ver muertos y de hecho, nos matan con todo y ley de su parte (como en Pakistán con sus "leyes contra la blasfemia").

El día 11 de septiembre de 2001 un par de aviones secuestrados por miembros del grupo armado Al Qaeda se estrellaron contra las dos torres mayores del centro financiero de Nueva York. Algunos trataron de verlo como una respuesta de los árabes oprimidos contra el imperialismo occidental, sin mencionar la religión. Eso es un grave error, porque si bien en nuestros países se está asumiendo (a mi pesar) a la religión como algo privado y hasta prescindible y relativo, en otras culturas no lo es. La religión en otras culturas y muy especialmente en el mundo musulmán, está muy presente, y por ella se vive, se mata, se compra y se legisla (y esto es tan así que hace muy poco, Sudán se partió en dos países por la religión: el norte musulmán y el sur cristiano). Y eso no solo es válido para los musulmanes, sino también para los cristianos, judíos, zoroastrianos, bahaís, etc, que viven en ese contexto. Allí se ve el nacimiento de partidos políticos que no tienen vergüenza en proclamarse confesionales y que suelen tener brazos armados. Así tenemos a Hamas y Hezbollah por los palestinos musulmanes, el Partido Popular Hindú en la India, las Falanges Libanesas, por el cristianismo maronita libanés, Zowa por los cristianos asirios de Irak, etc.

La civilización occidental, anteriormente llamada cristiandad, está pasando por una etapa de decadencia e inseguridad en donde todos los valores que la fundaron son puestos en entredicho, relativizados, despreciados y hasta reemplazados por modas provenientes de otras culturas o de la simple frivolidad del momento. Recuerdo cuando hace años leí el libro "El Choque de Civilizaciones" de Samuel Huntington y hablaba de las distintas civilizaciones en las que está dividido el mundo. La civilización islámica es más joven y se mantiene firme en sus valores y segura de mantenerlos y propagarlos. La civilización occidental ya no, y después de dos guerras mundiales se encuentra sumergida en el relativismo y odiando sus orígenes. Me hace recordar a la etapa final del Imperio Romano, donde se perdió el orgullo por los valores y la religión propios y la gente se entregó a toda clase de modas y creencias de los pueblos anteriormente sometidos. Así tenemos a gente de las clases altas adorando a la diosa egipcia Isis o al mazdeísmo persa entre los soldados y al cristianismo hebreo ganado adeptos en las capas desfavorecidas. Por más que ahora Occidente salga con sus tonterías del pluralismo y de que la diversidad es una fuerza, eso no se cumple en otras culturas, y al Imperio Romano por dársela de pluralista ya le llegó su final en alguna oportunidad: todos desunidos acabaron siendo presa fácil de los bárbaros. También está el caso de cómo fue ganado el norte de África y Medio Oriente por el islam: aparte de las conversiones forzosas o por evitar los impuestos, el cristianismo en esos lugares estaba fragmentado en infinidad de sectas que luchaban entre sí, y el islam fue visto como un agente unificador. Incluso ahora en Siria, para ser los cristianos el 10% de la población, están divididos en algo de cinco iglesias con sus jerarquias, sin contar las iglesias evangélicas.

En medio del autoodio del "todo da igual" Occidente ha terminado odiando su pasado espiritual y todo lo que se lo recuerde. Anteriormente los grandes países de la cristiandad defendían a sus hermanos menores en la fe que estaban en peligro (como aún lo hacen los musulmanes de otros países, por ejemplo, ayudando a los chechenos dominados por Rusia, los uigures dominados por China, los bosnios, o mandando combatientes para el islamista Al Nusra en Siria) y es así como, por ejemplo, las Cruzadas convocaron a grandes cantidades de personas dispuestas a dar su vida por la recuperación de las tierras de Medio Oriente, que anteriormente fueron mayoritariamente cristianas y fueron invadidas por los musulmanes y, en tiempos más recientes, cuando se creó el Estado del Líbano en 1943 y los franceses garantizaron que los cristianos (el 50% de la población) tuvieran acceso al gobierno y que esto fuera contenido en su Constitución.

Pero actualmente, aparte de ese mismo autoodio que está causando que mucha gente se convierta al islam, el budismo o el neopaganismo en Reino Unido, Francia o España, mientras cierran e impiden la construcción de nuevas iglesias, también se ha visto que la potencia estadounidense, que irónicamente lleva el "In God we trust" en sus billetes, ha decidido derrocar al gobierno sirio de la familia Assad, al parecer para asegurarse más poder y más petróleo en Medio Oriente. La familia Assad proviene de una minoría: los musulmanes alauitas, caracterizados por un sincretismo entre islam, cristianismo y paganismo, y por esto, tolerantes y protectores de las minorías. El grupo al que USA apoya para este fin no es un ejército secular defensor de la democracia, sino un grupo terrorista formado por musulmanes sunitas que quieren imponer la ley islámica y con lazos con Al Qaeda. Estados Unidos para conseguir más poder y más petróleo ha tranzado y alimenta a los mismos que mataron gente hace doce años en el centro de su ciudad símbolo.

Este grupo, Al Nusra, es el que, para demostrar cuánto aman a Occidente, se ha lanzado a atacar y matar a aquellos que en su imaginario "los representan": los cristianos sirios, incluidos los de localidades cristianas desde hace casi dos mil años, como Maalula, aquel lugar donde aún se habla el arameo de Jesús y que hace años quiero conocer, y últimamente también en la aldea de Al-Duvair, de donde ví una foto con, incluso, niños muertos.
Pero el islam es paz y Al Nusra y el Ejército Libre Sirio aman la libertad.
Para el islam, esta es una confrontación con la cristiandad. Y la cristiandad, para ellos, son los infieles que han de ser convertidos, a los que ven como degradados morales que quieren imponerles su cultura de pecado, idolatría y además, quitarles sus recursos. Porque aunque en la mayor parte de Europa la religión les importe un pepino y su debacle moral no esté basada en la Biblia sino en su negación, ellos siguen viendo a Europa como lo que era antes: la defensora y expansora del cristianismo, así, con ateos, agnósticos y new-ages metidos en el mismo saco.

Me hace sentir impotente, dolido y molesto el ver cómo mis hermanos en la fe en Siria, Egipto y Palestina son muertos, y a veces confían en que los países "cristianos" los ayudarán, y se decepcionan al ver que, mas bien, ayudan a sus asesinos. Estos ataques no son de ahora, sino que llevan décadas y son la razón por la que la diáspora árabe en países como Chile o Australia, no sea mayoritariamente musulmana sino cristiana ortodoxa. Los musulmanes de Al Nusra entran a los pueblos cristianos, han secuestrado a dos obispos, matado gente, quemado iglesias (algunas de siglos de antigüedad) y según Rusia, son los que verdaderamente usaron las armas químicas para acusar al gobierno de hacerlo, pero Estados Unidos y su presidente descendiente de musulmanes los apoya, y quien defiende a los cristianos y demás minorías es el ejército del gobierno legítimo de Siria, ese que los gringos se quieren bajar. Ahora también se ha sumado Rusia para calmar las aguas. Es el único país que le puede poner freno a Estados Unidos en este caso y es, además, uno de los pocos que defiende abiertamente el cristianismo y sus valores (en su versión ortodoxa) incluso en las leyes, y le importa un pepino lo que los otros países digan.

En estos días el Papa Francisco se ha dedicado a tuitear y a muchos cristianos solo nos ha quedado orar, ayunar y esas cosas. No disponemos de algún gobierno que esté dispuesto a ayudar a nuestros hermanos desprotegidos con intervención física, aunque, como leí por ahí, hace 2000 años que nos quieren extirpar y la sangre de los mártires solo ha servido para ser semilla de nuevas conversiones. Nuestra religión crece, en secreto, "en las catacumbas", en Irán, Afganistán, la India y China, y de forma más libre en África y Corea del Sur. A pesar de haber pasado por tantos años de opresión comunista, la fe aún se mantiene fuerte en algunos países europeos del este, como Rumania, Moldavia o Polonia. Como leía en un artículo (aunque referido a la República Checa), es en las sociedades donde el cristianismo es minoritario o perseguido, donde encuentras a gente verdaderamente cristiana.

Estos hechos (sumados a otros de mi vida personal), han ocasionado un fuerte cuestionamiento en mí con respecto a la forma relajada en que he estado viviendo mi fe. En años pasados, cuando realmente la vivía, mi vida era mucho mejor en todo sentido y empezó la caída cuando me relajé y viví una vida más de no creyente que de cristiano. Mi decisión en la que ya estoy trabajando, es la de retomarla. Debemos considerarnos afortunados de poder vivirla y difundirla en un lugar en el que aún no somos perseguidos, mientras que otros están muriendo o siendo perseguidos por sus creencias al otro lado del mundo.

domingo, 8 de septiembre de 2013

En el Lima Vive Rock 2013.

Estos días no he escrito nada porque andaba un tanto ocupado, tanto física como mental y espiritualmente. Pero no podía dejar de lado hacer al menos una breve mención a este magno acontecimiento.

El día viernes me la pegué pero MAL (dígase con tono de voz de chica hueca y apitucada) porque después del partido en el que Perú previsiblemente perdió, nos pusimos a beber con la gente de la quinta de mi tío hasta casi el amanecer. Hubo un motivo más, porque en medio de la ebriedad les comuniqué que según mis averiguaciones, la quinta había cumplido 105 años de construida, y eso, por supuesto, es otra razón para pedirse unas cajas más de cerveza.

Aún así, desperté a hora prudente y una amiga me dijo para ir al concierto. Almorzamos en el patio de comidas del Real Plaza y me dí con la sorpresa de que una monja compró harta comida a pesar de que el Papa Francisco había convocado a un ayuno por la paz en Siria.

Llegamos al concierto cuando se presentaba Psicosis. Posteriormente se presentó El Aire; una banda no muy conocida de la cual mi amiga decía que el vocalista parecía orgasmearse con el micrófono y el baterista tenía un aire al Loco Mayonesa y mostraba expresiones raras en su rostro mientras tocaba. Después de ellos le tocó el turno a Ni Voz Ni Voto, y seguidamente a una tal Ysabel Omega. En ese momento muchos de los asistentes nos retiramos a comer picarones, tacos, hamburguesas, etc, que habían en varios puestos de comida congregados para la ocasión. Incluso fueron los de las hamburguesas vegetarianas que te cobran como si fueran de carne (pinches careros, ojalá desarrollen problemas de nutrición por andar comiendo puras hierbitas .l.). Yo por mi parte comí un kebab, ya que les he agarrado adicción desde que se me ocurrió probar uno en el puesto de los árabes que se ponen afuera de la feria de la avenida 28 de Julio.

La gente, como en todo evento gratuito, era de lo más variopinta. Desde patas con pinta de metaleros, góticos o punkis, hasta wachiturros, keipoperos y algunos últimos remanentes de la emada. Esto último nos sorprendió, porque creíamos que ya se habían extinguido. Por ahí también encontré a mi estimada Rocío, a quien solo encuentro en los conciertos. Ah, y a mi ex agarrando con su enamorado número 54.

Digamos que este concierto es lo único bueno que ha hecho Villarán en los últimos meses. La organización fue muy buena y cada grupo salió a la hora fijada en el cronograma, sin retrasos. Hubo bastantes baños portátiles (ese es uno de los problemas habituales en los conciertos: que no tienes donde descargar el bombín) lo que fue muy positivo, aunque nos ganamos con un baño que se movía mucho y de su interior salieron dos lindas jóvenes con pinta de emos que parece que habían tenido su concierto aparte ¡oiga!

Siguiendo con el concierto, los grupos fueron ordenados (al menos hasta antes de La Nueva Invasión) siguiendo el esquema de "un grupo conocido seguido de uno desconocido y después otro conocido" para que así la gente no se vaya cuando salen los grupos nuevos/caletas y al menos los escuchen por compromiso. Después de Ysabel Omega y su reggae (!) siguió La Nueva Invasión y su fusión caviar style similar a la de La Sarita (ska, punk y chicha, además de un par de instrumentos andinos, para decir que se representa al "nuevo" Perú, como si la "nueva identidad" del país entero consistiera en una mazamorra de elementos "populares y andinos" descontextualizados sumados a lo "urbano y occidental" representado por el rock... pero bueno, sonaba bien y las letras me gustaron). Después de ellos entró Pelo Madueño, eterno invitado a eventos de este tipo y siempre presente en festivales de muchos grupos pero que rara vez hace presentaciones solo, porque no van. Entró en bicicleta al escenario, según él para concientizar sobre el uso del transporte ecológico. Tocó los temas de siempre ("Alma de 80s", "Mala sangre", "No es amor" de la etapa de La Liga del Sueño, etc), además de "Calavera reggaetón" y "Amiga". Con mi acompañante concluimos que Pelo es uno de esos casos de un buen artista (porque canta bien, vive sus canciones en el escenario y tiene buenas composiciones) pero que por algún motivo no pega mucho en el público. Quizá sea su pinta de andar eternamente pastruleado o de "vago, drogo... pero con suerte" (en palabras de mi amiga), lo que hace que el público le haga bullying de silbidos en algunas de sus presentaciones. Pero repito: este me parece un buen artista.

Posteriormente llegaron los más esperados de la noche: Los Saicos. Tocaron un tema llamado "Estoy viejo y enfermo", además de "Camisa de fuerza", "Fugitivo de Alcatraz", "Ana" (gran tema; me sentí casi en los 60s), entre otros, y finalizaron con un megapogo general con "Demolición". Fue inolvidable, una de esas cosas que no se viven así nomás y que algún día contarás a tus hijos. Ah, y cumplí mi sueño de hacer en público aquello que siempre hago en privado: ponerme a hacer pasitos de twist en la parte de "Demolición" donde suena pura guitarra. Aw yeah.

Después llegó la gente de Necropsya, así bien metal, que dicen tener 20 años en la música, y después de ellos, Contracorriente. En ese momento terminé metido en pleno pogo y me desestresé empujando y pateando gente. Fue tan genial. Y mientras tanto un par de "globos-condones" surcaban el firmamento.

No me quedé a ver a Inyectores ni Cuchillazo porque mi amiga también se la había pegado la noche anterior y estábamos cansados.

Los dejo con algunas fotos y un video. Nos vemos en el "Juntos por el rock" del 28. De un tiempo a esta parte los conciertos han vuelto a salir uno tras otro :3

Psicosis.


El baterista de El Aire en pleno orgasmo musical.

Ni Voz Ni Voto.


Ni Voz Ni Voto y los globos-condón.


Mi kebab siendo preparado mientras tocaba Ysabel Omega.


La Nueva Invasión.


Pelo Madueño.


Pelo Madueño en éxtasis musical.


Pelo Madueño, nuevamente.


Los Saicos :D


Los Saicos en plena interpretación.


Nuevamente, Los Saicos.

Necropsya.


Contracorriente.

Contracorriente justo antes de verme envuelto en el pogo.
Video:

Los Saicos - "Camisa de fuerza".