La primavera resuena.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Los comecaca, la trampa y la sensibilidad de la gente.

En los últimos días mi distrito ha vuelto a estar en el ojo de la opinión pública, y no porque la alcaldesa haya regresado de Bahamas con nuevos bríos para mandar derribar todos los edificios ilegales del acantilado, ni porque haya botado a los del Museo de Arte Contemporáneo que hace tiempo que andan calladitos para pasar piola con su apropiación del terreno de la ex Laguna, no, sino gracias a "Los Comecaca".

Los Comecaca son una iniciativa para que al fin las personas que pasean a Fido o Bobby no tengan excusa a la hora de recoger las excretas. La mayoría no lo hacía excusándose en la ausencia de tachos, pero ahora estos han sido colocados por todo el distrito y hasta con bolsitas plásticas. Y no tienen forma de perro San Bernardo como las cosas esas que han puesto en San Miguel, sino algo más motivador. Con estos puedes dar rienda suelta a tu morbo dándole de "comer caca" a los personajes más detestados de nuestra sociedad: el futbolista juerguero, el maletero, la chismosa del barrio, el corrupto, el mañoso de esquina y la trampa.

Sobre dos detalles se ha generado todo un debate: sobre el nombre y sobre la presencia de "la trampa". En el primer caso, la gente sensible se horroriza por la "vulgaridad" del nombre. ¿Cómo van a decir la palabra "caca" en público? Ay no, qué feo. ¿Cómo deberíamos llamarla entonces para ser más educados? ¿Come excremento? ¿Come popó? ¡Hagan el favor de dejarse de huevadas y dárselas de ofendidos por cualquier estupidez! Por ahí leí el comentario de alguien que decía que cómo se podía poner esa palabra en lugares públicos a los que van niños. Ya pues... ¡seguramente a tu hijito de cinco años le has enseñado a llamar excremento a la caca! Baboso.

Pero lo de la trampa es todo un caso. Se supone que las mujeres deberían ser las más prestas a echar los desperdicios de sus mascotas en boca de las representaciones de quienes se meten en sus relaciones para llevarse al esposo, novio o enamorado. Pero no. Si bien muchas apoyan, otras se la dan de ofendidas. Lo único que queda por pensar es que quienes reclaman sean trampas y no quieran verse reflejadas en un tacho de basura.

Otra cosa que leí es ¿por qué se le representa con el cabello teñido? Bueno, yo te responderé amigo sensible: Porque se asume que si llamaron la atención de un hombre con pareja es porque entraron por el lado sexual del asunto, y a la mayoría de hombres alienados de ahora les gustan las peliteñidas para alucinarse que están con una gringa.

Pero lo más estúpido que he leído al respecto lo escribió la sensible redactora de una conocida página de blogs que se caracteriza por horrorizarse de todo y por querer que en nombre de la libertad un poco más y se legalice el casarse con uno mismo. La señorita decía que se estaba fomentando un solo tipo de moralidad a la hora de juzgar estos temas, cuando en este mundo plural, diverso (y demás términos que me tienen hasta los cojones) debemos crear nuevas moralidades y...

Oye mamita...

En todas las culturas del mundo, en todos los tiempos y en todos los estratos sociales ha estado mal vista y hasta penada con lapidación la infidelidad y similares. Que en la sociedad relativista de la moralmente podrida Europa actual se quiera dar carta libre a todo tipo de porquerías, no significa que eso sea correcto o que debamos copiar esa basura para sentirnos avanzados.

Existe una moral, no distintas morales al gusto del cliente. Esto no es un restaurante donde eliges el menú con el que llenarte la panza.

Finalmente, una reflexión: ¿Por qué la gente solo se horroriza cuando estos estereotipos aplican a las mujeres? ¿Qué pasa cuando representan a un corrupto solo como hombre? ¿No existen las mujeres corruptas? ¿Y cuándo representan al mañoso de la esquina? ¿No es sexista que estereotipen a un grupo de varones? Pero claro, los hombres sieempre somos los malos y no está mal visto que se nos estereotipe así; al contrario: eso se favorece y se alienta como lucha contra el machismo (y no quiero seguir porque entraría a hablar de esas campañas contra la violencia familiar donde el hombre siempre SIEMPRE es el único agresor en potencia).

Ah, me olvidaba. Una o dos personas reclamaron porque "se incita a hacerle comer caca a la vecina chismosa". Bueno, la gente que jode la vida tergiversando versiones sobre vidas ajenas no merece comer caca, merece ser ahogada en ella. Digo nomás.

Y con ustedes: el tachito de la discordia.
.
Y ya que hablamos de este tema (y para bajar el hígado): Una canción olvidada de los 90s. Un poco de elemento nacional tropical con Mónica Gamarra y su temón "La trampa".

7 comentarios:

  1. Peor yo leí q alguien relacionaba Trampa, con puta, trans y que eso las hacía victimas de violencia porque cómo que se valida la violencia contra estas personas, Pero si dice Trampa!!! no otra cosa

    ResponderEliminar
  2. Pues me parece una gran iniciativa, sobre todo porque desde su creación ya ha generado y seguirá generando polémica, por lo tanto, se harán más conocidos estos famosos "tachitos", sin embargo, lo de la trampa no me parece algo tan alarmante como lo toman ciertos ciudadanos, es cierto, porque es mujer se hacen los ofendidos, pero si fuera "el otro" o algo en relación a un hombre, no se quejarían, ya basta de FEMINISMO .

    ResponderEliminar
  3. He visto por la web un tacho de la alcaldesa. Es una joda no?

    ResponderEliminar
  4. Una buena iniciativa, porque valgan verdades un distrito tan bonito no merecía estar decorado con caca! Pero también es cierto que esta estrategia tiene para rato y no falta el “acucioso” que le busca tres pies al gato! La idea es que la caca vaya a los tachos nada más! El resto es demagogia!

    ResponderEliminar
  5. La pita siempre se rompe por el lado más débil, ¿por qué no incluyeron a los alcaldes vendeplaya, los ministros lobistas, los expresidentes enriquecidos ilícitamente, los congresistas desde dormilonas hasta comepollo?

    Detrás de esta campaña seguro que hay un comecaca auténtico.

    ResponderEliminar
  6. jajaja quiero ver!! la iniciativa es buena y el nombre está bien!!

    ResponderEliminar