La primavera resuena.

martes, 13 de mayo de 2014

Aventura culinaria de los pobres 2: El aeropuerto de Plaza 2 de Mayo.

Siguiendo con esta serie gastronómica (que sin duda hará que te sientas aún más orgulloso de ser peruano) tu amigo Tolerancio, con el buen diente que lo caracteriza, visitó esta vez uno de tantos carritos chiferos (¡oígame señor!) que recorren el Cercado de Lima y, en un acto que confirma su valentía, saboreó sus delicias y dejó constancia de ello en este post, para que te animes a probar sin compromiso.


¿Qué contiene? Arroz finamente graneado y embadurnado en sillao (?). Tallarines al dente de finísima calidad, también embadurnados en chancaca sillao (?). Cebollita china y otras exóticas hierbas orientales. Trocitos de huevo. Trocitos de carne de un vertebrado no identificado. Pequeñas láminas rojo pasión de algún material de apariencia cárnica. Ah, y tu tenedor.

¿Cuánto cuesta? 2.50 y 3.50 soles (depende de tu hambre y tu amor propio).

Ambiente: Divertido, cálido y humano muy humano. Divertido porque almorzarás al lado de un borracho al que por cada bocado que come se le caen dos puñados de arroz al pantalón. Cálido porque en la banca todos están apretados (guarda con la billetera). Humano por los olores.

¿Es como para invitar a tu flaquis? Claro. Solo basta que le digas: "Amor, te llevo al aeropuerto". Y bueno, es cuestión de perspectiva... (y del sentido del humor de tu chiqui riqui).

¿Es nutritivo? No confundamos estar llenos con estar bien nutridos, por favor (por si acaso compra tu Donafan y tu papel higiénico Paracas ¡ahora con 38 metros!).

¿Es higiénico? ¡Hay papel higiénico! (a modo de servilleta, porque no podemos perder las reglas de la etiqueta, por favor).

¿Hay otros platos? Sí, de plástico, para los clientes que vengan. A pocos metros está el vendedor de pan con lechón y de pan con huevo con frejolito chino. Y más allá venden papita con huevo. Por cierto, ví a un caballero de buen comer que compró su aeropuerto, su papita con huevo y los mezcló. Todo un innovador de la fusión.

¿Mobiliario? Una banca de madera. Aunque mejor es comer parado y girando, para que puedas estar alerta ante posibles ataques relámpago que tengan por objetivo tus bolsillos.

¿Lo recomendarías a algún extranjero? Por supuesto, si es que eres xenófobo y quieres desengañarlos de una buena vez de esa idea de que "el Perú está en bonanza".

7 comentarios:

  1. nunca he probado uno de estos aunque los he escuchado mencionar con muy buenas referencias, pense que era un plato ya establecido, hace dos años estaba en el DuKang y pedi un aeropuerto y el mozo me miro como si le hubiera mentado la madre! jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Yo solo como en la calle papita con huevo con su ajicito y esas cosas. Despues cuatro colores aqui en el mercado de surquillo como buen pobre. cebichito no, y eso que vendian saliendo de mi universidad y algunos eran asiduos.

    ResponderEliminar
  3. Yo no comería eso, la tifoidea y todo tipo de infecciones estomacales rondarían mi cabeza y probablemente luego mi sistema digestivo. Sí como en la calle, pero más o menos estudiando el panorama. Hay ciertas comidas que sí normal como en l calle y otras que no.

    Eso de las fusiones me dan un asco horrible. Como la señora de la chanfainita de Gamarra, cuando le poenen ceviche con fideos y papa a la huacaina más chanfainita POBRE HUMANO! yo solo compro ahí la chanfainita y es mi placer de la vida más naiki.

    Saludotes ingrato :P

    ResponderEliminar
  4. jajaajaja me he matado de la risa xD

    No se si comería si me invitan jajaja nunca he probado, pero no creo que se iguale al chifa donde voy que es bieen rico :3

    Ta que valiente eres ah XD JAJA

    ResponderEliminar
  5. bueno nunca he comido un aeropuerto en dos de mayo pero ese se ve suculento, además no hay nada que milanta o bismutol no curen no? jajaja además para eso está el poderoso plidan o si te dan las ganas excesivas de un kaioken o un jhony cage pues el poderoso donafán no? XD... aparte que no tengo paltas por comer en la calle, no hay problema que la gente te mire, además cuando uno está más calato que tarzán que más da no? XD. Aún recuerdo este año en febrero cuando comimos esa hambuerguesa barataza por la Arequipa te acuerdas? o cuando comimos ese desayuno barato por arenales yendo para el centro el año pasado... a veces las mejores comidas están así en quiosquitos callejorenos, por eso muy buena crónica y sigue recomendando points para ir la próxima que voy por la capital, a ver si nos comemos un siete colores o algo asi XD. Aprovecho para invitarte e invitar a tus lectores a que se den una vuelta por mi blog: www.mizonadecatarsis.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. jajajaja ese Fer, bueno amigo, nunca he probado esos "potajes", pero asumo que debe ser agradable al paladar...lo que si dudo mucho..es que si le caerá bien a nuestro estómago...aunque influye mucho si uno está acostumbrado o no a comer en la calle. De todas formas, el hecho que sea barato no debe significar que sea antihigiénico. No sigamos fomentando la idea de que pobreza es igual a suciedad.

    ResponderEliminar
  7. QUE GRACIOSO!!! LO LEI DE SAPA BUSCANDO HUARIQUES.. BIEN CON TU BLOG... SIGUE ESCRIBIENDO...

    ResponderEliminar