Eterno verano.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Chicherazo, como tú.

La noche de ayer fue una de las mejores que he tenido en el año. Bailé, me sentí a gusto, me sentí libre. Canté. La compañía fue agradable y se movía en la misma onda musical que por años bailé y canté, no siempre con gente afín. Fuí al concierto auspiciado por una conocida marca de cerveza y ví a cuatro de los seis artistas: Fresialinda, Explosión de Iquitos, Marisol y Agua Marina (los otros dos eran Corazón Serrano y Rosita de Espinar).

En cierto modo fue un encuentro con la nostalgia. Hacía tiempo que no iba a un concierto de este tipo. La mayoría de mis amistades son rockeras o (qué terrible), salseras. Y a mí me gusta el rock, es cierto, pero fue un género musical que me agradó, digámoslo, tardíamente. Cuando estaba a punto de entrar a la pubertad hubo un primer género musical que me gustó fuertemente y ese fue la cumbia.

No sé exactamente cómo empezó, pero, sabiendo que en mi casa eran algo críticos con esa música, empecé a escucharla a escondidas. Seguramente tenía entre 11 y 12 años. Quizá la primera vez que la escuché fue en la radio de algún vecino, lo cierto es que para inicios de 2000 y a mucha insistencia, mi viejo y mi primo mayor me acompañaron a un concierto de "Los Gigantes de la Tecnocumbia" del desaparecido canal Uranio 15 ni más ni menos que en el Parque Zonal Manco Cápac de Carabayllo, al otro lado de la ciudad. Mis viejos criticaban mi gusto musical, pero después tuvieron que aceptarlo y hasta se adaptaron (por no decir que mi viejo recordó que de joven le gustaban Los Ecos y mi mamá recordó que décadas atrás le gustaron algunas canciones de Los Destellos y Celeste).

Conciertos fueron, conciertos vinieron e incluso en una conversación le dije a mi mamá, para su espanto, que me gustaría integrar un grupo de cumbia. Sí, se lo dije así, con 14 años y una determinación propia de hombre que termina su maestría. Quería hacer los pasitos de Tornado o Skándalo o quizá el bailecito "de izquierda a derecha" de Agua Marina o "el paso de la paloma" (como decía mi prima) de Johnny Orosco. Pero algo quería hacer.

A mediados de 2000 le puse un enorme cable de luz a la antena del equipo de sonido y lo pegué hasta el techo para lograr captar la señal de las radios zonales y piratas que transmitían cumbia en el Cono Este y el Cono Sur. Así aumentaba la variedad tropical y escuchaba La Karibeña (que en ese entonces solo llegaba a Ate y Santa Anita), los llamaba, les decía que era de Barranco y ellos respondían con voz de "¿cómo carajo llegamos allá?".

Néctar en el Club de Tiro del Rímac en 2002. Hoy ya no existen ni el grupo ni el sitio.

Y claro, tenía muchos CDs.


El fan verdadero tiene sus colecciones año por año.
CD de 1999. Se nota porque antes no los serigrafiaban sino que les pegaban un sticker.
En realidad el CD es de 2002, cuando no eran muy conocidos en Lima. Pero yo ya sabía de su existencia (H).
Agua Marina fue uno de los primeros grupos que me gustó, pero ese CD doble debe ser de 2004 más o menos, y el que está abajo, de 2000.
Esos son de 1999. Cuando era púber y pre-púber también me gustaban Big Boy, El Chombo y esas cosas.
CD del 2003. Con eso hasta mi vieja se preocupó y botó el disco xD
2008, cuando el Grupo 5 sonaba hasta en el baño (los baños de ciertos centros comerciales tienen música, por si acaso).
Sí, a mí la cumbia me llegó a gustar mucho, demasiado. A pesar de que ya en 2000 una canción rockera empezaba a gustarme ("En esta habitación" de Libido), el rock recién se volvió uno de mis géneros musicales favoritos más o menos en 2004. A veces pienso que me gustó un poco forzadamente, para acoplarme a mi grupo de amigos, pero después sí me gustó de verdad y así hasta ahora.

Cuando llegó la segunda oleada cumbiambera de la década pasada, entre 2007 y 2009, a raíz del accidente del Grupo Néctar (suceso que escuché por la radio casi al momento de haber sucedido) me sorprendí. Era la primera vez que escuchaba la música que me gustó por años en discotecas, bares, rockolas, mi universidad, etc. Y que podía ir a un concierto de esa música con amigos que, aunque sea por la moda del momento, también gustaban de lo mismo.

Pero desde ese entonces hasta ahora (y han pasado cuatro años) solo dispuse de gente animada para ir a conciertos de rock o salsa. Hasta que ayer por fin encontré buena compañía para estas salidas. Y mi lado cumbia volvió a surgir. Coexistirá con mi lado rock, pero esta vez no se extinguirá.

'Ta que canté las canciones de Agua Marina con un sufrimiento que te mueres. Pero eso es lo que a los 15 años decía que me gustaba de la cumbia: "Es el género musical donde bailas, ríes y celebras así las letras sean lo más destructivas posible".
Marisol.


Agua Marina.
Esas dos últimas fotos son de ayer. Solo tomé esas. El resto del concierto estuve bailando, cantando y tomando, como buen cumbiambero. Y no va' ser.

Y esta es una de Radio Okey, cuando existía y también pasaba cumbia, allá por 2008. De mis archivos pé varón.

7 comentarios:

  1. Yo confieso que cuando era mas ignorante (es decir mas joven) no me gustaba mucho este tipo de musica, ahora la aprecio de una manera diferente, he aprendido que es una expresion cultural en toda LEY.... peeero (siempre hay un pero) la letra no siempre es buena, eso es algo en lo que me fijo, en la letra de las canciones.

    ResponderEliminar
  2. Uhmmm... a mí nunca me gustó la cumbia excepto para bailar en un tono hasta el suelo más naaa... OK NO! :P

    Como a Gary, me gusta escuchar la letra de las canciones, y si me quieres preguntar sobre algún grupo cumbiero que haya marcado mi adolescencia con sus letras, sin dudarlo te diría AGUA MARINA! para mí fueron los únicos. Me encantan hasta ahorita, y tengo sus discos y todo en la ofi, a veces me entra la nostalgia y me pongo a escuchar "llama de amor", "migajas de amor" o la más recordada y cantada de mi pubertad: "tu amor fue una mentira". Además, soy fan de Chacalón, sí, CHACALONERA digo yo XD, tengo sus canciones aquí y mi favorita es vieeeeeento -vuelve a ser como asher- xD y bueno una que es muy bonita que no recuerdo el título a ver... déjame googlear (•••LOADING•••) pucha no encontré :/ y pa colmo no me acuerdo como es la letra pero sólo sé que es muy bonita :)

    Debo confesar que cuando ocurrió el accidente de Johnny Orozco y compañía, me llegó que recién ahí le dieran bola a la cumbia con todas las agrupaciones y solistas que salieron. De pronto todos los programas sabatinos presentaban al grupo 5, a caribeños de guadalupe (A este grupo lo vi en vivo y me abrazó el que me gustaba :3) en esos tiempos me gustaba ese chico... Josimar!! jajajaja ptm!!! ahora el brother es JOSIMAR Y SU YAMBUUU y yo WTF ni más jajaja XD

    En fin, creo que todos hemos de alguna manera u otra escuchado, bailado y coreado alguna canción de cu cu cuuuumbia! aunque por mis venas corra sangre rocker metal lml ROAAWR super heavy y muy malota :3 ajajajaja igual, Agua Marina será para mí por siempre LA MEJOR.

    Aguante el Metal XD OK NO

    ResponderEliminar
  3. Prefiero bailar cumbia que otros géneros, me siento más libre y la música es más amena. No me gusta para nada la salsa. el reguetón en plan chongo.

    Dónde estarán mis CDs piratas de cumbia de los 2000 jaja.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Me disgusta la cumbia, lo popular, lo tropical, no sigo porque no quiero perder tu amistad jajajja y peor porque hoy te vi jajajaja

    ResponderEliminar
  5. te mentiría... pero no me gustan mucho... las cumbias villeras algunas, las demás... se las dejo a mi mami!!! jajaja además algunas letras hacen mal al corazón... como aquella, LA OTRA LA OTRA LA OTRA!!! todo el tiempo la otra... jajajaa ni en sueños le cantaría a la otra...

    ResponderEliminar
  6. A mi me gustó primero el rock, pasaron muchos años para aceptar que tmb m gustaban otros tipos de música. Creo q nunca hay q avergonzarse de lo q le gusta a uno. Saludos!

    ResponderEliminar