Eterno verano.

sábado, 14 de junio de 2014

Slenderman.

Desde niños siempre hemos sentido que algo nos acecha en la oscuridad. Sombras, ruidos, etc, son solo manifestaciones de nuestro ancestral miedo a lo desconocido, nacido quizá en la noche de los tiempos, cuando nuestros antepasados se refugiaban en cuevas y aún no aprendían el arte de hacer fuego, por lo que debían enfrentarse, inermes, ante los animales salvajes que la oscuridad pudiera esconder.

Y por eso toda cultura tiene sus leyendas. Con el avance de la urbanización, estas devinieron en leyendas urbanas. Muchas veces fueron viejas leyendas rurales que se transformaron con la migración del campo a la ciudad, y así los viejos cuentos de fantasmas de caminos se transformaron en la niña o mujer que espera en las carreteras, o la Santa Compaña ya no era vista solo en pueblos sino incluso en la soledad de las madrugadas de alguna ciudad.

Existen leyendas que parecen provenir de lo más profundo de nuestro ser y que responden a arquetipos que todos llevamos en nuestras mentes, los cuales solo esperan el estímulo preciso para mostrársenos como auténticas realidades. Es quizá lo que haya pasado con el Slenderman, que nos enfrenta nuevamente al miedo a lo desconocido. Después de todo ¿qué más incierto o desconocido que un hombre sin cara? No puedes ver sus expresiones, no hay nada que pueda indicarte un futuro ataque o sus intenciones. Y ese desconocimiento de lo siguiente que vaya a hacer el ser es lo que aterra a quien lo ve.

Slenderman apareció en 2009 en uno de esos foros de internet donde algunos enfermitos suelen colgar las denominadas "creepypastas", relatos de terror que aparentan ser sucesos reales. Víctor Surge, su creador, dejó en claro desde un primer momento que se trataba de un personaje inventado pero ¿fue así? ¿no podría ser que se haya basado en alguna leyenda o testimonio de alguien que hubiera tenido contacto con un ser similar?

No sería el primer caso en que algo supuestamente ficticio es confirmado como real por muchas personas. Un ejemplo de ello es la imagen que todos tenemos del típico extraterrestre: el gris. Para algunos fue solo un invento de Whitley Strieber en su libro "Communion" de mediados de los 80s, pero extrañamente los testimonios de estos seres se han multiplicado con el pasar de los años, por no hablar de su presencia en pinturas antiguas, como es el caso de los "Wandjinas" prehistóricos de Australia, donde claramente se muestran seres idénticos a los grises, a los cuales los indígenas adoraban como dioses. Al parecer Strieber se basó en algo bastante real, de lo que él incluso afirmó haber sido testigo.

Yo adelanto dos hipótesis sobre el Slenderman, la segunda de las cuales tuvo rebote en las redes sociales del programa Milenio 3 de España, el cual es quizá el programa radial de mayor audiencia en el mundo de habla hispana dedicado a la temática del misterio:

1. Que los seres espirituales negativos pueden tomar forma física de acuerdo a nuestros temores. Mucha gente refiere que estos seres parecen alimentarse del miedo y las emociones negativas, de modo que tomarían las formas que más causan temor en el momento a la gente: un fantasma de sábana blanca en el pasado, el Slenderman hoy. Además, es posible que la energía conjunta de tanta gente pensando y temiéndole a este ser, haya conseguido materializarlo: sería entonces que nuestra mente tiene la capacidad de hacer concreto aquello que imagina fuertemente, y mucho más aún si se trata del conjunto de varias mentes imaginando lo mismo y en el mismo momento. Esto me hace recordar a las tulpas: los seres que según el budismo tibetano pueden crearse en base a la imaginación y la voluntad después de una larga meditación y que obtienen consistencia física. Estos seres en determinado momento podrían "independizarse" y alimentarse de las pasiones y temores de la gente para aparecerse a voluntad, escapándose del control de quien lo imaginó.

Personalmente creo que esta sería la posibilidad más real con respecto al Slenderman (si acaso existiese).




El Dr. Anthony Choy de "Viaje a otra dimensión" siendo acosado por el Slenderman en el Metropólitano.
.
2. Mi segunda hipótesis es vincular al Slenderman con los Hombres de Negro, esos seres probablemente extraterrestres que se dice intimidan a quienes han sido testigos de un avistamiento ovni o tienen pruebas de la existencia de vida extraterrestre. Me baso en la vestimenta que es idéntica en ambos casos y de lo que causan con sus apariciones: intimidación y problemas de salud que no pueden ser explicados por los médicos cuando revisan al afectado. Podrían ser dos caras (ok, el Slenderman no tiene cara) o formas de manifestarse del mismo fenómeno.

Cuando la leyenda del ciberespacio se transforma en una cruel realidad.
.
Y bueno, este es mi pequeño aporte sobre el tema. Espero nunca encontrarme con un ser similar, pero si es así, le enviaré al Pato Dolan.

4 comentarios:

  1. Pues lo que creo es que Dios y su sequito de angeles y demonios no existen en la realidad sino en la imaginacion, asi como los hombres lobo, los vampiros, los hombre mariposa, slenderman y Santa Claus , que siempre tratamos de inventar algo para llenar el espacio que AUN no puede explicar con la razon y la ciencia, pero bueno, en el futuro se reiran de nosotros por creer estas cosas asi como nosotros nos reimos de los que que pensaban hacen 4 siglos que al estornudar perdian un poco del alma!

    ResponderEliminar
  2. Ammm... hace poco leí sobre ese tal slenderman... cuando leí la noticia de las dos niñas qe de hecho no dijeron que fue por orden de el, sino que querían ser parte de su grupo y para eso la leyenda o las historias cuentan que ellas necesitaban asesinar a alguien, querían probar que el existía, pero nunca dijeron que fue por orden de el! =) y a decir verdad, creo que todo cuento o relato tiene su grado de verdad!

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que como dices la fuerza de la mente de cuentos por años y años han creado ese tipo de cosas :v

    ResponderEliminar
  4. En la sierra (Áncash, Canta, etc) se ven más cosas, sobretodo en las zonas boscosas, hay leyendas de seres no humanos y fantasmas y son más que leyendas porque muchos los han visto. Son seres de otra dimensión.

    ResponderEliminar