La primavera resuena.

sábado, 12 de julio de 2014

¿Qué? ¿Otro dogma más? ¿La corredención de María? Francisco, mejor mirá el partido.

Hace minutos leí en la página web católica Aleteia que se estaría preparando la proclamación del nuevo dogma católico de la corredención de María, algo que era un secreto a voces desde hace algunos años. Esto para mí y (a juzgar por los comentarios del Facebook de Aleteia) para muchos, marcaría la gota final que derramaría el vaso de herejías que ha ido acumulando la Iglesia Católica con el paso de los siglos, bajo la excusa de "el Papa sabe por qué lo hace".

Si queremos ver un espejo de cómo era realmente la Iglesia Católica cuando profesaba una doctrina bastante más sana y bíblica no tenemos más que mirar a las Iglesias Ortodoxas, las cuales preservan las creencias casi exactamente como estas eran en los tiempos de la Iglesia Indivisa (antes del cisma de 1054). Pero aún en esta época ya había errores consagrados, como el de la "Asunción" de María. Sin embargo, fue la Iglesia Católica la que endiosó cada vez más a María con títulos como "Reina del Cielo", "nacida sin pecado" o "Inmaculada Concepción", el rezo del rosario para ganar tal o cual gracia, devociones como "el Inmaculado Corazón de María", el decir que ella sufrió igual que su Hijo y, ahora, por si fuera poco, quieren proclamar el dogma mencionado. Con esto, las supuestas intenciones de "acercamiento y unidad" de la Iglesia Católica con las Iglesias Ortodoxas y aún con el protestantismo son demostradas como una total farsa. Si antes eran vistos como herejes por unos y otros, en esta ocasión tienen una razón válida más para hacerlo. Empiezo a creer a quienes dicen que la imagen (endiosada) de María no es otra cosa que un calco de la diosa Isis, metido caleta en el cristianismo, para hacerlo atractivo a los paganos.


Stop, Pancho, stop!
Pero ¿en qué se fundamenta la Iglesia Católica?

En una revelación...

¿Salió de la Biblia?

Pues no (para variar...).

Entonces ¿quién la tuvo? :O!

Una "mística" holandesa de la década de los 40, a la que supuestamente se le apareció la Virgen María. Lo mismo que pasó en Fátima, donde la supuesta "aparición mariana" le dió aún más validez al dogma de la "Inmaculada Concepción" entonces proclamado en fecha relativamente reciente (1854). Y ambas revelaciones, por ser antibíblicas, nos dejan bien en claro que quien se aparece en esas ocasiones y hace "bailar al sol" o que aparezcan una serie de visiones y fenómenos materiales y celestiales no es ni María ni Jesús. De hecho, situaciones similares se han reportado en tiempos más recientes y en contextos menos impregnados por la religiosidad popular y han sido asimilados más bien, al fenómeno ovni. Es muy probable que muchos (no todos) los ángeles, demonios, dioses y marías de siglos anteriores sean simplemente presencias de "otro tipo de visitantes" no entendidas y explicadas de acuerdo al contexto histórico del momento. Y si se trata realmente de seres espirituales pues por sus frutos conoceremos si son buenos o malos y un ser que se presenta proclamando nuevas revelaciones, por más que diga llamarse María, es tan anatema como Elena White, José Smith, Mahoma o Vissarion el "cristo" ruso. Ya sabemos que el Engañador puede disfrazarse como ángel de luz y mentir como padre de la mentira que es. Y para todos esos anatemas les vendría bien revisar los párrafos finales del Apocalipsis para que sepan qué les espera.

¿Y qué peor manera de mentir que opacando, así sea parcialmente, el papel redentor del Hijo de Dios casi igualándole un ser humano (por más que haya sido su madre terrenal) a su Único y Suficiente sacrificio por nosotros?

Por algo así es que los musulmanes llamaban a los cristianos "asociadores" (los que le asocian otro ser más al único Dios) y aunque en el pasado lo hacían en parte por su no comprensión de la Trinidad, ahora sí tendrían una verdadera razón para hacerlo, al menos en el caso de los católicos romanos en lo referente a María.

Por otro lado, si tanta fe le tiene la Iglesia Católica a lo que dicen las supuestas apariciones de María ¿Por qué rechazaron las del Palmar de Troya, donde la supuesta María decía que el Vaticano caería en herejía. ¿Por qué no convenía? ¿Y por qué se le da tan poca publicidad a las apariciones de La Salette donde la supuesta María dice textualmente que "Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo"?

Quien tenga oídos...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario