Eterno verano.

domingo, 27 de octubre de 2013

El día en que quisimos ser músicos y nos quedamos en oyentes.

Teclados.


Cuerdas.


Platillos, chelas y un objeto fálico llamado wiro.


Batería.


Cajón.


Y hasta un tubulum hecho en casa con su respectiva sandalia para tocarlo.




Todo ¡todo! ya está listo para el gran relanzamiento de PITCH, marcando un antes y un después en la historia musical de... sus integrantes, y sonando con furia para todo... el barrio, desde el cuarto piso satelital de Monserrate. Muy pronto lo único que escuchará este barrio no serán los pedidos de auxilio de los transeúntes cuando los fumones les roban ni las campanas de la iglesia de Santa Rosa, ni el tecnomerengue y la tunantada de la vecina, sino algo más. Prepárense.

Ok, no.

3 comentarios:

  1. Tocar y tocar!
    A hacer música señores! Y al que no le guste que se aguante!
    jajaja

    Beso!

    ResponderEliminar
  2. Por lo que voy leyendo en tus entradas, tienes un estilo medio socarron e inteligente jajaja.

    Primera vez que veo ese tubulun. Saludos te seguiremos leyendo.

    ResponderEliminar
  3. Les deseo mucha suerte! Espero las cosas salgan muy bien!!

    ResponderEliminar