Eterno verano.

lunes, 11 de julio de 2016

Pajas mentales.

Esta mala mezcla entre Tiahuanaco, Chavín y Sicán, ubicada en un distrito de Tacna surgió, sin duda, de una paja mental.


Paja mental: "Literalmente, masturbación mental. Idea o afirmación de carácter especulativo o teórico, sin otro fin práctico más que el de ofrecer placer a la persona a quién se le ha ocurrido".

Recuerdo dos momentos de mi vida académica ligados a este concepto. El primero fue cuando un profesor nos dijo que "solo tendrán veinte minutos para resolver el examen, porque más tiempo es masturbación mental y yo no estoy aquí para masturbarlos". La segunda fue durante la asesoría de un curso; cuando le presenté a la docente mi trabajo perfectamente realizado y se puso a hacer observaciones cada una más ridícula que la anterior, solo para sentir que era toda una intelectual y mucho más capaz que los jovenzuelos a los que enseña. Observaciones que no servían en nada a la mejora del trabajo sino que, simplemente, se le ocurrieron y le parecieron bonitas.

Todos nos hemos pajeado mentalmente y más de una vez. ¿Te ha pasado que, en algún momento de aburrimiento, has empezado a fantasear hasta el punto de terminar sonriendo en la calle o el transporte público mientras todos te miran extrañados? Enhorabuena: Tu paja mental terminó en un orgasmo de ideas.

A riesgo de parecer encuadrado y estereotipante, puedo afirmar que existen profesiones más propensas que otras a los pajazos mentales. No debe ser muy común que los hombres de números y cálculos (ingenieros, matemáticos, etc) tengan estos entretenimientos en su labor, pero lo he visto mucho en literatos, filósofos, artistas, diseñadores, sociólogos y politólogos. En estos dos últimos, la paja mental puede ser especialmente dañina, porque terminan trabajando en los organismos del Estado, metiendo sus ideas en las políticas públicas y jodiendo magistralmente a todo un país.

Puedo distinguir dos tipos de pajas mentales: la positiva y la negativa. La primera puede ser fuente de creatividad y no suele causar daño alguno (y si lo causa, es muy restringido y en ningún caso irreparable o permanente). Vamos a desarrollarlos brevemente:

Paja mental positiva: La paja mental positiva se encuentra a gran escala en el mundo del misterio; entre los "teóricos de la conspiración" o los "teóricos de los antiguos astronautas", por ejemplo. Siempre encontrarán el "indicio" escondido que revele que Hitler huyó a Argentina, que Elvis no murió o que los extraterrestres nos crearon por ingeniería genética. Sea como sea, no causan daño alguno y sus teorías pueden servir para más de un debate con café y empanaditas. Aquí también entran los creadores y seguidores de cosas como Alfa y Omega, y es justamente su líder Antonio Córdova quien ha dejado para la posteridad la que quizá sea la mayor paja mental del siglo XXI, cuando intentaba explicar qué es el tiempo según le fue revelado por los extraterrestres:

"El tiempo que estamos viviendo, es relativo, porque un tiempo tiene su tiempo dentro del tiempo. No hay tiempo que no le llegue su tiempo en el tiempo de los tiempos. Parece trabalenguas, parece malabarismo mental, pero esa es la relatividad del tiempo".

Sublime.

Otros pajeros mentales de primer nivel son los autores (y seguidores) de los libros de autoayuda. Por ejemplo, tenemos a Coelho con sus frases dulzonas y vacías como que el universo conspira para que logres no sé qué. O los autores de libros de "cómo hacerse millonario cambiando su mentalidad", pero que no son precisamente millonarios. Joseph Smith, fundador de los mormones (con su idea de que los judíos son los antepasados de los indígenas americanos y que Cristo vino a América a predicarles) pudo haber sido, también, un exponente de este arte, si es que acaso no fue un trastornado.

Los exponentes del "arte moderno" son, muchas veces, pajeros mentales que logran admiración por pajearse de la manera más burda y descarada. No hace mucho, en un museo de San Francisco, un gran número de personas terminaron creyendo que unos lentes puestos en el suelo eran una muestra de arte moderno. Y tiempo atrás subastaron una cama con las frazadas desordenadas como si fuera arte por una gran suma de dinero. Pero para mí, la más grande y hermosa paja mental artística destos valles del centro del Perú es la que podemos observar a continuación, directamente desde un solitario lugar en plena Panamericana Norte.

Una paja mental positiva originó la construcción del "Palacio Dorado" de Puente Piedra. Es curioso, con un toquecito retro y no le hace daño a nadie... excepto al buen gusto.

Paja mental negativa: La paja mental se vuelve negativa cuando se traduce en hechos que supongan una alteración del sentido común de la sociedad o puedan causar algún daño real o potencial. Esta paja mental es el equivalente no ya a una paja, sino al sexo sin protección tenido con alguien que padezca una ITS y a sabiendas. Nada bueno puede salir de eso.

Tuve un profesor (me tocan profesores de lo más normales) que decía alegremente que en su opinión los enfermos mentales no debían ser tratados como tales, porque simplemente se trataba de personas con "otra percepción de la vida". Que no tenían alucinaciones sino "percepciones alternativas de la realidad", que debían ser estudiadas no para curarlas sino para nutrirnos de esos conocimientos y... ¿entienden, no? Pero esta paja mental no era de su autoría, sino una aplicación del término "diversidad funcional" que en última instancia vendría a significar (siempre bajo la excusa de "no ofender" y "no dañar la sensibilidad" así sea mintiendo) que no existen personas con discapacidad sino personas con diversas funcionalidades físicas, mentales, etc. Esto, a la larga, podría desembocar en no querer brindarles ayuda para la superación de sus limitaciones porque ¿para qué hacerlo si no tienen un problema sino solo "una diversidad"?

La cojudez está en el aire.

Finalmente, todas las teorías paridas por el marxismo cultural (como la ideología de género y el feminismo radicalizado) iniciaron su andadura como pajas mentales salidas del cerebro de algún señor con harto tiempo libre e interesante billetera, que quería dárselas de intelectual con sus amigos en algún café europeo. Y ya vemos los problemas que están causando al ser utilizadas por las élites para aplicar su "divide y vencerás". Los Testigos de Jehová con su idea de "no a la transfusión de sangre, so pena de expulsión" (con todas las muertes que eso ha acarreado) son también exponentes de la paja mental dañina. Y los líderes izquierdistas europeos que promocionan el aborto a pesar de que su continente está sumiéndose en un invierno demográfico y que además atacan al cristianismo mientras permiten la construcción de mezquitas musulmanas (y ya vemos cómo se lo están pagando los "agradecidos mahometanos") son tal vez los más dañinos pajeros mentales del mundo actual. Llegará el momento en que la Humanidad se cure de ese cáncer y lo arroje al basurero de la Historia.

La paja mental se cuenta sola. Este caballero no podría manifestarse de esa forma en las sociedades de las que provienen los inmigrantes musulmanes cuya entrada masiva apoya.

2 comentarios:

  1. Muy de acuerdo contigo... sabes? leí también eso de los lentes tirados en aquel museo... es increíble como sólo queremos ver algo "increíble" o prestamos atención como si fuera "importante" a algo que creemos que realmente es "especial" porque "algunos" nos dijeron que lo era...
    Hay tanta basura llamada "obra de arte", basura a mis ojos... pero como dijo tu profesor... "otra percepción de la vida..." ni mas, ni menos.
    Sólo hay que saber venderse... en esta vida no hay mas.
    A veces publico frases opas en twitter... y tienen muchos RT y ♥, y cuando publico algo realmente interesante... ni bola me dan jajajaja...
    Beso Ferchu!

    ResponderEliminar
  2. ¿Sorry de Justin Bieber es una paja mental positiva o negativa?

    ResponderEliminar