La primavera resuena.

martes, 25 de febrero de 2014

Las Salinas de Chilca, entre higos y lagunas curativas.

Las Salinas es un pueblo situado al sur de Lima, en el distrito de Chilca (entrando en dirección al mar) y hace tiempo que es conocido básicamente por tres cosas: Los avistamientos de ovnis, las lagunas curativas y sus productos a base de higo, especialmente el vino y los helados.


Por estas épocas veraniegas, un gran número de limeños toma los buses cañetanos en el Puente Atocongo (o en el paradero de los buses a Mala, cerca al Parque Universitario) y paga sus seis soles para llegar hasta Chilca. Una vez ahí contratan los servicios de un mototaxi que por tres o cuatro soles los deja en la entrada misma de la más grande y conocida de las lagunas, denominada La Milagrosa. El nombre viene por las curaciones de enfermedades, que van desde afecciones a la piel hasta, supuestamente, el cáncer. Las otras lagunas, algo más alejadas, son La Mellicera y La Encantada. A la primera de ellas, como es fácil inferir, se le atribuyen cualidades relacionadas a la fertilidad. A la segunda se le conoce así por extraños fenómenos acontecidos en sus cercanías. Recordemos que Chilca es tierra de higos y sobre estas plantas circulan multitud de leyendas relacionadas a duendes y espíritus, sin contar claro con los muchos testimonios de ovnis y seres extraños que se dan frecuentemente en la cercana Playa Yaya, ubicada al otro lado del cerro Lapa Lapa, a cuya cumbre, dicho sea de paso, solemos ir a orar con mi amigo "el profeta", además de a fotografiar ORBs e intentar observar algo paranormal o ufológico.

La Milagrosa y el cerro Lapa Lapa, al fondo.
En un primer momento puede causar duda o extrañeza el color verdoso de las aguas y lo maloliente del barro negro de sus orillas, pero ahí radica precisamente lo interesante: las aguas fuertemente mineralizadas y el barro azufroso son muy benéficos para la piel, pero ¡cuidado! porque al salir de las aguas es imprescindible darse un baño y en esta visita entendí el porqué: en La Milagrosa es fácil observar multitud de pequeñas formas moviéndose en las aguas. Inicialmente las identifiqué como algas, pero después observé que se trataba de unos extraños "gusanillos" verdes con filamentos rojos. Y bueno, no querrás llevarte uno de esos en las bolas hasta tu casa. 


Algo interesante y muy placentero es el hecho de que uno puede flotar sin esfuerzo en las aguas. No es necesario saber nadar, solo echarse y sentir como si el cuerpo dejara de pesar o como si, de repente, se encontrara en una reconfortante situación de ingravidez. Pero ¡guarda! que si te descuidas y cierras los ojos, las aguas pueden llevarte y terminarás en las piernas de alguna chica flotante.

Por otro lado, las lagunas conservan muy bien el calor, por lo cual, a pesar de que la temperatura ambiente baje, siguen estando considerablemente más cálidas.


La entrada cuesta 1 sol, al igual que la ducha, mientras que el baño está a 0.50; muy barato para tratarse de un lugar del que vas a salir no sé si un poco más sano, pero eso sí, muy relajado.

A la salida puedes comprar vino de higo a 8 o 10 soles (muy buenos), así como higos de todos los tamaños y cantidades.


Y por supuesto, frejol colado, chapanas, diversas comidas y también dulce de higo, como en la foto.


Y en la carretera podemos tomar un buen helado de las marcas Ovni o E.T. para recordarnos que estamos en uno de los lugares más conocidos por estos temas en el Perú. Al menos por ahora, porque desde que autorizaron que se construya la termoeléctrica Fénix Power exactamente en la playa donde se daban los avistamientos, la han fregado grandemente.


Saludos y que tengan un buen final de febrero. Ya vienen las clases, qué joda.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Los comecaca, la trampa y la sensibilidad de la gente.

En los últimos días mi distrito ha vuelto a estar en el ojo de la opinión pública, y no porque la alcaldesa haya regresado de Bahamas con nuevos bríos para mandar derribar todos los edificios ilegales del acantilado, ni porque haya botado a los del Museo de Arte Contemporáneo que hace tiempo que andan calladitos para pasar piola con su apropiación del terreno de la ex Laguna, no, sino gracias a "Los Comecaca".

Los Comecaca son una iniciativa para que al fin las personas que pasean a Fido o Bobby no tengan excusa a la hora de recoger las excretas. La mayoría no lo hacía excusándose en la ausencia de tachos, pero ahora estos han sido colocados por todo el distrito y hasta con bolsitas plásticas. Y no tienen forma de perro San Bernardo como las cosas esas que han puesto en San Miguel, sino algo más motivador. Con estos puedes dar rienda suelta a tu morbo dándole de "comer caca" a los personajes más detestados de nuestra sociedad: el futbolista juerguero, el maletero, la chismosa del barrio, el corrupto, el mañoso de esquina y la trampa.

Sobre dos detalles se ha generado todo un debate: sobre el nombre y sobre la presencia de "la trampa". En el primer caso, la gente sensible se horroriza por la "vulgaridad" del nombre. ¿Cómo van a decir la palabra "caca" en público? Ay no, qué feo. ¿Cómo deberíamos llamarla entonces para ser más educados? ¿Come excremento? ¿Come popó? ¡Hagan el favor de dejarse de huevadas y dárselas de ofendidos por cualquier estupidez! Por ahí leí el comentario de alguien que decía que cómo se podía poner esa palabra en lugares públicos a los que van niños. Ya pues... ¡seguramente a tu hijito de cinco años le has enseñado a llamar excremento a la caca! Baboso.

Pero lo de la trampa es todo un caso. Se supone que las mujeres deberían ser las más prestas a echar los desperdicios de sus mascotas en boca de las representaciones de quienes se meten en sus relaciones para llevarse al esposo, novio o enamorado. Pero no. Si bien muchas apoyan, otras se la dan de ofendidas. Lo único que queda por pensar es que quienes reclaman sean trampas y no quieran verse reflejadas en un tacho de basura.

Otra cosa que leí es ¿por qué se le representa con el cabello teñido? Bueno, yo te responderé amigo sensible: Porque se asume que si llamaron la atención de un hombre con pareja es porque entraron por el lado sexual del asunto, y a la mayoría de hombres alienados de ahora les gustan las peliteñidas para alucinarse que están con una gringa.

Pero lo más estúpido que he leído al respecto lo escribió la sensible redactora de una conocida página de blogs que se caracteriza por horrorizarse de todo y por querer que en nombre de la libertad un poco más y se legalice el casarse con uno mismo. La señorita decía que se estaba fomentando un solo tipo de moralidad a la hora de juzgar estos temas, cuando en este mundo plural, diverso (y demás términos que me tienen hasta los cojones) debemos crear nuevas moralidades y...

Oye mamita...

En todas las culturas del mundo, en todos los tiempos y en todos los estratos sociales ha estado mal vista y hasta penada con lapidación la infidelidad y similares. Que en la sociedad relativista de la moralmente podrida Europa actual se quiera dar carta libre a todo tipo de porquerías, no significa que eso sea correcto o que debamos copiar esa basura para sentirnos avanzados.

Existe una moral, no distintas morales al gusto del cliente. Esto no es un restaurante donde eliges el menú con el que llenarte la panza.

Finalmente, una reflexión: ¿Por qué la gente solo se horroriza cuando estos estereotipos aplican a las mujeres? ¿Qué pasa cuando representan a un corrupto solo como hombre? ¿No existen las mujeres corruptas? ¿Y cuándo representan al mañoso de la esquina? ¿No es sexista que estereotipen a un grupo de varones? Pero claro, los hombres sieempre somos los malos y no está mal visto que se nos estereotipe así; al contrario: eso se favorece y se alienta como lucha contra el machismo (y no quiero seguir porque entraría a hablar de esas campañas contra la violencia familiar donde el hombre siempre SIEMPRE es el único agresor en potencia).

Ah, me olvidaba. Una o dos personas reclamaron porque "se incita a hacerle comer caca a la vecina chismosa". Bueno, la gente que jode la vida tergiversando versiones sobre vidas ajenas no merece comer caca, merece ser ahogada en ella. Digo nomás.

Y con ustedes: el tachito de la discordia.
Y ya que hablamos de este tema (y para bajar el hígado): Una canción olvidada de los 90s. Un poco de elemento nacional tropical con Mónica Gamarra y su temón "La trampa".

lunes, 17 de febrero de 2014

Buscando la isla Friendship a través de Google Earth.

"Friendship" o "Amistad" en inglés, es el nombre que sus supuestos habitantes dan a la también supuesta base extraterrestre que existiría en algún lugar del Archipiélago de los Chonos, al sur de Chile. La primera vez que supe de ella fue a través del programa "Ovni" transmitido por Televisión Nacional de Chile a finales de los 90s y por Infinito a inicios de la década 0.


Se dice que se trataría de una colonia subterránea (¿o submarina?) de los extraterrestres conocidos como "nórdicos" que habrían tenido contacto con pobladores mediante equipos de radioaficionado y también al mezclarse entre ellos (debido a su gran parecido físico con los europeos) para comprar alimentos e incluso llevar a algunos al interior de la base y curarlos de enfermedades. De vez en cuando se los veía a bordo de una extraña lancha (?) llamada "Mytilus II", que incluso fue observada por un sargento que da su testimonio en uno de los videos.

Un conocido me alertó de que en el programa se daban unas coordenadas y que porqué no intentaba buscar en Google Earth. El lugar concreto estaría en algún punto del Océano Pacífico cercano a la isla Kent. Esta mañana me dispuse a buscarlo y encontré algunas cosas interesantes.

Las más de 1000 islas del Archipiélago de los Chonos.

La isla Kent.

Vista desde el norte. Copié esa imagen porque me llamó la atención el cambio de coloración del mar y los acantilados.

Un acercamiento de unas "manchas" que llamaron mi atención.
Hasta aquí las imágenes no tienen coordenadas ¿por qué? Porque soy novato en el uso del programa y estuve guardando las imágenes con la captura de pantalla y no había reparado en que las coordenadas sí estaban... pero bajo una publicidad o similar de fotos de viajes. Una vez que minimicé dicho anuncio ví las coordenadas, pero para esto ya no estaba sobre la isla Kent o alrededores. Me costó trabajo volver a encontrar el lugar y resulta que sin darme cuenta me había ido un poco más al sur de Kent, a una isla de la que no figura el nombre, ubicada entre Kent e Isquiliac.


Pero resulta que no era el mismo lugar, sino que había por lo menos otros dos alineamientos de puntos, círculos o lo que sean, muy cerca al anterior.

Acercamiento.
 
Otro de los conjuntos de "puntos".


Los puntos que anteriormente "fotografié" sin coordenadas, ahora sí con estas y a 1.30 kilómetros de altura.



¿El Mytilus II?

La vista desde la superficie confirma de que se trata de objetos (?) inmediatamente por debajo del nivel del agua.


Uno de los conjuntos de "puntos" desde 9.98 kilómetros de altura.
Ahora, no estoy diciendo que necesariamente sean naves que se dirigen a Friendship o algo similar. Puede que sean flotas pesqueras (aunque por lo que dicen en el programa, en ese lugar no hay nada ni nadie, pero tengamos en cuenta que eso fue en 1998), algún tipo de curiosas formaciones rocosas o arrecifes coralinos. No sé, pero dejo las imágenes para que quien las vea saque sus propias conclusiones.

sábado, 15 de febrero de 2014

Halo solar en Lima (14/2/2014).

El día de ayer, mientras muchas parejas abarrotaban los hostales y se sentían casi obligadas a comprar ositos, corazones y flores para "demostrarse amor" en el Día del Consumismo Cursi, pocos se percataron de mirar hacia el cielo alrededor del mediodía. Yo tampoco hubiera mirado sino fuera porque el reflejo del sol con un extraño halo en la ventana de un bus, me alertó. Es así como enfoqué la cámara de mi celular y tomé un par de instantáneas. Era alrededor de las 12:10 en la Avenida Tacna, Cercado de Lima.



Se trata del fenómeno meteorológico conocido como "halo solar". Es la primera vez que lo veo, si bien en los últimos meses he observado otros fenómenos como los arcoiris, si bien estos son bastante más comunes.

No he encontrado en internet las razones por las que el cielo al interior del halo parece verse más oscuro. Probablemente sea sólo una cuestión de percepción. Imagino que en épocas anteriores (y aún ahora en muchas partes del mundo) esto sería tomado como algo intimidante y de mal augurio, pero es sólo un fenómeno meteorológico más, debido a partículas de hielo en la alta atmósfera que crean una especie de efecto prisma cuando les cae la luz solar, descomponiéndola en colores. El mito urbano que aún persiste con respecto a los halos solares, los vientos inusualmente fuertes o los arcoiris es el de vincularlos con un posible terremoto, pero eso carece de fundamento científico.

Y ahora, una foto de algo más tarde, alrededor de las 12:45, cuando el halo se iba haciendo menos visible.




Con respecto al punto blanco que muchos dijeron observar en sus fotos y videos, debo informarles que es solo un reflejo del sol intenso sobre la lente, como puede verse en el video a continuación.


Así que por favor, no temáis y como dice el Dr. Choy en su programa radial "vigilen los cielos", no solo por si se aparece un ovni sino también para observar bellos atardeceres de verano que son auténticas obras de arte de la naturaleza o por si acaso se topan con fenómenos tan interesantes como este.

miércoles, 12 de febrero de 2014

La venganza de la mesera.

Era uno de esos días en los que no hay nada que comer ni en casa de mi tío ni de mi padre y en que vago errante por las calles del Centro de Lima para encontrar algún restaurante que aún tenga menú a las 5pm. Y bueno, decidí ir después de años al pequeño y venido a menos restaurante en el que almorzábamos con mi tío cuando nos dedicábamos a la venta de libros, o sea cuando yo tenía 15 años.

Todo está distinto, ahora es más una cantina que otra cosa, pero siguen vendiendo menú. Lo único que sigue igual es la señora, ya más anciana, que cobra en la caja. Bueno, es la dueña, así que tiene que seguir ahí.

La mesera obviamente era otra y no se caracterizaba precisamente por ser servicial. Hacía las cosas como le venía en gana. Le pedí un bisteck a lo pobre de la carta, no del menú. Demoró un montón y me trajo una sopa de menú, porque según ella eso había entendido. Se llevó la sopa y me trajo un bisteck simple, no a lo pobre. Después se olvidó del refresco y del cuchillo. Una inepta total.

Me estaba molestando y creo que se dió cuenta, así que se apresuró en traerme lo que le pedí, pero lo hizo de mala gana. Me trajo el bisteck a lo pobre pero desde un inicio me pareció raro que el mayor filete de carne estaba caliente, mientras que el más pequeño (el de encima) estaba frío, además de tener distinta textura y fritura. Sospeché. Prudentemente acabé con el filete más grande, las papas, el arroz, el huevo y el plátano y dejé ese pequeño filete sospechoso para el final.

Lo olí, probé un poco y mis sospechas se confirmaron: ese trozo de carne estaba completamente avinagrado. Como para disimularlo le había echado bastante jugo del bisteck, pero no lo suficiente como para que no pudiera notarlo. Me dió cólera. Nadie me hace pagar 12 soles para darme una porquería, y fue entonces cuando observé que no era el cocinero sino la misma mesera la que servía los platos. Eso me olió no solo a avinagrado sino a una pequeña venganza porque exigí que me sirvieran lo que yo quería, en un sitio en el que están acostumbrados a hacer las cosas como se les da la gana porque los clientes, usualmente borrachos, no protestan.

Me iba a quejar con la dueña (que como digo, conoce a mi tío) para que le den una llamada de atención o en todo caso le iba a hacer roche a la propia mesera. Y cuando hago roche suelo ser muy hiriente con las cosas que digo. Pero entonces recordé a mi enamorada.

Una de las cosas que he aprendido en estos cuatro meses y medio que tenemos de relación es a ser más tolerante, no exaltarme tanto como antes y ponerme en el lugar de las otras personas. Recuerdo que una vez me molesté con la mesera de una de las cafeterías de la universidad y en aquella ocasión mi enamorada me dijo que sea más tolerante y recuerde que ella también trabaja como mesera en el restaurante de su familia y que es muy estresante tener que lidiar con clientes de todo tipo durante el día: desde los gileadores hasta los que gritaban por cualquier cosa. Así que posiblemente esa chica estaba estresada, molesta y saturada por estar en la hora de mayor afluencia de gente y por eso no tomaba bien los pedidos. En resumen, me dijo que cada vez que me quiera molestar con algún trabajador de esos que son explotados por un sueldo misérrimo y horario injusto, me acuerde de ella y piense que pasa por lo mismo seis días de la semana.

Desde entonces soy más tolerante con las meseras. Aunque hay que ser consciente de que en el caso de la que me sirvió el bisteck, de ningún modo se justifica que se haya querido deshacer de los desechos de la comida poniéndolos en mi plato, además de estar en un momento en el que casi no habían comensales, por lo que no era presa de un gran aturdimiento.

Lo que sé es que al restaurante ubicado en la esquina de Chancay con Bolivia no vuelvo ni cagando.

lunes, 10 de febrero de 2014

Visitando Asia, después de seis años.

Aburrido de ir a Ancón con el proletariado (y de que los últimos pitucos cierren la mitad de la playa) o de ver a la misma gente de hace años en San Bartolo, el autor del blog que te quiere y engríe junto a su inseparable amigo "el profeta" decidieron ponerse burgueses y volver después de seis años a Asia dejándonos esta interesante galería de fotos. 

El acceso a la playa al lado del boulevard.
El tip: Para no gastar innecesariamente en comida insípida, es preferible comer un menú de 7 soles en un pequeño restaurante que está al lado del boulevard, en el camino a la playa y junto al Hotel Asia.
Al mediodía el boulevard luce desierto. Toda la gentita está en la playa. ¡O sea, manyas!




Holi amiga, soy forastero, guíame.


Hasta aquí están metidos los chilenos explotadores de Ripley.


Helados de Laritza. El de la izquierda se llama "Carolina" y es de chocolate blanco con maracuyá. Bastante bueno.


La vía de acceso. Hace años era aún más difícil acceder a las playas que en la práctica eran "privadas".










Playa Blanca, la llaman.












Algunos sectores de la playa estaban malolientes y llenos de cadáveres de muy muy.




























Ya en la tarde, el boulevard cobra vida.








Regresando a Lima.
Chispitas playeras:

1. Fui a Asia porque ya estaba cansado de que hasta los más antiplayeros de mi entorno pusieran en su Facebook que estaban en esa playa o en el boulevard, junto a frases del tipo "Veo tantos trajes de baño para elegir pero me falta adelgazar para ser la más sexy de la playa". O sea, no. Yo tenía que estar ahí. Además el pasaje está barato: 10 soles en los buses que van a Cañete y paran en la Panamericana, cerca al tanque de agua de Puente Atocongo. Si te quieren cobrar 13 soles, reclama y ¡no vayas! (Melcochita style).

2. No sé que miércoles tienen los dueños de las distintas marcas que se promocionan en Asia (y otros lugares "exclusivos") que en lugar de contratar anfitrionas o impulsadoras peruanas, contratan argentinas. Y eso que no son necesariamente argentinas de belleza "excepcional" que supere la que se puede encontrar en la mujer peruana. ¿Será que contratar argentinos es símbolo de estatus? ¿Qué chucha? ¿Primero el pata de Complot, luego Julian Zucchi y ahora las anfitrionas de Asia? Al carajo, odio que sean tan alienados en este país, por eso que mi distrito está lleno de argentinos pastrulos que llegaron con el cuento de la "bonanza económica del Perú" y la bonanza solo les alcanzó a ellos, porque aquí basta que seas extranjero para que te den la chamba que no te dan por ser peruano.

3. En el boulevard hay un sitio para que los chibolos jueguen Play Station 4 gratis. No pues, a ellos sus viejos les pueden pagar. Pongan eso, no sé, en el Jirón de la Unión. Ok, se lo roban.

4. Es llamativo que exista un gran centro comercial en una zona a la que supuestamente vas a pasar unos meses frente al mar desconectándote de la rutina citadina. Es entendible que haya un supermercado, una librería, quizá hasta una disco, pero ¿videojuegos, venta de autos, un cine, tiendas de polos de marca, una tienda por departamentos? No jodas, para tal caso mejor te quedas en Miraflores.

5. A pesar de que hay un acceso al lado del boulevard, este es el único acceso a la playa en kilómetros. Las casas de playa se extienden ininterrumpidas por grandes extensiones al norte y sur del kilómetro 97.5 y no se respeta ni por asomo, la ley que establece que cada mil metros deben existir accesos para los vehículos y el público no residente. Esta es quizá la razón por la que la afluencia de personas de otros lugares es mínima.

Video:

- ¿Qué opinas de Asia?
- Veo demasiados pitucos a mi alrededor.