La primavera resuena.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Bebiendo en la ley seca.

El diario El Comercio de hoy nos informaba de que habría apatía general en las elecciones de regidores de mañana. La apatía se fue sintiendo en la reunión de los PITCH Nueva Generación de hoy sábado por la tarde. Es así como dos de los integrantes fuimos enviados de expedición por la ciudad para encontrar algún lugar donde la ley seca fuera seca, o sea, no se cumpliera, por absurda.



Encontramos un lugar, la tienda que esconde una cantina tras sus mostradores y que está en la avenida Tacna, cerca del cruce con el jirón Ica. Tiene cartelitos de "Ley seca" sobre los tragos, pero no se engañen, el tío los vende con la condición de que sean para llevar.

Ya regresamos a nuestro cuartel general de San Isidro ¡que empiece el combate a la apatía como todos los sábados! :D

Y mañana por favor, no voten por Tierra y Dignidad .l.

domingo, 17 de noviembre de 2013

El ránking "Las 90 de Club 90".

Las últimas cuatro madrugadas, Radio Onda Cero estuvo transmitiendo en bloques de dos horas por día el ránking de las 90 mejores canciones de la década de los 90s (o sea la niñez y el inicio de la pubertad de quien esto escribe). Los cuatro días lo escuché y, aunque tiene algunas cosas que criticar (como que no hayan incluido salsa, cumbia, merengue y vallenato, o sea, el ránking está incompleto si no consideran a Adolescent's, Salsa Kids, Salserín, "El baile del perrito", "El santo cachón", "Tu amor fue una mentira" y esos exitazos, pero en fin), creí que podía ser interesante publicarlo, porque sé que aquí hay muchos que al igual que yo siguen prefiriendo la música de antes a la de ahora. El programa "Club 90" se transmite todos los días de 4am a 6am por la emisora mencionada (98.1 FM para los que son de Lima y alrededores).



1. Magneto - "Vuela, vuela".
2. New Kids on the Block - "Step by step".
3. La Bouche - "Be my lover".
4. El Chombo - "Los Cuentos de la Cripta 2".
5. Locomia - "Locovox".
6. Gianluca Grignani - "Mi historia entre tus dedos".
7. Le Click - "Tonight is the night".
8. El General - "Boricua".
9. Christian Meier - "Carreteras mojadas".
10. Gianmarco - "Canción de amor".
11. Éxodo - "Autismo".
12. Kaoma - "Chorando se foi".
13. MC Hammer - "U can't touch this".
14. Ricardo Arjona - "Te conozco".
15. Haddaway - "What is love?".
16. El General y Anaika - "Rica y apretadita".
17. Vilma Palma e Vampiros - "Auto rojo".
18. Vico C - "Me acuerdo".
19. Ragga 2 sunshine - "Jambo, jambo".
20. Natusha - "El meneito".
21. Vanilla Ice - "Ice ice baby".
22. Laura Pausini - "La soledad".
23. Backstreet Boys - "I want it that way" / Jessica Jay - "Casablanca".
24. Los del Río - "Macarena".
25. Soda Stereo - "De música ligera".
26. Celine Dion - "My heart will go on".
27. Freddie Mercury - "Living on my own".
28. Big Boy - "Mis ojos lloran por tí".
29. Jordy Lemoine - "Dur dur d'etre bebe".
30. Magneto - "Para siempre".
31. Afrika Bambaataa - "Feel the vibe".
32. Vico C - "Bomba para afincar".
33. Pedro Suárez-Vértiz - "Cuéntame".
34. Noelia - "Tú".
35. Ace of Base - "The sign".
36. Enanitos Verdes - "Lamento boliviano".
37. Menudo - "Yo quiero bailar reggae".
38. Roxette - "It must have been love".
40. Proyecto Uno - "El tiburón".
41. Los Prisioneros - "Estrechez de corazón".
42. Ilan Chester - "Palabras del alma".
43. Dr. Alban - "No Coke".
44. Maná - "Oye mi amor".
45. Shakira - "Estoy aquí".
46. Gianmarco - "Parte de este juego".
47. Whigfield - "Saturday night".
48. Pablito Ruíz - "Malagueña".
49. Nosequién y los Nosecuántos - "Magdalena".
50. Alejandro Sanz - "Corazón partío".
51. Pato Banton - "Go Pato".
52. Menudo - "Cosmopolitan Girl".
53. Pedro Suárez-Vértiz - "No pensé que era amor".
54. Mr. President - "Coco Jambo".
55. El General - "Muévelo" / Los Mojarras - "Triciclo Perú".
56. Los Fabulosos Cadillacs - "Mal bicho".
57. Alejandra Guzmán - "Yo te esperaba".
58. King África - "El africano".
59. Nosequién y los Nosecuántos - "Las torres".
60. Britney Spears - "Baby one more time".
61. Bon Jovi - "Como yo nadie te ha amado".
62. DJ. Bobo - "Everybody".
63. Gloria Trevi - "Pelo suelto".
64. Los Prisioneros - "Tren al sur".
65. Eros Ramazzotti - "Otra como tú".
66. Las Fieritas - "Tirá para arriba".
67. Pedro Suárez-Vértiz - "Me estoy enamorando".
68. Marta Sánchez - "Desesperada".
69. Cristian Castro - "Nunca voy a olvidarte".
70. Ice MC - "Its a rainy day".
71. Carrapicho - "Tic tic tac".
72. Alejandra Guzmán - "Hacer el amor con otro".
73. Nosequién y los Nosecuántos - "Los patos y las patas".
74. Jimmy Cliff - "Samba reggae".
75. Proyecto Uno - "Está pegao".
76. The Sacados - "Más de lo que te imaginas".
77. Chayanne - "Completamente enamorados".
78. Los Fantasmas del Caribe - "Muchacha triste".
79. Magic Vision - "Na na na".
80. Andrés Calamaro - "Flaca".
81. Jon Secada - "Otro día más sin verte".
82. Technotronic - "Pump up the jam".
83. El General - "Funkete".
84. New Kids on the Block - "Tonight".
85. H2O - "Si esto no es amor".
86. Rebeca - "Duro de pelar".
87. Banda Blanca - "Sopa de caracol".
88. Arena Hash - "Y es que sucede así".
89. Pandora - "Popurrí".
90. Modern Talking - "You're my heart. you're my soul".

sábado, 16 de noviembre de 2013

Cielo 4:05

Corría el año 2002. Era el mes de enero y el Sol quemaba fuerte sobre las arenas de aquel asentamiento humano de cierta ciudad al norte de Lima. Las peculiaridades del terreno hacían que, a pesar de estar a algunos kilómetros, a lo lejos pudiera verse la línea azul del mar, detrás de la carretera Panamericana Norte, repleta de espejismos, y de los campos de cultivo de pepinos y zapallos.

Pepe había vuelto a mentir a su familia. Les dijo que estaría con su prima mayor, la que lo crió por casi dos años, y que vivía en aquella ciudad. Ella se prestó para el engaño, pues a pesar de que Pepe solo tenía 15 años, confiaba en su madurez y lo envidiaba por hacer algo que ella en su adolescencia hubiera querido también realizar: pasar un mes junto a la persona que quería.

La mayoría de las noches, Pepe volvía a casa de su prima, ubicada en el núcleo de la ciudad, nueve kilómetros al sur. Atravesaba los campos de cultivo y tomaba la combi en la carretera o en otras ocasiones se iba caminando mientras pensaba en lo afortunado que estaba siendo. En una ocasión su euforia fue tanta que se puso a correr por el borde de la carretera mientras escuchaba una canción que acababa de redescubrir. Una que hablaba del cielo y que lo hacía sentir extrañamente libre. El problema es que pisó, con sus delgadas zapatillas, una espina que le causó una herida que internamente aún hoy, a once años de esa experiencia, le causa molestias en la planta de su pie izquierdo cuando camina mucho. Alguna marca tenía que dejar aquel verano en él, aún de forma física, para la posteridad.

Pero ¿quién era la persona que lo llevó hasta esos parajes? No fueron los buses que por unos soles lo llevaban desde Fiori, sin pedirle documentos, sino la presencia de una chica de quién estaba ilusionado y que se había ido a pasar el verano con sus padres y hermanos, los que habían llegado de Aguaytía para instalarse en ese asentamiento humano desde meses antes. Llevaban meses de conocerse también y sus padres aprobaban la relación, ya que lo consideraban un buen chico. Él siempre tuvo esa facilidad para hacerse querer por las familias de sus enamoradas, a veces incluso más que por ellas mismas, y esa virtud la mantiene aún hoy.

Fue en ese mes que Pepe aprendió algunas cosas interesantes de la mano de ella. Aprendió que se podía hacer refresco derritiendo marcianos en tazones de agua. Aprendió que aún en la tierra arenosa podían crecer algunas plantas, si se les daba el cuidado adecuado (como en la vida misma). Aprendió que detrás del cerro había un cementerio inca (hoy desaparecido). Aprendió que las mejores historias son las que se cuentan mirando las estrellas por la noche tumbados en la arena y, sobre todo, aprendió que una vida sencilla podía hacer feliz a las personas. Esa fue una enseñanza que nunca olvidó, que puso en práctica y por la cual sería muchas veces criticado, incluso por su propia familia, fuertemente materialista.

Y fue aquella tarde cuando Pepe decidió mostrarle a su querida princesa la canción que había redescubierto y grabado en un cassette. Presionó el play de su walkman Akita, de gran bocina, y los 4:05 minutos de esa gran canción, un año mayor que él, empezaron a sonar.

Oh, pensando en todos nuestros años de juventud 
solo estábamos tú y yo 
éramos jóvenes salvajes y libres. 
Ahora nada puede alejarte de mí 
hemos estado en ese camino antes 
pero eso ha terminado ahora 
me tienes regresando por más.

Nena tú eres todo lo que quiero 
cuando descansas aquí en mis brazos 
encuentro difícil de creer 
estamos en el cielo. 
Y amor es todo lo que necesito 
y lo encontré ahí en tu corazón 
no es muy difícil ver 
estamos en el cielo. 

Oh, por una vez en tu vida encuentras a alguien 
quién pondrá tu mundo al revés 
te levantará cuando te sientas mal. 
Sí, nada podría cambiar 
lo que significas para mí. 
Oh, hay muchas cosas que podría decir 
pero solo abrázame ahora 
porque nuestro amor iluminará el camino. 

En el cielo, cielo...

La canción estaba en inglés y él no sabía su significado, pero había algo sublime en ella que lo hacía sentir bien. Ella tampoco comprendía, pero también se sintió feliz. Quizá no era la canción sino el hecho de que estaban juntos, contemplando uno de los más hermosos atardeceres de su vida. Y decidieron aprovecharlo como nunca, pues sabían que el mes acababa y que no se verían hasta abril. ¿Qué les depararía ese año? Eso no viene al caso.

Lo cierto es que aún años después, él conservaba aquel cassette. Ya maltratado por el tiempo, se convirtió en el testimonio sonoro de los 4:05 minutos más gloriosos de su adolescencia. Un beso selló el preciso momento en que Bryan Adams gritaba con toda la fuerza de sus pulmones la palabra "Heaven" y una frase previa a ese beso fue guardada por ambos en su memoria para siempre.

- ¿Sabes qué es esto?
- Un walkman, dijo ella riéndose.
- No, esto, dijo Pepe, señalándola a ella, al Sol y a todo lo que les rodeaba.
- Este, no.
- Esto, para mí, es el cielo :)

Geográficamente era correcto, ya que la atmósfera termina en el mismo suelo, pero no matemos el feeling. Él se refería a ese momento, a ese instante, a su pequeño pedazo de cielo. Un momento que, aún después de once años, volvió a su mente para salvarlo de una caída y le hizo darse cuenta de que si una vez alcanzó el cielo, podía alcanzarlo, al menos, una vez más.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Los chicos de ahora.

Me encontraba echado en el malecón de Ancón, casi dormido e intentando que el sonido de las olas y el aire cargado de partículas salinas terminen por llevarse los últimos rezagos de la resaca de la noche anterior, cuando en eso un grupo de chiquillos cuya edad promedio debía estar alrededor de los 13 años se sienta a un costado y alcanzo a escuchar algunos breves extractos de su conversación.

- No seas huevón, ese helado no es el de la vez pasada, no es de coco, es de vainilla.
- Calla imbécil, eso no es coco, es semen rallado.
- Jajaja (risas generales).

- Mejor tú pásame mis cosas, mi hermano es un gay que no va a querer dármelas.
- Qué cabrazo.

- ¿Conoces a la flaca que está con ellos? Está rica.
- Claro, es María Alejandra.
- Preséntamela pues.
- Ya, ven.

Es cierto que yo tuve mi primera relación sexual más o menos a esa edad (y algunos de mis conocidos también), pero aún así, la mayoría de chibolos de mi generación (los púberes y adolescentes de inicio de siglo), éramos por lo general bastante menos directos al tratar estos temas. No recuerdo que nadie equiparara un helado de coco con semen rallado, ni que tratara de cabrazo a su hermano (bueno, ahora que recuerdo, eso sí) ni que tuviera esa facilidad para ir pidiendo que le presenten flacas. O quizá sea que mi entorno era bastante tranquilo en esos aspectos. Sea como sea, la generación actual está bastante más precoz que las precedentes, sobre todo en su interés por lo sexual y en los gileos con el sexo opuesto. A los 13 años veíamos de forma caleta "Cueros", el programa porno soft del canal 15 (y previamente, del 33) y nos parecía lo más explícito posible. Los chibolos de ahora (incluso de menos de 13) ven cosas mucho más fuertes. ¿Cómo lo sé? El sobrino de la conviviente de mi padre tiene 12 años y un día se metió a usar la computadora. Cuando se fue, olvidó borrar el historial (algo que parece siempre hacía) y todas (así TODAS) las páginas que había visto eran porno. Y páginas que ni yo conocía. Felizmente las borré, sino mi viejo iba a pensar que era yo el que me había estado jalando la tripa (aunque después le dije lo que había encontrado para que pongan contraseña a la computadora).

Mi profesor de Psicología de la Afectividad y Sexualidad comentaba que hay una guía educativa preparada por las Naciones Unidas (para variar) que se está difundiendo en varios países, incluyendo el nuestro. En ella se dice que se debe enseñar sobre sexualidad a los niños desde los 5 años (con ilustraciones incluidas), con el pretexto de que así sabrán cuidar su cuerpo de los agresores sexuales. El problema es que, además de eso, se produce inquietud por lo sexual desde una edad muy temprana, y si los adolescentes de 15 no están aún preparados para llevar adecuadamente su sexualidad genital ¿qué podemos esperar de los de menos?

Por otro lado, los padres deberían controlar de alguna manera lo que ven sus hijos en internet. Sé que soy un poco conchudo al decir esto, porque en mi casa hubo internet desde que tenía 14 y he visto más porno que si es que no hubiera un mañana y que no me hubiera gustado para nada que mi vieja me botara mi colección del "Kamasutra" del Diario El Chato, pero como digo, eran otros tiempos. No había reggaetón, perrotecas ni fiestas semáforo, no había internet en la inmensa mayoría de hogares, y en suma, no había tanta exaltación de lo sexual en todos lados. Es cierto que todos, llegada cierta edad, tenemos el derecho de usar nuestros órganos sexuales como queramos, pero también se debe enseñar que todo derecho conlleva paralelamente un deber (o responsabilidad). Sino, o terminarán infectados de algo o siendo padres cuando ni siquiera han asimilado totalmente el ser hijos. Y aquí el problema no es tanto para el adolescente, que al fin y al cabo algo podrá hacer por su vida, sino para el nuevo ser, que terminará siendo criado por un par de padres inexpertos que le transmitirán su irresponsabilidad desde la cuna y serán los modelos que seguirá al crecer. Y así es como se perpetúan las cadenas.

Y sobre todas estas cosas, el cielo celeste de la primavera.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Sexualidad a las 7am.

Los días martes y viernes tengo que llegar a las 7am a Los Olivos, a la universidad donde estudio Psicología (y de ahí irme volando a la universidad donde estudio la otra carrera) para llevar el curso de Psicología de la Afectividad y Sexualidad. Ya lo estaba llevando el ciclo pasado pero me retiré, porque lo iba a jalar por llegar tarde. Como comprenderán, no es fácil llegar de un extremo a otro de la ciudad a esas horas, aunque ahora se me hace más fácil porque me acuesto más temprano y me levanto a las 4:30am para escuchar el programa noventero de Onda Cero terminar unos trabajos.

Digamos que el curso concita la atención de los alumnos más que otros cursos. La primera parte trató sobre género (yo lo llamaría "contra-género" o "refutación del enfoque de género" porque la universidad al ser católica está en contra de lo que llaman "ideología de género") y sobre cómo afecta psicológicamente a las personas el tener alguna enfermedad sexual. La parte que ha seguido al segundo examen está referida al amor y enamoramiento y ya sabemos que esos temas emocionan a la juventud y en sí a los seres humanos de todas las edades.

Por cierto, en el segundo examen una de las preguntas de verdadero o falso fue "El fin de la pareja es procrear y poblar la Tierra". Aunque no lo crean, muchos se equivocaron y pusieron verdadero, cuando era evidentemente falso, al menos en su segunda parte. Aunque recordemos a Gengis Khan, de quien leí por ahí que era tan pero tan maestro que la mayor parte de la población de Asia Central desciende actualmente de él. Ídolo.

Bueno, algunas de las cosas que me llamaron la atención fueron:

- Que la persona que está enamorada no se masturba pensando en esa persona, porque no la ve como un simple objeto sexual y al contrario, la ve como alguien a quien respetar y proteger, además de saber, en su fuero interno, que el acto de masturbarse no es moralmente aceptable, por ser un acto egoísta y (inserte aquí las creencias católicas al respecto).

- Que la mujer tiene el cuerpo calloso del cerebro más desarrollado que el hombre, por eso, cuando llega al tope de una discusión de pareja, no se desconecta y puede seguir argumentando e hinconeando al hombre, el cual para ese momento ya se habrá desconectado y como única reacción tendrá o quedarse callado como forma de autocontrol, o agredir o decir algo hiriente. El consejo fue: Mujeres, si ven que el hombre en el clímax de una discusión se queda callado, no lo hinconeen, cállense y esperen 45 minutos para seguir hablando, porque aunque por fuera esté tranquilo, los neurotransmisores de la cólera seguirán actuando por tres cuartos de hora más en su interior y podrá reaccionar inadecuadamente.

- Que las mujeres recuerdan mejor las fechas especiales y sus detalles porque matizan sus recuerdos con emociones, lo que no siempre hacemos los hombres. Entonces, no es que a los hombres nos llegue altamente recordar que el día que se conocieron ella estaba vestida con saco a cuadritos y llevaba moño carmesí, sino que así es la biología y contra eso no se puede ¿entienden? :)

- Que el afecto tiende a disminuir sí o sí con los años, por lo tanto, en lugar de construir relaciones sobre emociones o sentimentalismos, es mejor hacerlo sobre el compromiso. Que la relación de pareja y el respeto sea una decisión, no una emoción, para que así se mantenga aún cuando el afecto inicial baje, generalmente en el tercer o cuarto año.

- Que el preservativo no siempre protege del virus del SIDA, ya que este puede ser más pequeño que las porosidades del material del condón y por lo tanto, te protegerá del chancro, pero no de lo más bravo.

- Que en muchas políticas de salud de diversos Estados, al ver que el reparto de condones y píldoras del día siguiente solo han ocasionado que los jóvenes sientan una falsa seguridad de que nada les pasará y se pongan a follar como si no hubiera un mañana (con ITS y abortos incluidos), ahora promueven la castidad y la fidelidad, recetas desde siempre dadas por las religiones. Por supuesto, quizá solo un Estado (Uganda), profundamente religioso, lo diga en estas palabras específicas. A los demás se les matiza diciendo que se debe "retrasar la edad de inicio sexual y mantener relaciones sexuales monógamas, evitando la promiscuidad y la infidelidad". ¿Caíste en la cuenta de que es lo mismo? ¿Ya ves? El cristianismo tenía razón.

- Que existen algunos métodos naturales interesantes como el Billings, pero que no son promocionados porque a las farmacéuticas les conviene que les compres píldoras caras y condones hasta para inflar globos. Ahora que se ponen a hablar de la abstinencia y bueno, ahí recuerdo a mi amigo Abel cuando me dijo que deseaba nunca haber conocido el amor de pareja porque desde ese momento no vivía tranquilo buscándolo. Yo trasladaría lo mismo al sexo. Considero que, una vez que tienes tu primera relación sexual genital, si esta es agradable, te quedará la inquietud por tener más. Y si no es satisfactoria, igual te quedará la duda de si en la siguiente te puede ir bien. Es mi posición, mi profesor no estaría para nada de acuerdo, pero bueno, este es mi blog.

- Que los provida no dicen embarazo no deseado sino embarazo inoportuno. El profesor dice que no hay mujer que en el fondo no desee tener hijos, aunque yo no estaría tan de acuerdo, sobretodo en estas épocas. Pero sí le doy la razón en ello de que el mayor temor de una mujer embarazada en la adolescencia no es el ser madre, sino la reacción de su entorno. Y ahí entra el papel de los adultos (padres, parientes, amigos y sociedad en general). En lugar de reprochar, insultar, agredir y de paso, querer mandar matar al enamorado, podrían apoyar, que ya suficiente carga tiene su hija siendo mamá cuando ni siquiera termina de ser fan de Justin Bieber (léase: madurar). En esto conozco un caso cercano: una amiga que va a ser madre a los 18 años. Me parece admirable la reacción de su familia y la de la familia de su enamorado: en lugar de entorpecer las cosas gritando, llorando y agrediendo, se han mostrado prestos a ayudar en el cuidado del bebé y para que ambos muchachos puedan terminar sus carreras. ¡Esos son los padres que valen, carajo!

- Que los proaborto evitan que la madre vea, por ejemplo, ecografías del bebé en formación y evitan mencionar que se trata de un embrión humano, reemplazando el término por cosas como "producto del embarazo" (¿un embarazo humano puede producir algo diferente a un ser humano?) o "interrupción del embarazo" o peor aún, a la mujer que quiere abortar se le denomina "mujer que disiente del papel de ser madre". Se juega mucho con el lenguaje y con los eufemismos, pero la realidad es la misma. Otra cosa es que la quieran dulcificar para hacerla pasar desapercibida y para chantártela en la próxima ley venida con el auspicio de las Naciones Unidas.

- Que vivimos en una época del todo vale y donde parece tomarse por agresión el decir que algo es moralmente malo o que lo social y el "yo quiero ser esto" no siempre puede primar sobre la realidad biológica. Se quiere quedar bonito con todos, excepto con los que quieren seguir con los pensamientos tradicionales, porque se quiere equiparar lo "tradicional" con lo "malo". Ahí sí los promotores de la "tolerancia" se olvidan de esta, ya que solo la utilizan cuando es para conseguir sus fines, no siempre convenientes para la sociedad en su conjunto.

lunes, 4 de noviembre de 2013

La vida y la muerte cruzándose en El Sauce.

Son varias las cosas que aún no tengo en claro, entre ellas si el cementerio se llama "El Sauce" o "Los Sauces". Ambas denominaciones se entrecruzan en diálogos y señalizaciones, lo mismo que los nichos que trepan los cerros con las casas de las invasiones allá arriba, o como la muerte y la vida en sus terrales en el Día de los Muertos.

Tomamos el carro en el Metro de La Hacienda (o Metro de San Juan de Lurigancho para los que somos foráneos). Habían colectivos que te llevaban por un sol, y es que el cementerio no está demasiado lejos de la avenida principal. En el trayecto iba recordando la primera vez que escuché algo sobre el sitio: fue a finales de 2008 cuando un asustado taxista llamó al programa "Viaje a otra dimensión" del Dr. Anthony Choy a contar cómo había tenido un encuentro paranormal en una noche en la que llevó a una habitante del asentamiento humano contiguo hasta su casa. La historia fue elegida como la más terrorífica de ese año por el programa. Posteriormente llegarían los testimonios del guardián y de los vecinos que aseguraban haber visto extrañas presencias especialmente en la zona donde están enterrados los bebés.

Pero sigamos con el recorrido.

Okei no.
Lo primero que observamos en las calles cercanas fue la presencia de vendedores de todos los tipos, así como gente bebiendo licor y haciendo pachamancas con piedras y ladrillos en los exteriores de varias casas. Aunque lo más interesante fue encontrar a Los Elegantes de la Cumbia de Luchito Asencio (chapa tu radio y sintoniza la pirataza Sabor 106.7 si es que vives en SJL, el Rímac o el Cercado) presentándose gratis en una casa a medio construir.

¡Sabor!
Las calles repletas.
Pachamanca urbana.
Entrando a El Sauce.
Nótese el asentamiento humano que está sobre el mismo cerro que los nichos.
Ya dentro de El Sauce (dicho sea de paso, el segundo cementerio más grande de Lima después del de Nueva Esperanza) todo se ponía más sabrosón. Era la anarquía total. Gente trepada en los nichos para colocar velas. Gente bebiendo cajas y cajas de cerveza, acompañados de bandas de música del centro, del sur o del norte, e incluso danzantes de tijeras. Tumbas medio destruidas. Una cruz tirada sobre la tierra. Gente orinando detrás de las tumbas más escondidas. Velas, comida, bailes, familias de todas las procedencias, gente que hablaba en quechua cuando tomaba, parlantes, fotos y más trago.

Me gustó.

¡Qué chucha miras!

No desaparece aquello que muere, solo lo que se olvida.

Cheleando hasta pasar a mejor vida.

Aunque parezca olvidada, alguien dejó flores en aquella tumba.





Yo también quisiera que me entierren en un mausoleo en forma de iglesia.

Tumba de miembros de los Israelitas del Nuevo Pacto Universal.

Con ritmo.


Desde lo alto.

Y llegó la noche.
Algunas familias quizá se hayan amanecido junto a las tumbas de sus seres queridos. Lo cierto es que a las 7pm aún eran muchos los que conversaban, oraban, tomaban, etc, y se notaba que tenían para rato. Fue una experiencia muy interesante y totalmente diferente a otros cementerios como Parque del Recuerdo donde no te permiten dejarle al muerto ni un caramelo ni ponerle canciones así sean instrumentales. Eso no es un cementerio. Allí la gente no puede expresarse en lo más mínimo ni darle un poco de vida a aquellos que ya pasaron a una vida mucho mejor, como en El Sauce.