Eterno verano.

jueves, 4 de julio de 2013

Perú, país lector (?).

Ayer por la mañana sintonicé el programa radial de Augusto Álvarez Rodrich y este se encontraba entrevistando a un personaje cuya identidad no recuerdo, pero creo que era escritor o representante de alguna editorial. Lo cierto es que si algo me quedó de esa entrevista fue el dato que soltó el personaje: "Según estadísticas internacionales, en el Perú se lee un promedio de 0.8 libros al año, es decir, ni un libro".

Ponía como ejemplo de esa supuesta falta de cultura lectora, el hecho de que en Colombia se considera un éxito de ventas cuando un libro llega a más de 30.000, mientras que en Perú se considera un éxito si llega a 10.000 o 15.000, porque más no se da. Mencionaba que el último libro de Dan Brown ("Inferno") ha causado tal furor en otros países, que incluso en Argentina asaltaron una librería para llevarse esos libros, pero que en Perú solo han impreso 15.000.

Ante esto solo me queda decir que quien pretenda medir el grado de lectura de los peruanos por las compras de libros originales y, peor aún, teniendo en cuenta solo los libros que son tendencia internacional y de autores extranjeros, está cometiendo un error, a mi parecer intencionado, y con el único afán de hacer, no que se fomente la lectura, sino que se incrementen las ganancias de las editoriales extranjeras.

La mayoría de personas que conozco ya lleva varios libros leídos en lo que va del año. Para este caso dejaré de lado mis gustos y consideraré que, por ejemplo, varias de esas personas son fanáticas de los libros de autoayuda y compran cuantos de ellos ven, y la gran razón por la que sus compras y las de muchos no son cuantificadas es porque compran ediciones piratas. La piratería está muy difundida en lo que a libros se refiere y ofrece lo mismo a precios muy inferiores. Por ejemplo: el libro 9 de Caballo de Troya estaba costando 110 soles en original, pero yo lo conseguí a 15 soles en copia. Y al ser, además, mucho más fácil encontrar la copia que el original de muchos libros, la gente las prefiere. Existen lugares donde encuentras hasta los libros más caletas, como Quilca y sus alrededores, o más aún, Amazonas, entre cuyos stands siempre hay gente revisando y comprando. Y claro que estos libros no son contabilizados en los ránkings y encuestas pagados por las editoriales, porque no conviene a su único afán que no es la cultura, sino el hacer dinero.

Otra cuestión es que mucha gente (y en ese grupo estoy) busca no los libros actuales y las obritas descartables que los extranjeros nos quieren poner de moda, sino las revistas antiguas, las obras viejas y los libros antiguos. En mi universidad (y antes, también en mi distrito) se llevan a cabo de forma casi permanente, ferias de libros antiguos, en las cuales siempre hay gente comprando uno u otro libro o revista difícil de encontrar. Además, es de hacer notar, que mucha gente lee en internet, ya que por este medio es mucho más fácil encontrar las últimas noticias de la mayoría de áreas del saber, como la salud, las ciencias naturales o las investigaciones históricas. Existen textos en pdf, revistas y libros virtuales, y eso señores de las editoriales, aunque no les genere plata, es también lectura.

Hay quien dirá "pero claro, tú lees porque eres universitario y si no buscas información sobre tu carrera, no apruebas", pero eso no es cierto. Mucha de la gente que conozco tiene una vida y aficiones más allá de sus carreras y la mayoría de libros que compran son de otro tipo y en muchos casos, solo para pasar momentos de relax (como mi amiga Andrea y su gran colección de novelas o mi tío y su casa llena de cajas y cajas de libros antiguos de espiritualidad y otros temas). Por mi parte, es lo mismo, en este año ya llevo leídos varios libros, empezando por "El día del relámpago", un libro sobre matrimonio, uno sobre las fiestas en la región andina, uno sobre la llamada "tercera revolución industrial" y uno de literatura soviética, entre otros (y así, sin darme cuenta, salí del "promedio" puesto por las editoriales extranjeras), sin contar los cinco libros de temas de género que tuve que leer al menos en parte para la exposición que tengo este viernes, además de varias revistas de NatGeo, que no por ser revistas, dejan de ser más científicas que muchos "best sellers". Hoy compré un libro sobre Análisis Transaccional, porque ando afanado con eso y es parte de una de mis carreras, pero también compré revistas Año Cero de temática paranormal y un libro de 1941 donde sale un mapa de la frontera con Ecuador antes del Protocolo de Río de Janeiro, editado por la Biblioteca Militar de Brasil. No tiene que ver con mi carrera, pero me interesa la historia y la política de mi país, sobretodo en casos como estos en los que hay ideas encontradas (tanto Ecuador como Perú dicen que perdieron territorio por ese protocolo, pero el hecho de que un mapa peruano mostrando que nuestro país poseía Jaén y toda la región de Maynas haya sido aceptado y distribuido por los militares brasileños, dice mucho).

Bueno aquí algunas cosillas, de esas que no aparecen en las estadísticas de lo que la gente lee:

Genial esa enciclopedia de 1851, donde, por ejemplo, te definen el amor en cuatro páginas, aunque bueno, igual no dicen nada concreto xD


Uno de dos libros de una biblioteca religiosa, que no sé cómo llegaron hasta Amazonas y compré. Están en latín pero eso les da un atractivo especial, aunque no se entiendan :D


Una revista de cultura celta, la revista-libro de literatura soviética, un libro de formación psicológica para el matrimonio, una revista dedicada al amor y el sexo y una encíclica católica. Todos sacados de la Feria de Amazonas.

El ya mencionado libro brasileño.


El ya mencionado libro de Análisis Transaccional.
Otras aficiones: Cuando era niño, mis padres y yo nos mudamos por un par de años a una casa alquilada y encontré unas monedas antiguas. Desde ahí empezaron a llamarme la atención, y más cuando en mi colegio descubrí un montón de monedas de Intis botadas en un rincón de la parte antigua y las recogí. Hoy compré estas monedas en el Jirón Camaná. Las tres primeras son de nuestro país y estuvieron en vigencia hace unas décadas. Me llama la atención la del centro, acuñada en 1921, año del primer centenario de nuestra independencia política  Las otras monedas son del Caribe (República Dominicana), Europa (Malta), África (Kenia) y Asia (Hong Kong cuando pertenecía a Reino Unido), además de una perteneciente a un país desaparecido (la República Socialista de Checoslovaquia).


La indignación: Una gran indignación, cólera e instintos asesinos ha causado en mí el hecho de que una puta inmobiliaria haya destruido el sitio arqueológico de El Paraíso, en el valle del Chillón (que tuve la suerte de conocer con un profesor y unos compañeros en una salida de campo en 2011) y que la multa haya sido ínfima y los responsables no estén en prisión. Esto es parte del desprecio por el pasado indígena de nuestro país, el que solo importa cuando da dinero rápido al gobierno gracias al tan santificado turismo. Dinero que, por cierto, no llega más que a gotitas a los descendientes de los constructores de los sitios arqueológicos, ya que la élite gobernante de nuestro país es mayoritariamente eurodescendiente.

10 comentarios:

  1. la universidad y mi vida personal ha sido tan absorvente que no he leído libros este año, quise terminal El sr. de lo anillos y lo volví a dejar. me baje en pdf dos libros que si he acabado, pero son éste no muy buenos pero q a mi me gustaronn mucho. mi gato angus mi primer novio y el estorbo de mi padre y volví a leer Ciega a citas.
    a mi lo que me gusta son las películas.
    He vuelto a empezar World war Z que deje a la mitad el año pasado, tbn en pdf.
    Lo que quiero, ahora es lo último de Dan Brown, he leído sus anteriores novelas con mucha emoción

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he leído "El Señor de los Anillos" y ni siquiera sé bien de qué trata. Al contrario, leí una y otra vez los libros de Harry Potter, incluido un libro que hizo una fan como final alternativo y que es muy bueno, aquí incluso lo vendieron mientras esperaban que saliera el último.

      Eliminar
  2. Prefiero comprar en inmediaciones de la Villarreal, en vez de Amazonas; de repente coincidimos en los gustos por la literatura más entrada en años. Leer clásicos es ir a las fuentes de la literatura moderna (de donde, valgan verdades, cada vez se aprende menos).

    Buen post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Villarreal, imagino que en los libreros del Pasaje Malambito. Alguna vez compré algo ahí, pero en Amazonas encuentro más variedad y menores precios. Hasta hace unos meses había un señor que vendía libros antiguos por las noches en una tienda en Alfonso Ugarte, pero ya no está, me dijeron que ahora vende, también en las noches, cerca al MegaPlaza, aunque nunca lo he visto.

      Así es, yo también suelo ir a las fuentes. Si la gente se deja impresionar por autores de 2 x 1/2 de esos que actualmente abundan, es porque creen que lo que hacen es original y no se dan cuenta que son solo versiones destiladas y "para dummies" de lo que antes hubo.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Bueno es cierto que la lectura de libros piratas no entra en las estadísticas, pero si lo hicieran tampoco estaríamos entre los países lectores de america del sur, hay que aceptar que no somos un país que lee y eso es preocupante, no habrá ley alguna que nos oblgue a leer, es un trabajo de hormiga y muy personalizado, ¿quieres que tus hijos lean? Entonces que te vean leyendo! No hay otra forma de cambiar. Oooh! Yo coleccionaba estampillas, álbum de figuritas, chipitaps de caballeros del zodiaco ahora colecciono libros. Lo de la Huaca me pareció una putada! Pero para ser sincero me pregunto si es realmente necesario conservar todo eso, ahí tengo mis dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para entrar en esos ránkings tendrían que considerar la lectura del Trome "el diario con mayor tiraje de Hispanoamérica" según decían hace un tiempo xD Pero bueno, no creo que ni así estuviéramos entre los países que más leen, pero al menos estaríamos superando 1 o 2 libros al año por persona xD

      Es cierto, se debe empezar por casa. Yo desde niño ví leer a mi abuela materna y después a mi tía y en cierto modo también a mi madre y mi tío (mi padre no, porque siempre paraba fuera).

      Lo de El Paraíso me da cólera por su significado: era uno de los sitios más antiguos de la Costa Central, no una huaca cualquiera de tantas que hay por ahí. En SMP ya habían destruido Garagay que era un sitio arqueológico que evidenciaba la presencia Chavín en la costa central y conservaba frisos en color. Y ahora esto ¿y para qué? para seguir construyendo sus edificios descartables ¡y sin autorizaciòn! ¡eso es un delito, para empezar!. Pero digo, si en Lima Norte aún quedan cerros desiertos ¿por qué causar ese daño? Ahí hay maldad y desprecio, porque incluso, una vez derrumbado el lugar, echaron basura sobre los restos y prendieron fuego.

      Para mí, esos profanadores deberían estar muertos. Si fuera otro país como Egipto, una turba ya los hubiera linchado, y yo estaría entre ellos.

      Saludos :)

      Eliminar
  4. Con los estudios, solo leo lo de mi carrera, estoy leyendo el libro que me regaló Gary y voy a paso lento, creo que demoraré un año jajaja. Pero si he leido varios, entre originales y piratas.

    No me gusta esas vainas de autoayuda, son weadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros de autoayuda son el equivalente a dar una palmadita en el hombro y decir "todo va a estar bien". Me causan un poco de lástima las personas cuya "felicidad" depende de leer esos libros...

      Eliminar
  5. Libros de autoayuda #NoWay. Me gustan los de suspenso, asesinatos, biográficos dependiendo de quién se trate!

    Me daré tiempito aunque sea un día para ir a la Feria del Libro, ahora en Julio que vaya a Lima.

    Eso de la piratería es un gran impedimento para todos, comenzando para los escritores; sin embargo, también las editoriales y todos quienes estén involucrados en ese sistema debería ver mejor que los precios que ponen estén al alcance de la gran mayoría. Porque es el colmo que se aplauda por vender 15000 ejemplares, cuando nada más en Lima son como 2MILLONES de personas!!

    Saludotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad en Lima somos más de 8 millones de personas ._.

      Eliminar