La primavera resuena.

martes, 31 de diciembre de 2013

Recuento de fin de año 2013.

Y aquí estamos (plural mayestático) ubicados desde lo más alto del Cercado de Lima, para llegar con gran potencia a todos los cerros cercanos y también a los que están trabajando abnegadamente a pesar de ser feriado, ya sea que estén pelando cables robados a unas cuadras y vendiendo el celular que te quitaron en Malvinas y para todo ese selecto público de refinados gustos es que aquí tenemos el reeeecueeentooo.

(¡Bravo! ¡Aw yeah! ¡Ídolo! ¡Ahhhh!).

(Vuela un sostén amarillo y la gente lanza gritos de júbilo).

(Ok, basta).

Bueno, este año ha sido el segundo que he tenido con un balance marcadamente positivo después de buen tiempo. Me encuentro pasando por una bonita etapa en lo sentimental y he afianzado la amistad con mis verdaderos amigos, así como he aprendido a que no me importe quienes no lo son en realidad (y he enfrentado a algun@s hipócritas, lo de "Tolerancio" no es solo un personaje para el blog). Ha sido un año de esfuerzo en lo académico, de playa, de recorridos urbanos debido al cambio de domicilio de mi señor padre, de refuerzo de lo espiritual, de viajes a mitad de año. Un año en definitiva, que me ha dejado bastante satisfecho. Un año en el que muchos me dijeron que los ayudé, aún sin proponérmelo, y en el que sentí que las personas que menos imaginé fueron quienes me dieron su ayuda cuando más lo necesitaba.

Ví lluvias de estrellas fugaces durante dos días seguidos. Observé la Vía Láctea con una nitidez mayor de lo que creí posible para mis míopes ojos, oré en la punta de un cerro hasta que casi me dió hipotermia, asistí a una vigilia ovni, conocí a quien creo que es mi alma gemela, recorrí las alturas andinas en un camión mientras escuchaba rock en español, comprobé que la distancia no destruye sino que incluso construye y fortalece cuando tu relación sentimental y tus relaciones amicales están construidas sobre bases sólidas.

Conocí nuevos lugares, nuevas personas y nuevas civilizaciones y sentí que llegué hasta donde nunca antes había llegado (Star Trek style).

Me sentí parte de grupos. Me sentí importante para varias personas y ellas también pasaron a formar parte importante de mi vida.

Confié en personas y estas me devolvieron la confianza con creces. En esto le quiero dar gracias principalmente a mi enamorada que día a día me da lecciones al respecto con su sencillez y cariño, estemos lejos o estemos cerca.

Pero bueno, vamos con un pequeño ránking musical. Es pequeño porque este año he estado más con canciones de años anteriores que con canciones de este año y bueno, es un ránking completamente personal, no he hecho encuestas y ni siquiera he escuchado los ránkings de fin de año de la radio porque estuve en la rica Costa Verde con una gentita.

10. Marc Anthony - Vivir mi vida.
9. Michel Robles / Josimar y su Yambú - Lo que un día fue, no será.
8. Prince Royce - Darte un beso.
7. Kanaku y El Tigre - Bicicleta.
6. Carlos Vives - Volví a nacer.
5. Corazón Serrano - Díganle.
4. DJ Peligro y Las Vengadoras - Soy soltera. 
3. Corazón Serrano - Mi corazón está llorando.
2. Dread Mar I - Árbol sin hojas.
1. Reik - Creo en tí.

Y bueno, me uno a Time y también creo que la figura del año fue el Papa Francisco. Y me uno también al artículo "La excepcional figura de Francisco" del Financial Times. Ah, y me uno a La República que publicó que el grupo del año es Corazón Serrano. Y para mí, el artista revelación es Kanaku y El Tigre que logró el milagro de que después de muchos años Radio Oasis pusiera una canción y un artista nuevo en su monótona programación. En las radios piratas de la capital, la música cajamarquina imperó y Los Alegres de Bambamarca sonaron con su éxito "No llama".

Saludos a todos y que este 2014 todo les vaya lindi boni como los ponys. No se embriaguen mucho, me voy a celebrar en el rico Tahuantinsuyo.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Minería urbana y la inseguridad de fin de año en Lima.

"Por la casa de mi viejo extraen cobre" y no, esta afirmación no corresponde a algún pueblo de la serranía peruana, mi viejo no vive al lado de Antamina ni Toquepala, ni tampoco es que hayan descubierto una veta debajo del cerro San Cristóbal, no, sino que en la cuadra 5 del jirón Tayacaja, a plena luz del día, los 7 días de la semana, llegan carros cargados de cables de todo tipo, los que son cortados y abiertos en plena pista, para luego llevarse el cobre a una casa semiderrumbada donde parece que existe un almacén clandestino de dichos materiales. Media cuadra más allá se encuentra una tienda que en su exterior anuncia que se compra cobre. Pero ¿no es ilógico que una tienda anuncie eso estando tan lejos de los centros de producción minera, en el mismo centro de la capital? ¿No les llama la atención a las autoridades cuya comisaría del sector está a solo dos cuadras?

Lo más jodido del caso es que el sábado pasado ví a un policía de la comisaría de Monserrate, parado comiendo un marciano y observando cómo descargaban los cables que tenían toda la pinta de haber sido cortados de algún poste. Así, mientras algunos vecinos se habrán quedado sin luz al otro lado de la ciudad, el policía prácticamente cuidaba a estos laboriosos angelitos, cuyo trabajo por cierto, obstruye el libre tránsito durante buena parte del día, además de dejar al final del día toda la calle llena de desechos plásticos, como si ya no fuera suficiente con los carritos sangucheros de un depósito cercano que son estacionados en plena pista o con los fumones que se ponen en la esquina con Huancavelica y que hacen de aquella calle un tranquilo lugar como para pasear en familia mientras juegas con tu smartphone.

El aumento del precio de este metal a nivel mundial, está haciendo que el problema del robo de cables no sea solo patrimonio cultural peruano. La foto que acompaña a estas líneas corresponde a un ladrón que murió fulminado por intentar robar cables en Yucatán, México. Y también hay noticias de Francia e Italia, donde roban los cables de los ferrocarriles. Pero volviendo a Lima, es el colmo que esto siga ocurriendo. Todos sabemos dónde están los lugares en donde venden el cobre y donde parten los cables, bastaría una simple intervención en esos sitios para empezar a enfrentar el problema. Hace unos meses salió un reportaje en el que incluso se veía cómo se robaban las tapas de las alcantarillas en el Callao para fundirlas. Hay cámaras de seguridad, y si están ahí es porque las autoridades saben que son zonas donde se cometen delitos, pero no tienen los huevos para enfrentarlos, como si las cámaras van a dispararle al ratero para impedirle que robe.

Ahora, pasando a otro tema, acabo de ser testigo de un robo utilizando la técnica de la llave (así se me ocurrió denominarla). Ocurrió a media cuadra de donde están los esforzados mineros urbanos, en Emancipación, cerca a la plaza Ramón Castilla. Una mujer hizo como que se le caía una llave (en realidad era bastante evidente que la tiró) y un hombre quiso dárselas de ser todo un caballerito y se agachó para recogerla. En ese momento un tipo que estaba apoyado en la pared cercana, aparentemente descansando, se acercó corriendo, lo empujó y le quitó algo, no sé si el celular.

Otro robo del que he sido testigo ocurrió el sábado a bordo de uno de los buses que regresan de Ancón hacia Lima (Acho-Huanta-Gamarra), transportando a toda la gente playera. Eran tres tipos que se ubicaron estratégicamente separados en el bus cuando este se llenó. Esperaron a que un señor saque su celular y cuando se hallaba más distraído y al grito de "¡Trae conchetumare!" le quitaron el celular y bajaron corriendo cuando el bus se encontraba detenido y con la puerta abierta, por Zapallal. Pero solo dos de los rateros se fueron, el tercero se quedó en el bus e intentó robar otro celular, pero la gente ya estaba alerta y lo agarraron a patadas y así lo sacaron del bus. Qué linda es la justicia popular que no se anda con respetos con esos hijos de puta.

Bueno, eso fue todo por hoy. Blessings for you.

domingo, 29 de diciembre de 2013

La santa inocencia.

El día de ayer fue el llamado "Día de los Inocentes". Y pasó lo mismo que en otros años, aunque ya menos. Al menos los diarios ya no publican que "Susy Díaz murió" o que "cayó un ovni en Pasamayo" con foto incluida, como hasta hace unos años. Eso sí, la gente jugándose bromas, publicando en las redes sociales que están embarazadas, que se van a casar o que les salió un viaje del que retornarán después de varios años, para pasado el mediodía desmentirlo y decir que "caíste por inocente". Porque de un tiempo a esta parte, la palabra inocente ha pasado a ser sinónimo de estúpido y tomar una connotación negativa (por más que su significado va desde "alma limpia de culpa" hasta "sencillez" en el diccionario de la RAE y no se registran connotaciones negativas en ninguna de las acepciones). Cuando alguien no entiende un chiste le dicen "qué inocente eres" con el mismo tono de voz con el que dirías "te falta crecer para que conozcas mundo y seas menos estúpido".

Ayer fuí a la playa con una amiga y ella también se lamentaba de ser tan "inocente" y decía que quería dejar de serlo. Su solución: Asistir cada vez a más fiestas, tomar (está que toma como si no hubiera un mañana y hasta hace solo un año era abstemia y me veía como un malogrado por tomarme uno o dos vasos de vez en cuando) y por ahí uno que otro gileo. Una vaina esta época donde lo malo ha pasado a ser "bueno" y viceversa, o peor aún, ni malo ni bueno sino "relativo", no vaya a ser que alguien se sienta culpable o se hiera alguna delicada susceptibilidad.

Pero el verdadero nombre de este día no es "Día de los Inocentes" sino "Día de los Santos Inocentes", una festividad católica en la que se recuerda a los niños que Herodes ordenó asesinar para deshacerse de un futuro "Rey de los judíos", cuando le informaron que había nacido Jesús. Es así una fiesta donde conmemoramos las muertes infantiles, que se dan hasta nuestros días, no solo cuando se asesinan niños en una u otra circunstancia (trabajos forzados, víctimas de la explotación sexual, maltrato familiar o países como China e India donde se dejan bebes de sexo femenino abandonadas en basurales porque solo les es "útil" para el trabajo del campo tener varones), sino también a las víctimas del aborto, cuya única diferencia con un niño recién nacido es que se encuentran en una fase anterior del desarrollo y que mientras el recién nacido ya está fuera del vientre de la madre, el otro niño aún se está formando, y si le das el tiempo requerido por la naturaleza, también saldrá al exterior.

Si alguien mata a un recién nacido, nadie dudaría de que se trata de un asesinato. ¿Por qué el trato es distinto cuando se mata a un bebé de uno, tres o incluso siete meses de gestación en el vientre materno? Solo le faltan días o meses para llegar al estado de "recién nacido". Existen fotos de abortos donde al lado del forceps que los destrozó se muestran claramente las imágenes de las piernas, brazos y cráneo totalmente formado de un ser humano tal como nosotros fuimos hace algunas décadas atrás. No se trata de un "producto del embarazo" o un "conjunto de células" como propugnan las abortistas igualándolo a un tumor, ni tampoco un "parásito que la explota" como sostenía Simone de Beauvoir, ídola de las feministas, a menos que aceptemos que ellas también fueron pequeños parásitos a los que en mala hora se dejó vivir.

Después de todo ¿qué otra cosa puede producir el vientre materno si no es un nuevo ser humano? ¿produce animales o piedras? ¿no será que no dicen explícitamente que se trata de seres humanos en formación porque les duele en la conciencia el saber, muy en el fondo; que están defendiendo un asesinato?

Y hablando de animales, seguramente las feministas, que casi siempre van de la mano de los "animalistas", "activistas del veganismo" y otros hippies modernos, considerarían un gran crimen ecológico que alguien haga abortar a un panda o un bonobo, pero cuando se trata de un ser humano, su autoodio los hace ver solo un conjunto de células sacrificadas en nombre de la "libertad" de la mujer. A más abortos, más "libres". Cuando planteé esto en un foro de internet, un iluminado y sapiente animalista me dijo que "no era lo mismo, porque humanos hay muchos y pandas hay poquitos". O sea que a la mierda la dignidad que tiene cada ser humano solo por serlo, ahora resulta que somos simples números prescindibles y si hay muchos se justifica que mueran algunos porque tenemos otros de repuesto.

Se dice que el bebé en formación es totalmente dependiente de la madre y por eso es parte de su cuerpo y se puede prescindir de él. Pero ¿acaso los recién nacidos y los bebés de 1, 2 o 3 años no son también totalmente dependientes de la madre? Dependen de su leche y su protección, el padre no les puede dar de lactar y si los dejas abandonados en un bosque, no se van a alimentar por sí mismos como ocurriría con una cría de gato o perro (y que conste que yo amo a esos dos animales). La cría del ser humano es una de las más indefensas de la naturaleza, y aún así, es la más odiada, la más cuestionada, la más minimizada y la que más atropellos sufre. Más triste es la situación cuando nos damos cuenta que pudieron hacer lo mismo con nosotros cuando éramos niños y que a pesar de que nuestros valientes padres optaron por darnos la vida, ahora muchos luchen porque otros no tengan la misma oportunidad. No solo es que la vaca no se acuerda cuando fue ternera. Es algo más triste: es autoodio.

El bebé en formación no es parte de la madre, tiene un código genético distinto. Si a ese feto destrozado que botaron a la basura después de que abortes le sacaran una prueba de ADN, no saldría el mismo que tú tienes, no lo confundirían contigo. ¿Qué otra prueba quieres de que no es parte de tí? ¿O tu brazo tiene un código genético distinto al de tu monte de Venus?

Se dice que estamos muy sobrepoblados, pero se olvidan que buena parte del porcentaje de la población africana (la que supuestamente crece más) no alcanzará a dejar descendencia porque el SIDA hace estragos entre ellos y mueren a corta edad. Se olvidan que en China la población se hubiera reducido a la mitad si se continuaba con la recientemente disminuida política del hijo único, sin contar con los abortos de bebés MUJERES, asesinadas porque "ser mujer no es útil", muchas veces por iniciativa de sus propias madres, otras MUJERES. Se olvidan de que Europa se ha convertido en un continente envejecido y con tasa de crecimiento poblacional negativo gracias a los millones de abortos cometidos cada año. ¿Y qué trae esto como consecuencia? Que los inmigrantes, en su mayoría musulmanes que no se comen el autoodio occidental, sean quienes con sus familias numerosas terminen causando una sustitución poblacional a mediano plazo, como decía cierto político argelino que se ufanaba de que Europa sería islámica gracias a los vientres de sus mujeres, y ya las quiero ver bien ateas y abortando en nombre de la libertad en un país con 50% de población musulmana y en buena parte radicalizada. Parece que en Rusia ya se dieron cuenta y en España van empezando, pero cuando hace unos días se hizo más restrictiva la ley del aborto en este último país, las abortistas se apenaron porque se trataba de un "retroceso en la lucha por la libertad". O sea que dejar vivir a más personas es un "retroceso". ¿Qué tal si les meten un balazo en la cabeza y después festejamos que somos más libres porque hay una humana menos?

Se dice que la mujer que es violada es doblemente violentada al ser obligada a tener un hijo que no quiso. Oye, aguanta mamita ¿sabes cuántos de aquí fueron hijos no deseados, pero que sus padres los dejaron vivir y al final terminaron amándolos y protegiéndolos más que a sí mismos? ¿Sabes que nadie aborta cantando de la felicidad y que ese proceso constituye una segunda afrenta al cuerpo de la mujer? ¿Sabes que hasta algo tan "inocente" como la píldora del día siguiente ocasiona, por lo menos, desbalances hormonales en la mujer, que no es precisamente que le den satisfacción? Por último ¿sabes que es mucho menos dañino parir y dar en adopción al hijo y que hay harta gente aquí y en la abortiva Europa esperando poder adoptar porque son estériles y que esto muchas veces (¡oh sorpresa!) fue causado por continuados abortos o ingestión continua de píldoras abortivas? ¿Es justo y nos hace más "libres" que mientras los violadores están chupando en alguna cantina, quien pague con su vida ese crimen no sea ese desgraciado sino un niño en gestación que no tuvo arte ni parte en ese delito?

Y antes que me olvide: te informo que también hay muchos casos de mujeres que terminaron viendo en su hijo (independientemente de que fuera fruto de una violación) como un motivo más para vivir. Recomiendan que cuando una mujer quiere dar a luz y dar en adopción, no vea al bebé que está trayendo al mundo ni le ponga nombre ¿Por qué? Porque si lo hace aflorará su instinto materno y no querrá dejarlo ir o se sentirá mal al hacerlo. Eso es muy propio de las mujeres, las identifica, es parte de su ser y mutilarlo sería una afrenta contra su propia naturaleza. Señoritas feministas, el instinto materno no lo tenemos los hombres, y ya que respetan más la vida de los animales que la de los humanos, pónganse observar a la gata cuando pare: basta que vea a sus crías y ya no se quiere despegar de ellas, así no coma, así no beba. Pero ya se ve que los humanos somos menos que animales, un "cáncer para el planeta", dirían algunos.

Se dice que el aborto eugenésico es necesario cuando se trata de bebés inviables (anencefálicos, por ejemplo) o con serias taras que solo constituirían "una carga para la sociedad". En lo primero estaría de acuerdo, si no fuera porque las ecografías y diagnósticos médicos no son siempre fiables y leí el caso de un supuesto "bebé que iba a nacer con dos cabezas" y que cuando nació resultaron siendo gemelos, solo que el médico era medio idiota. Y sobre lo de las serias taras, bueno... ¿entonces por qué nos escandalizamos con que en Esparta se desbarrancaba a los recién nacidos "fallados" o que en la Alemania nazi se ejecutaba a los "débiles mentales" y personas con síndrome de Down? ¡Eran unos hombres libres y adelantados a su tiempo! ¿Nos vamos a poner a asesinar también a los cojos, mancos, ciegos y sordos para que no sean "cargas sociales"? Ojo que todos somos discapacitados de algo, yo soy míope y seguro que muchas feministas se ven bien coquetas con sus lentes de botella. ¿Nos vamos al matadero ya?

Se dice que "aborto legal y gratuito para no morir". Al aborto se le considera parte de la "salud reproductiva". Ah, qué interesante. ¿Han escuchado hablar del síndrome post-aborto? Sí, sí, ese que se da también en los países donde el aborto es legal. ¿Qué prefieren? ¿Una mujer que por nueve meses tenga un bebé a raíz de una violación o de una noche de "libertades en la disco" o una que de por vida se viva lamentando, asistiendo al psiquiatra y quizá suicidándose por continuamente preguntarse "qué hubiera sido sí" y llevar la culpa de haber asesinado a su hijo? Conozco casos de chicas que han abortado y no es que después la vida les haya sonreído y hayan sido, digamos, más libres que el común de los mortales.

La mayoría de las que defienden el aborto, nunca han abortado y luego dicen que otros hablamos "de lo que no sabemos". No, amiga, no necesito fumar pasta básica para saber que es mala, por ponerte un ejemplo para dummies. Y tener vagina no te hace poseedora de la verdad, como a mí tampoco el tener pene. Somos parte de una misma humanidad y seguro me considerarías un cobarde si dejase de defender a una mujer que estuviese siendo golpeada escudándome en que yo "soy hombre, no mujer". Ok, aplica lo mismo aquí.

A propósito de lo inmediatamente anterior: se dice que los que somos hombres no debemos opinar porque es "cosa de mujeres" y que jamás lo vamos a entender porque no tenemos útero y si nos violan mil veces no vamos a terminar gestando (perdón... con "productos del embarazo"). Oígame señorita, pero las feministas se ponen a opinar y hasta organizan foros sobre temas como la "deconstrucción de la masculinidad" y la homosexualidad masculina y deberían callarse entonces, porque esas son "cosas de hombres" y ustedes jamás van a tener un pene y testosterona para entenderlo. Convenientemente se olvidan que todos los seres humanos, hombres y mujeres (porque no somos dos especies distintas, como a veces parecen creer) nacemos siempre de una madre, porque hasta el "varón que dió a luz" hace unos días puede tener barba por la testosterona artificialmente inyectada, pero sigue siendo mujer con todo su sistema reproductor funcionando. Todos tenemos madres y así como las defenderíamos frente a un ataque sin necesidad de ser mujeres para hacerlo, también podemos defender a las futuras mujeres que están por nacer y que encuentran la tumba en el cuerpo de su procreadora, porque sí, parece que muchas feministas-abortistas-defensorasdelamujer parecen "olvidarse" de que muchos de esos "productos" cuya muerte defienden podrían haber llegado a ser futuras mujeres como ellas.


martes, 24 de diciembre de 2013

La Navidad y mis reflexiones cuando llega esta fecha.

Mientras escribo esto, las campanas suenan en la iglesia que está aquí, a media cuadra. Me acerco a la ventana y observo la parte alta de sus cruces. En breve, muchas personas acudirán a la llamada "Misa de Gallo" y me pregunto: "¿Es eso lo que quería Jesús?".

No es una crítica (de momento), es solo una pregunta.

Obviamente, al ser omnisciente, Dios sabía cómo iba a ser el devenir de la obra dejada por su Hijo. Sabía que sus seguidores caerían en el muy humano error de interpretar y reinterpretar las cosas hasta crear toda una maraña de tradiciones, fechas, rituales e instituciones que poco a poco terminarían sepultando el significado original de las cosas. Una de las cosas que no me gustaba del catolicismo es que todo depende del Papa. Si alguien quiere una interpretación "auténtica" de las Escrituras tiene que ser la que el Papa y sus cardenales digan. Pero por otro lado, caer en la "libre interpretación" total llevaría (y ha llevado) a la formación de miles de "iglesias", cada una supuesta portadora de la "sana doctrina", en oposición a la "mala doctrina" de la iglesia de enfrente. Y así es como, por ejemplo, para algunos la Navidad es una fecha importante y para otros no debería ser celebrada "porque Jesús no lo mandó". En ese segundo grupo están mi padre y su familia y es por eso que en estas fechas no puedo estar con ellos porque prefieren irse a dormir antes que soportar la bulla y las luces de los que para ellos son "apóstatas de la cristiandad".

En mi familia materna la cosa tampoco es mucho mejor. Celebran la Navidad pero se desesperan si es que el Nacimiento no está preparado a la medianoche. Armar el Nacimiento ya no tiene lo religioso como sentido único, sino también el recordar a los parientes ya fallecidos que instituyeron esa tradición familiar y las "épocas mejores", con lamento incluido. No es que no comparta la tradición de armar el "belén", pero no me gusta ser dependiente de la misma y pelearme con otro pariente solo porque a este le desespera que las bolas no estén puestas en su lugar a la medianoche. Nunca he perdido de vista que el verdadero Nacimiento ocurrió hace más de 2.000 años y que lo de ahora es una simple representación. Bonita, familiar, artística, nostálgica... pero representación al fin. Y nadie se muere por una representación más o menos. Sea con chispita o sea con mamarrata, Jesús no nace en el pesebre de tu sala, sino que ya nació y vive en tu corazón desde el día en que lo aceptas y sientes que brilla su esperanza.

Lo último no quiere decir que minimice los "belenes". De hecho, voy todos los años a ver el que arman en la Iglesia de La Merced. Y este año me parece que han habido más belenes y más árboles de Navidad en las calles y patios que en años anteriores, aunque puede ser que solo sea que he estado más atento. De hecho, al ver el cartel que convocaba a un rosario grupal, así como las luces, coronas y adornos en todas (así, TODAS) las casas de la muy católica y tradicional quinta donde vive mi padre (excepto en su casa) tuve un primer momento de nostalgia hace unos días.

Es cierto que la Navidad se instituyó para recordar el nacimiento de Jesús, en eso sigo pensando igual que hace unos años, pero he cambiado en lo que respecta a mis anteriores críticas a que este día sea visto como el día del "amor", la "fraternidad", "la amistad" y esas cosas. Las veía como "motivos" que sepultaban el Motivo verdadero de la fiesta. Como invitados que hacían dejar olvidado al cumpleañero. Pero después, al darme cuenta de que yo también echaba de menos esas mesas anteriormente llenas y esos saludos y tarjetas de otros años, acepté que no está del todo mal: son simplemente emanaciones del Amor, que es al final la naturaleza de Dios. Solo que en estas épocas algunas personas temen mencionar a Dios para no ser tildados de raros o anticuados y resulta mucho más fácil no referirse al árbol sino a sus frutos que a todos nos gustan, precisamente el amor, la amistad, el perdón, etc.

Tan importante es la fecha que a medianoche recordamos, que es la fiesta más celebrada por la humanidad. Tan fuerte es su significado que mientras aquí hay gente que reniega, se burla o hasta la quisiera suprimir, en otros lugares hay quienes ponen en juego su vida para celebrarla, a escondidas, bajo regímenes anticristianos o en medio de guerras de etnia y fe. Quizá en nuestros países muchos confundan "Cristo" con "iglesias y jerarquías cristianas" y "Navidad" con "Papa Noel" o "Coca Cola", pero en los países donde realmente la gente se la juega, vive y muere por su fe, es donde verdaderamente han conservado el significado del nacimiento del Salvador, como algo que les da una razón para vivir e incluso para no temer poner en riesgo su vida y decir sin temor: "sí, yo soy cristiano".

No importa si Jesús nació el 25 de diciembre (Iglesia Católica, protestantes y ciertas iglesias ortodoxas), el 6 de enero (armenios), el 7 de enero (ortodoxos y coptos) o en una fecha que nunca descubramos. Lo importante es tener siempre en cuenta el verdadero significado de amor y esperanza emanado del nacimiento de Jesús, algo que le dió, le da y le dará sentido a muchas vidas en los más diferentes contextos y lugares: desde el centro de una ciudad hasta las arenas de un desierto. Ese, creo yo, es el verdadero milagro y espíritu vivo de la Navidad, y no un viejo barbón, un reno de Disney o la letra de algún villancico.

En fin, ¡Que tengan ustedes una Feliz Navidad!

Cristianos de Medio Oriente, los descendientes de los primeros discípulos. Aunque les sea difícil, no dejan de celebrar la Navidad.
La Navidad ya empezó en la Iglesia Melquita de San Elías en Elfia, Palestina.
Árbol y decoración navideña en el distrito de Barranco, Lima, Perú.
Entrada al lugar en el que, según la tradición, nació Jesús. Basílica de la Natividad, Israel.
Decoración navideña en la Plaza Mayor de Lima, Perú.
La decoración navideña de los vecinos, vista desde arriba. Nótese la urna que alberga la imagen del Niño Jesús. Hay tres de ellas en la quinta y están puestas todo el año.
Nacimiento en la Iglesia de la Merced, Lima.
Nacimiento en la Iglesia de las Nazarenas, Lima. Además del Misterio, incluye representaciones de distintos pasajes de la vida pública de Jesús.
La Navidad en Belén, 2000 años después :)

sábado, 21 de diciembre de 2013

"Un cuerpo ambulante" o la muestra blasfema.

blasfemia.
(Del lat. blasphemĭa, y este del gr. βλασφημία).
1. f. Palabra injuriosa contra Dios, la Virgen o los santos.
2. f. Palabra gravemente injuriosa contra alguien.

Desde hace algunos días se encuentra expuesta, en parte en el Museo de Arte de Lima y en parte en el Centro Cultural de España, la muestra "Un cuerpo ambulante", producida por el Grupo Chaclacayo, la cual intenta hacer eso que se ha venido en llamar "arte moderno" y que muchos no comprendemos, dudo que por falta de capacidad. En verdad no es que no lo comprendamos sino que creo que somos muchas las personas que aún consideramos que dentro de una misma palabra (arte) no pueden estar de igual forma comprendidos tanto los frescos de la Capilla Sixtina como el "diablito" de Tola en el malecón de Miraflores o cualquier fotografía o pintura mal hecha de penes, vaginas o culos que si no las entiendes te dicen que es por "falta de sensibilidad" o porque "no te has puesto en el contexto del autor para interpretar su filosófico mensaje".

Me disculparán pero para mí, esas son huevadas. No necesito aplaudir cualquier estupidez expuesta en una calle o en un museo, así sea de pésimo gusto o calidad, para sentirme parte de una élite de intelectuales.

El verdadero arte ya se ganó su lugar en la historia, sin necesidad de ofender para lograrlo. Mamarrachos como estos solo quedarán en la memoria de sus iluminados creadores. Tampoco me interesa ahondar en la justificación de la obra, porque creo que nada justifica ofender a los demás. La gente también transmite mensajes positivos de muchas otras formas y si todas incluyeran burlarse de las creencias del prójimo, el mundo estaría bastante más fregado y conflictivo de lo que ya es.

Ahora, el ver caca, culo, pedo, pis (misma producción de Chabelos), no me ofende en sí, porque todos esos elementos son parte de la naturaleza humana (sonó tan bonito) sino las reiteradas ofensas de parte de ciertos grupos hacia la religión. Tampoco me importa si creen o no, cada quién es libre de creer en algún santo, en la piedra o no creer en nada, pero los creyentes cristianos no andamos haciendo muestras de arte caricaturizando ateos ni pretendemos matarlos o perseguirlos, como sí hace el islam, por ejemplo, pero contra el islam nada, contra el judaísmo tampoco, menos contra las religiones tradicionales africanas. Porque si no lo hacen contra el islam es por cobardía, porque temen terminar con una bomba en sus casas (lo que en mis momentos de santa ira me parecería bien, a ver si así escarmientan), es decir, son cobardes, solo se meten con quienes no les vamos a dejar cercenado un miembro ni azotarlos. No se meten con los judíos porque sería "antisemitismo" ni contra las religiones tradicionales africanas porque sería "racismo". No, no, la moda, lo que sale gratis es meterse contra los cristianos. Pero cuando los cristianos protestamos somos "retrógrados", "machistas", "homofóbicos", "reprimidos" y demás. Disculpen, pero yo no ando caricaturizando a sus ateas madres como calaveras o poniéndoles una pija en la boca en una foto en nombre de mi libertad. Yo me siento libre y para eso no necesito ofender o humillar las creencias (o falta de las mismas) de otros. ¿Y por qué meto a la madre en todo esto? Porque para muchos católicos, María es su madre espiritual, y aunque creo que Santa Rosa de Lima no era más que una esquizofrénica, no por eso me voy a burlar, también le tengo respeto a esa creencia por más disparatada que me parezca. Lo dicho, no necesito reafirmar mi "libertad" pisoteando la sensibilidad de otros.

El día de ayer A&E le suspendió el programa a un tipo solo porque opinó de forma diferente a lo políticamente correcto con respecto a la homosexualidad, en base a la Biblia. Y lo hizo sin insultos, respetuosamente, pero solo por eso. Ahí sí se zurran en la "tolerancia" que tanto pregonan... cuando conviene a sus intereses, claro. Pues son estúpidos, porque hay feministas y gays que son creyentes y hasta más creyentes que yo, creo. Así que en nombre de su "libertad" y su "defensa" disfrazada de "valiente transgresión", de paso los están ofendiendo a ellos. Pero en fin, es que no son defensores de nada, solo son anticristianos que se sienten muy liberados y valientes por hacer sus berrinches pictóricos pero que seguramente si los agarras solos en la calle son una pobres y tristes huevones.

Ahora sí, ya que descargué lo que los católicos llaman ira santa, pasemos a algunas imágenes. Solo son del CCE porque el MALI estuvo cerrado cuando pasé por ahí.















La imagen de la mano de Jesús resucitado con los santos, como parte de la escena.


Un santo católico, convertido en "arte con mensaje".








Mostrando el orto como muestra de arte. Más artístico era el 13 de Susy Díaz, digo yo.




Esto ya es directo. Están mencionando explícitamente a la Inmaculada Concepción. Yo no creo en eso, pero lo respeto y no necesito mofarme de ello.






El esqueleto representa, supuestamente, a la Virgen María. Lo dicho, los derechos de uno acaban donde empiezan los de los demás. Pueden tener "derecho a mofarse" pero este acaba donde empieza el respeto que todos exigimos y merecemos.












Estas pinturas se prestan a muchas interpretaciones pero ¿era necesario incluir a las cruces, símbolo del cristianismo desde sus primeros siglos?




Ya quisiera que tengan los huevos de presentar pinturas donde una mujer fuera follada por una media luna en un país de mayoría musulmana. Terminarían con lo que se merecen.


El escudo de España, aún conserva las cruces, pero ya vemos en qué ha terminado el reino renegado de su pasado.


Gigantografía en los exteriores del MALI.


Pintura de una iglesia afuera del MALI. Ay sí.
Ante esto, el grupo católico "Tradición y Acción" (con el que no coincido en todo, pero en esto estoy de acuerdo) ha presentado un pedido para que retiren la obra. Y ya vemos la seria y tolerante forma de responder del curador de la muestra "artística".


En fin, lo único que me alegra es que cada vez más cristianos están despiertos frente a estas agresiones, no solo en el Perú, sino también, por lo que veo en las noticias, en otros países. Llegará el momento en el que haya que responder con contundencia. Es cierto que Jesús mandó no pagar con la misma moneda (cosa que me cuesta) pero creo, personalmente, que en casos de defensa propia, uno debe dejar bien en claro que ser cristiano no es sinónimo de ser huevón, timorato ni permisivo.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Yoyó, yayá.

Pepito se encontraba solo y dormitando en la playa más caleta de todo Ancón (sí, esa a la que nadie va porque está llena de restos de ladrillos del Deli Bakery que construyeron arriba del cerro). De rato en rato se daba un palmazo en la panza al ritmo de la música, como para dejar en claro que su panza no es tema de roche sino de orgullo masculino. De cuando en cuando pasaba un pescador que lo miraba extrañado o alguna chiqui riqui con su enamorado, yendo al otro lado de la punta del cerro a hacer cositas que no tengo porqué criticar. En cierto modo Pepito se sentía solo, ya que en aquel verano de 2012 era uno de los pocos de su grupo de amigos que estaba sin enamorada, y aunque había tenido varias, nunca pudo tener un amor de verano desde que era adolescente: sus relaciones siempre terminaban en primavera.

En eso estaba cuando escuchó una música así bien 90s, bien cerca. Estaba en portugués, le recordó su niñez y se puso a cantarla con total desparpajo, así como cantas cuando eres niño y no sabes ni qué carajo estás diciendo:

- Matamos a tu chaca, matamos a tu esposa, pequeña mistura ¡samba qué jooda! yo quiero tambosuque paisa vocé ¡yo toco ya a la samba y cosa que ascendé! ¡Mi chica yoyoooó!

Apenas había terminado tan inspiradora frase cuando llegó a sus oídos una risa muy cercana. Abrió los ojos y cual sería su sorpresa al toparse con la hermosa visión de una joven de cabellos rulos hasta la cintura, algo narizoncita sí, pero con una hermosa sonrisa.

Palteado como estaba no supo qué decir ni cómo reaccionar. ¿Qué hacía ella en la parte más desolada y despreciada de aquella playa? Muy pronto lo supo: aquella jovenzuela que apenas pasaba los 20 años siempre iba a aquella playa, desde un lejano distrito. Nadie la comprendía ¿por qué a esa playa habiendo otras más interesantes? Sus amigos iban al sur y se creían bacanes, pero por alguna extraña razón, desde la vez en que fue a aquel lugar para un trabajo de campo, se enamoró de esa playa. Incluso tuvo un sueño en el que se le reveló que allí sería donde conocería al amor de su vida, algo que anhelaba, pues a pesar de ser una gran escritora de poemas de amor, nunca había tenido enamorado.

Ella se sentó a su lado. Conversaron sobre muchas cosas. Pepito se puso su polo celeste focalizado que hacía juego con sus sandalias blancas y su bermuda amarillo con negro, para que su panza no hiciera roche, pero en realidad esa combinación hacía aún más roche. La chica, algo excéntrica, sacó unos lentes de sol de lo más llamativos, con el borde fosforescente y le hizo saber que el único con gustos diferentes no era él. Y juntos empezaron a escuchar otras canciones que la chica tenía en su parlante-memoria. Pasó el baile de la botella y pasaron varias más, y más allá de lo emocionante que puede ser bailar con una desconocida sobre muy-muys y restos de ladrillos suavizados por las olas, descubrieron que ambos tenían los mismos gustos musicales y aún más.

Y una gaviota hizo "piu" en lo alto. Hubiera querido decir "miuuuu" o "wuuuu" pero no le salió.

Se regresaron en el Anconero cuando el sol ya caía. Ella bajó a la altura de Shangri-lá (zona de Puente Piedra de idílico nombre tibetano) y él siguió hasta su casa en el rico Centro de Lima. Esa noche, aprovechando que ambos tenían RPC, empezaron a hablar ilimitadamente. La escena se repitió todas las noches de los siguientes días y ambos descubrieron que no solo tenían amigos en común, sino que estudiaban en la misma universidad, la misma carrera y con solo una diferencia de dos ciclos.

Empezaron una relación, así, en la playa más desolada de Lima. Sí, allí fue donde sus soledades dejaron de ser tales.

Pasó un año y antes de cumplirse ellos ya habían terminado. La chica era de carácter fuerte e imponía su voluntad a punta de carajos. El recuerdo de aquella playa era cada vez más lejano. Cuando en eso se llevó a cabo el bailetón de fin de año de la universidad. Ambos fueron, aunque no se hablaban. Cuando en eso, para botar a la gente, a eso de las 5am, pusieron la misma canción.

No lo pensaron, se buscaron con la mirada, se sonrieron, se besaron, se apretaron. La cosa es que se olvidaron de dormir, de tomar su leche de tigre para cortar la resaca, de despedirse de sus amigos. Sabían que era en ese momento o nunca volvería a ser. Tomaron el Anconero que ya empezaba a pasar por Salaverry y regresaron a aquel lugar, para intentar que la mística entre ellos vuelva a renacer.

Fueron a la misma playa, pero esta vez imitaron a esas parejas que se iban detrás de la punta. Hicieron cositas muy humanas sobre la arena repleta de muy-muys y hasta el sol sonrió, como en los Teletubbies. Yo, por mi parte, me fumé un cigarrillo. Posteriormente me los encontré muy felices y enarenados y comimos un ceviche con sus chelitas mientras me relataron cómo es que habían vuelto gracias a la misma canción del yoyó-yayá, como prueba irrefutable de que no solo con baladas nace el amor.

Fin.

Ah, me olvidaba...
¡BÁILATE ESTA!

sábado, 14 de diciembre de 2013

Dos extremos: Animales de monasterio y animales enamorados.

Los animales como regalos de Dios: El gato del monasterio.


Nuestro amado gato de bosque de Noruega, Hami, es más feliz cuando toda su hermandad monástica se reúne junto a él, en nuestra sala de biblioteca de la comunidad. Todos lo consideramos un miembro importante de nuestra comunidad, y Hami es el único gato que conozco que tiene su propia página de Facebook, iniciada por una mujer que lo había visto en una peregrinación al monasterio (si mi memoria es correcta).

Conocí a Hami, un gato grande, mientras caminaba cerca a nuestra antigua casa remolque (ahora desaparecida) hace unos doce años. Nos sorprendimos el uno al otro, pero al extender mi mano, se acercó a verme. Cuando lo recogimos empezó a ronronear inmediatamente, por supuesto en ese instante abrí una lata de salmón, y ahí decidió adoptarnos.

Un mes después de su llegada lo llevé a un veterinario para ser revisado y me dijeron que este gato probablemente había sido dejado por una persona de Seattle, como ocurre con frecuencia cuando la gente quiere deshacerse de una mascota y se aseguran de que el animal no pueda encontrar su camino a casa (imposible al estar el Monasterio Ortodoxo de Nuestro Salvador Misericordioso en Vashon, una isla).

A menudo digo a la gente que Hami me domesticó, ya que nunca antes había sido fan de los gatos por ser alérgico a su pelo. Poco sabía que los "bosque de Noruega" son de las pocas razas que no generan alergia.

Los gatos de bosque de Noruega tiene un muy suave doble abrigo de piel, patas grandes, rasgos faciales dulces y una capacidad muy fuerte de ronronear. Son agradables y les gusta estar rodeados de gente. Hami saluda a todos los que vienen al monasterio, escoltando sus pasos desde el estacionamiento. Todos los que alguna vez lo conocen, lo aman. He perdido la cuenta del número de personas que han declarado que nunca les han gustado los gatos, pero quieren un "bosque de Noruega" después de conocer a Hami.

Como raza inteligente que son, Hami ha aprendido a hacernos saber lo que quiere, sea agua, comida, mimos, dormir, o simplemente quedarse solo. Es un excelente compañero para todos, incluso nos acompaña cuando alguno toma una caminata en el bosque por el sendero de Valaam. Él y yo tenemos un juego especial que ambos disfrutamos. Salgo por el camino con Hami corriendo delante mío. Se esconde detrás de un helecho grande, y aunque sé que está esperando más adelante, de pronto salta y siempre se las arregla para asustarme. Entonces corre a esconderse detrás de un árbol y salta cuando alguien camina por ahí. Jugamos hasta el final del camino.

Su salud está un poco deteriorada con la edad, como la mía. Ambos sufrimos de artritis y queremos sentarnos junto al fuego en las noches frías de invierno, abrazados en el sofá, al lado del viejo abad. Me he encariñado con él y no me imagino cómo sería la vida en el monasterio sin él.

Los animales nos enseñan mucho sobre el amor incondicional. Nunca olvidaré el día en que Hami vió a nuestras gallinas recién llegadas de Rhode Island por primera vez. Estaba sentado conmigo y algunos invitados. Al percibir Hami a las gallinas comenzó a caminar hacia el gallinero. Lo seguí, como hicieron nuestros huéspedes. Al detenernos, Hami estaba agachado frente a una gallina, listo para matarla. Todo lo que se necesitó fue que le dijera: "No, Hami, ellos son nuestros amigos". Nos vió y se alejó hacia la puerta, dejándonos a los invitados y a mí solos con los pollos. Nunca más los ha molestado desde esa tarde.

Aunque he crecido con perros y gatos, no tuve una mascota desde la secundaria. Estoy muy agradecido de que Hami decidiera unirse a nuestra comunidad.

Con amor en Cristo, el abad Trifón.

¿Se enamoran los animales?

En una entrevista publicada en el blog Phronesis, Helen Fisher, antropóloga dedicada desde hace alrededor de 30 años al estudio del amor romántico, mencionó entre otras cosas, que los animales experimentan lo que ella llamó "un amor romántico primitivo" dejando de comer y beber cual adolescentes humanos enamorados.



Ante esto, dos testimonios.

"Y si cuento la experiencia de Rocky, mi perro, podría decir que se enamoró. Hace varios meses atrás, cerca de mi casa, vivía una perrita llamada Stwar. Ella, idéntica a Rocky solo que en versión hembra. Se conocieron en una de sus tantas escapadas de mi perro y desde entonces se llevaron muy bien, pasaban la tarde juntos paseando y jugando en el parque, tan bien juntos que en un par de ocasiones la trajo a casa. Todos los días esta perrita venía a buscarlo, rascaba la puerta y Rocky dejaba de hacer por acercarse a la puerta y olfatearla, entonces comenzaba a rascar la puerta y a llorar para que lo dejara salir. Cabe recordar que su apetito disminuyó y que se pasaba todas las noches aullando. Así estuvo durante buen tiempo, hasta que Stwar lo dejó por irse con otro, le partió el corazón a mi perro. Tengo que decir que durante todo ese tiempo Rocky le fue fiel y la "respetó", creo que precisamente esto fue lo que hizo que Stwar se aburriera, se buscó a otro perro con el que a un par de días intimó. Rocky cayó en depresión, dormía todo el día, apenas comía y lloraba durante las noches. Afortunadamente el dolor le duró poco y ahora está bien con una nueva compañera". (Gaby).

"Frente a la casa de mi papá hay un par de gatos enamorados. Todas las noches se maúllan de un techo a otro, hasta que uno de los dos salta y acompaña al otro. Se pasan juntos toda la noche y a veces buena parte del día. Un perro envidioso les ladra desde un techo vecino  A veces aparece otro gato de los tantos que hay por ahí y lo botan porque solo quieren estar ellos dos  Suspiro". (Tolerancio).

Los susodichos en pleno chape.