La primavera resuena.

domingo, 28 de julio de 2013

19:28.

Eran las 18:30hrs del día previo a la celebración de Fiestas Patrias en la ciudad de la sierra norcentral del Perú en la que me encuentro de viaje, cuando de repente uno de los amigos (P.) con los que vine aquí (o sea los PITCH, excepto uno) y quien siempre pone su casa como alojamiento en esta ciudad, a la hora de proponer lugares que visitar horas más tarde, lanza con gran convicción su propuesta diciendo:
Hasta en tiempo de guerra los seres humanos han seguido manteniendo las mismas prácticas. Nótese la presencia de Chabelo, el inmortal.

La oposición general fue la primera respuesta, pero entonces lo recordamos: el nuevo integrante de los PITCH, el menor de nuestro grupo y recién integrado, hace ya dos meses que cumplió 18 años y nos jode con que no tuvo regalo de mayoría de edad (se engríe); así que esa fue la excusa de P. (quien es el primo mayor de nuestro nuevo integrante), para decirnos que iríamos a un conocido local de esparcimiento de esta ciudad, aunque acordando que solo quien quisiera haría "uso del servicio" y quien no quería se quedaba afuera conversando o bebiendo en el bar contiguo. Y es así como, previamente y para habituarnos, pasamos por una sanguchería de sugerente nombre.


Nótese la cara de ampayado del parroquiano, digo, del comensal.
Se trataba de la sanguchería "Sex Burger", cuyo nombre le viene (¡oh!) del hecho de que todos sus sandwiches tienen nombres sexuales. Por ejemplo, el "orgasmo" es un pan con hot dog con dos huevos. Okeeei.

Una vez que estos ilustres caballeros consumieron su generoso pan con algo y tomaron (tomamos) un taxi para "La Casita Rosada" (que así se llama el local) y en el celular de uno de ellos sonaba "Al ramerío" de Leusemia, otro de los integrantes y quien esto escribe dejamos en claro que nos dedicaríamos a tomar en el bar de la entrada, porque pagar por sexo iba contra nuestros principios christianos y además nos parecía bastante triste eso de pagar por unos minutos de afecto fingido. Dolióse en el corazón nuestro amigo P. al sentir que le decíamos que le faltaba cariño, pero aún así continuamos. En la entrada nos cobraron 2 soles y nos dieron un ticket y un preservativo de marca caleta.



La única iluminación eran los focos rojos ubicados en los estrechos pasillos del pequeño lugar. Algunos pasillos se encontraban vacíos, pero otros estaban abarrotados de gente de todos los aspectos: pirañas, nerds, emos y hasta algún princeso. Si bien parecía que los alrededor de 40 cuartos estaban con "inquilina", la gente hacía cola en algunos en especial, y cuando salía el cliente, todos empujaban para entrar, haciendo gala de un "aguantismo" un poco penoso. De muchos cuartos salía música, porque al parecer no solo tenían camas, sino hasta laptops donde ponían reggaetón, cumbia, etc. Pero ninguna de las chicas era rocanpóp.



Nuestro novel integrante lo dudó, pero finalmente se dejó seducir por la mirada de la linda damisela que esperaba en el cuarto número 7. Contamos los minutos. Entró a las 19:28 y salió a las 19:38. Salió feliz y dijo que la flaca le había hablado del clima y le había hecho tres poses. Desde ese momento su semblante cambió. De ahí P, entró al cuarto 18 y demoró alrededor de 15 minutos, mientras los tres nos fuimos al bar a comprar unas chelas. Según P. su experiencia fue decepcionante. Y había sido, inicialmente, el más emocionado.

Posteriormente nos fuimos a una disco, después a un bar rockero y la terminamos en un bar de música andina, donde le pedí al DJ que pusiera "Idilio", la canción que me recuerda a una persona cuyo nombre mencioné alrededor de 20 veces en media hora, según dicen. Me dijeron que, además de los principios christianos, comprendieron que no hice uso de los servicios porque le guardaba algún tipo de fidelidad al sublime sentimiento, a pesar de que no estamos. Les dije que sí, porque así es en realidad, aunque ya no es tanto fidelidad ni sentimiento, sino respeto. Mi amigo, el que tampoco entró, mencionó que su caso era similar.

La mezcla de tragos y lo avanzado de la hora (casi el amanecer) hizo que conversáramos nuestras impresiones con respecto al lugar al que habíamos ido. Ya me había puesto espiritual porque en la primera disco a la que entramos habían puesto "Las avispas" de Juan Luis Guerra, sumiéndome en contemplativa actitud. También contribuyó el haberme cruzado con Jesús Mesías (sí, así se llama) un caballero al que no veíamos desde hace tiempo (cuando estábamos ebrios decíamos "Le he dado la mano al mesías, weón") cuyo nombre hizo que nos pusiéramos en christian mode. No recuerdo todos los detalles de lo que les dije en el camino a la casa pero la vaina es que los hice sentir tan culpables que desistieron de volver a "La Casita Rosada" el día de hoy y me estuvieron diciendo en el desayuno que sintieron que estaba mal ir a esos sitios porque comprendieron que eso solo lo hacen los urgidos de afecto y con poco control sobre sí mismos y que se dedicarían a buscar amor mas no placer prepago.

A las 10am todos fuimos a Misa. Fin.

Los convertí.

domingo, 21 de julio de 2013

Viviendo el "Vivo x el rock 2".

Era una fría noche de invierno, y mientras los dizque bachateros se encontraban en el Estadio Nacional escuchando al tal Romeo de Aventuraaah y a Juan Luis Guerra cantando que quisiera ser un pez; y otro grupo estaba en la Feria Internacional del Libro esperando que Pedro Suárez-Vértiz presente su primera producción bibliográfica, miles de personas llenaban el Parque de la Exposición para asistir al "Vivo x el rock 2". En cierto momento, más exactamente alrededor de las 6pm, la cola de entrada llegaba hasta Paseo de la República, y lo sé porque recién entré alrededor de las 7:30, ya que estaba esperando a mi acompañante para tan magno evento y sin ella, no iba a entrar :D

Al entrar recién se iban a presentar Los Mojarras, grupo que juzgamos estaba de más (debería haberse presentado quizá Cementerio Club en lugar del gordo en decadencia Cachuca que ya no lo llaman para que cante ni en "La quinta palabra", viejo bar de mala muerte de El Agustino). Aburrieron, pocos aplaudieron, salvo en "Triciclo Perú" y un poco en Sarita Colonia. Ya pasó tu tiempo, causa.


Posteriormente se presentó otro "caballero de los 90s", otra vieja gloria del rock nacional, o sea, Pelo Madueño. Como en anteriores presentaciones, tocó sus dos temas que aún ahora gustan al público "Alma de 80s" (admito que la canté, carajo me sentí tan viejo) y "Mala sangre" (admito que la cantamos). Trató de animar a la gente con un tema que dice que es nuevo y todos gritamos "nooo" y él, en su fase de negación dijo "eso es un sí". Otro le gritó que "recupere a Olenka". Recuerdo cuando hace algún tiempo, pensando que aún tenía la fama de las épocas de La Liga del Sueño, se lanzó al público pensando que lo agarrarían en hombros, pero lo dejaron caer, lo que fue transmitido en cierto programa farandulero. 5 minutos de fama como en los 90s.

Bueno, a su favor digamos que se nota que vive las canciones que toca y las disfruta, y que animó más a la gente que Los Mojarras y, por supuesto, que mi amiga de los lindos ojos es una de las últimas fans que le quedan :)


Posteriormente llegó Leusemia. Ya se había presentado Daniel F (antes de Los Mojarras), pero como solista y ahora le tocaba estar con la banda de la que formó parte y leyenda hace varios años. La gente se empiló, se armó el pogo y muchos terminamos casi pisoteados. En la parte en la que estábamos, la gente estaba tan apretada que solo por eso no nos caímos. Trasladé mi cámara y mi celular al bolsillo interno de mi casaca. Una billetera vacía cayó por donde estábamos. Mi amiga perdió su colet (o como se escriba). En fin, fue de la conchesumare (y me encontré 50 céntimos).


Después nos pusimos naturales con Amén. "Decir adiós", "Fin del tiempo", "Caras maquilladas", "La chata" (que es uno de esos temas para ponerse romántico y con el que deben haberse formado varias familias), "Sé que tú no estás solo", "Pan con mantequilla", etc. Muy buena presentación, como siempre. Marcelo Motta, sos un genio. Pulpo, ¡qué bien la tocas! (¡oequé!) La batería, me refiero :D


Todo un loquillo.
Después llegaron los veteranos del ritmo rock peruano en lo concerniente a este concierto. Río, grupo que ya casi celebra sus 30 años. Tocaron su primer tema (de mediados de los 80s) "Son colegialas", además de las infaltables "Todo estaba bien" (pero llegaste tú y me fregaste el cerebro) "Contéstame", "La universidad", "Lo empiezo a odiar", "Lo peor de todo", "Princesa" (algo bueno tenía que tener Al fondo hay sitio) y, como ellos mismos dijeron, después de tiempo se animaron a tocar "A la droga dile no" y hasta el más pastrulo fue conchudo y saltó al ritmo de este tema cargado de tanto mensaje.


Después llegó Zen, sí Zen, o sea no Jhovan Tomasevich, sino Zen, porque se volvieron a reunir y tocaron los classics temas como "Sol", "Quédate", "Seguiré" (ahí me puse feeling), etc y cerraron, como no podía ser de otra manera con "Desaparecer". Aw yeah.

Pero ¿que antes de Zen no estaba programado 6 Voltios?

Pues sí, pero anunciaron que por problemas no especificados, Alexis y sus amiwis no saldrían a tocar, así que muchos se quedaron más frustrados en su deseo de pogo que en un coito interrupto. Mi amiga y yo nos salvamos, porque estábamos en medio de dos grupos pogeros y no queríamos morir, o bueno, no queríamos perder nuestro dinero y honor.



A continuación se presentó Libido. Su error fue tocar pocas canciones, varias de ellas nuevas y pues, seamos sinceros, hace tiempo que no pasan temas nuevos de ellos en las radios, no solo porque no se apoya al elemento nacional, sino porque sus últimos temas son MALOS. No tocaron "En esta habitación" (me frustré) ni "Sed", ni "No voy a verte más". Sí tocaron "Libido" (bueno, con esa siempre cierran), "Tres" (con esa empezaron) y "Ojos de ángel".


El último grupo programado para la noche era Mar de Copas. Como pensé que ocurriría (porque ya pasó en un Acustirock en el que los últimos grupos también eran Libido y Mar de Copas, en igual orden) mucha gente se retiró cuando terminó de tocar Libido, pero eso sirvió para que pudiéramos avanzar más adelante. Hubo un problema técnico, así que al comienzo Wicho se dedicó a hacer un improvisado acústico ("Insurrección" de El Último de la Fila, "Adiós amor", "Dulce y veloz"). Tocaron temas nuevos, entre ellos "Dos caras", y también los temas de siempre como "Mujer noche", "Suna" (con esa cerraron), "Llévame", "Un día sin sexo", "Tras esa puerta", "Otra canción / con el mar", "Balada de un encuentro fugaz", "La máquina del tiempo" (puse sonrisa de idiota por los recuerdos), "Entre los árboles" (un saludo para Raquel que le dije que lea esta entrada), etc. Un gran cierre a cargo de uno de mis grupos favoritos.



Y así, cerca de las 3am terminó este gran concierto que demuestra que el rock peruano sí convoca gente, sí vende (al final, eso es lo único que les importa a las radios) y no es una pérdida de dinero. Ojalá hayan muchos conciertos más. Y por favor ¡no se pasen de pendejos! ¿cómo es eso de vender una puta agua Cielo a 5 soles cuando el precio normal es 1 sol? Por eso nadie les compra. Al vendedor lo mandé a meterse su producto por el orto (orto significa amanecer, por si acaso).

jueves, 18 de julio de 2013

Liebster award.


Y bueno, resulta que me dieron un preeemiooo (póngase de fondo el sonido que salía cuando aparecía la imagen de 20th Century Fox en las películas antiguas). Me lo dió Munani, un blogger al que leo desde hace tiempo y con quien coincidimos en algún BlogDay y consiste en responder unas preguntas. A continuación las respondo para vuestro deleite, agrado y con risas pregrabadas de fondo:

1) ¿Cuál es tu fantasía sexual preferida?

Hacerlo en la parte alta de la huaca de mi universidad y sentir que es una experiencia de encuentro con la historia. O volver a hacerlo en una casa abandonada, pero esa casa ya no existe, ahora es un edificio. Puta alcaldesa que malogras mi bohemio distrito ._.


2) Si te propusieran "juego de roles" ¿quién te gustaría ser?

El dominante :3 Y darle duro al ritmo de "Ahora te voy a ponel a gozalll" de Machito Ponce. Mi ídolo ese causa xD Ok, es de mi época de cole.


3) ¿Qué parte de tu cuerpo es la que más te gusta?

Mi cerebro :3 Es que es parte de mi cuerpo pues :D


4) ¿Cuál crees que sería tu fetiche?

Mi fetiche es todo lo que tenga que ver con música. Y bueno, siempre me gusta dar nalgadas xD Así que sería nalguear al ritmo de alguna canción que suene de fondo. No sé porqué se me ocurre "Globo de gas" de Pedro Suárez-Vértiz. Ok, no.

Cantemos todos:

"Pobre ser humano el que te escuche jadear, lalalá!" xD


5) ¿Con qué dibujo quisieras tener sexo y por qué?

A "Ángel, la niña de las flores" le tenía ganas desde que era niño. A la firme. Quería descubrir su flor de los siete colores :D Ok, noooo.


6) ¿Cuál ha sido tu mayor experiencia homosexual?

Cuando un pata que ya no es mi amigo (porque se frustró y se me alejó) que después de años se había vuelto travesti con hormonas y todo, me dijo que le gustaba, después de haberme chapado tomándome por sorpresa. Ahora es transexual y no voy a negar que se le ve bien, pero bueno, hay más posibilidades de que me vuelva ateo a que cambie de orientación (los que conocen mi lado religioso saben a qué me refiero).

7) ¿Con qué actor/actriz te gustaría tener sexo y por qué?

Bueno, yo soy buen pobre y no me vacilan las actrices de Hollywood sino el elemento nacional.
Cuando era chibolo me gustaba Tula Rodríguez y hace unos días mi mejor amigo me mostró un video de cómo está ahora Azucena del Río, cuyas portadas de El Chino, Ajá, etc, recuerdo de cuando era púber. Y como diría el meme "not bad". Sí, ya sé que es bailarina, vedette o como la quieran llamar y no actriz, pero me gusta pé.


8) ¿Cuál crees que es tu punto G?

El oído, sí, como las mujeres, es parte de mi lado femenino (he crecido más entre mujeres pé, algo tenía que quedarme xD). Hace algún tiempo conocí a una chica que tiene una voz tan erótica pero tan erótica que no podía ponerme pantalón de tela cuando salíamos a conversar. Ya ustedes imaginen el porqué.


9) ¿Con qué personaje de la Historia te gustaría tener sexo y por qué?

De chibolo me gustaba leer las Tradiciones Peruanas. Leí la mayor parte y un personaje que me gustó fue María Castellanos, rival de la Perricholi. No sé porqué, pero me la imaginé como una mamacita retro, aparte que por lo que contaban, era toda una loquilla y con gente así uno siempre se divierte xD Además que se ve que era más narcisista que la patada y entre narcisistas nos comprendemos. Ok, no soy narcisista, lalalaaá (ok, lo confesé).


10) Si fueras prostituto(a) ¿cuánto cobrarías?

Depende de para qué quiero el dinero y si me urge. Y de qué tan buena esté la clienta xD


11) ¿Qué es lo malo de ser virgen/casto?

Yo me inicié sexualmente a temprana edad (pubertad), pero sí he visto a gente que tiene algunas interrogantes al respecto, sobre todo las mujeres si son conservadoras, porque se preguntan si fulano será "el indicado". Pero no es algo exclusivo de las mujeres. Uno de mis amigos tiene problemas con su enamorada, entre otras cosas, porque ella quiere tener relaciones ¡pero ya! (tiene un pasado sexual movidito movidito) y él, por principios religiosos, quiere encontrar a alguien que también sea virgen y tener su primera relación en el matrimonio.

Saludos a todos y si alguien se anima a responder las preguntas, excelente :P

lunes, 15 de julio de 2013

Deseo de pertenencia.

La vida me ha rodeado de gente con gustos muy distintos a los míos. Gente que podía y requería de ponerse una etiqueta que mostrara al mundo cuáles eran los gustos o aficiones que ellos consideraban definitorios de su identidad. Por supuesto, esto fue mucho más marcado en la adolescencia, la etapa en la que la pregunta omnipresente es "¿quiénes somos?" y buscamos modelos que nos hagan sentir parte de algo, ya sea en la música, el grupo de pares, las series de televisión, etc. O en todo caso en las marcas o estilos de ropa, en los equipos de fútbol o en los lugares de diversión frecuentados.

Yo no fuí ajeno a estas cosas. Siempre tuve un muy marcado sentimiento de querer pertenecer a algo. Lo logré parcialmente al final de la secundaria, cuando tuve mi primer verdadero grupo de amigos, una suerte de "minipandilla" dentro del colegio, donde yo era el mayor y una especie de líder. Todos compartíamos una serie de rasgos: tímidos; objeto de bullying los unos, simplemente ignorados los otros; chanconcitos de sus respectivos salones y por esto mismo, digámoslo así (y discúlpeseme la falta de modestia y la palabreja que voy a escribir y que detesto) un tanto "cultos". A los 15 años, mientras los temas de la mayoría del salón fluctuaban entre "juguemos una pichanga", "yo soy metal, tú eres punk" y "vamos a la salida a gilear a las flacas del cole parroquial de aquí a unas cuadras", nosotros hablábamos de Historia, misterio, actualidad, política, escribíamos narraciones ficticias, hablábamos de religión (uno de los chicos siempre me decía que terminaría convirtiéndome a la ortodoxia, porque, es cierto, aunque a los 15 era católico carismático, me fascinaba el oriente cristiano e incluso tenía una cruz similar a las ortodoxas que colgaba siempre de mi cuello) e incluso íbamos a la biblioteca a leer una serie de libros antiguos y caletas que sabe Dios a cuánto los habrán rematado cuando decidieron cerrar el colegio. Éramos diferentes y decidimos agruparnos, y creo que eso nos salvo de caer en una crisis de identidad adolescente, haciendo que no nos sintiéramos bichos raros, y sabiendo que tarde o temprano al salir de esas aulas encontraríamos a más gente con la cual hacer amistad.

Terminó el colegio y perdí contacto con ellos, excepto con uno, que hasta ahora es mi amigo. En mi primera universidad no sabía cómo desenvolverme pues era muy tímido (en realidad lo sigo siendo) y sentía que la gente era muy extrovertida y que no me harían caso. Pero ocurrió. Inesperadamente la primera persona que me hizo el habla fue la que desde el primer día se hizo notar como la chica popular del salón. Con el tiempo nos hicimos buenos amigos y terminamos asistiendo a la misma iglesia. Porque sí, ella era creyente, pero igual que yo, a veces lo disimulaba muy bien.

Pasó el tiempo y formé un grupo de amigos de esa universidad, también con varias cosas en común. Con ellos recorrí por primera vez las lejanas Comas, Carabayllo y Puente Piedra, ya que vivían por allí. Era un acuerdo tácito que al salir de clases nos teníamos que reunir por horas a conversar y fuimos a las primeras noches de discoteca y alcohol juntos. Ese es el antecedente de P.I.T.C.H, el grupo de amigos que conservo hasta ahora.

Con los mencionados P.I.T.C.H (Personas Identificadas Totalmente con el Hueveo, nombre que nos puso Beto, uno de los integrantes, en una noche de tragos allá por 2005) sucedió algo muy peculiar. No tenemos muchos gustos en común. Uno de ellos es metalero y otaku, el otro es lo que se conoce como gamer y el otro es aficionado a la lucha libre. Y todos ellos saben que a mí me llegan altamente el metal, los mangas y el anime, la lucha libre y los videojuegos (al menos los de estos últimos años) y que me parece una estupidez dedicarle tiempo y dinero a esas cosas (y que la tolerancia es una virtud que no tengo, así como tampoco pelos en la lengua). Y asimismo unos no comparten los gustos de los otros y menos los míos, ya que mi afición por los temas de misterio les parece carente de interés y la música que escucho no les gusta y si bien en el pasado la criticaron, con tantas noches de disco a cuestas han aprendido a tolerarla.

Con cada uno de ellos comparto, sin embargo, algunos gustos. Por ejemplo con "Pollo" compartimos el gusto por las cosas antiguas y por el techno noventero, mientras que con Beto en cierto modo los temas espirituales. "Pollo" es mi mejor amigo y su ausencia, junto a la de Beto, por encontrarse ambos lejos en ese momento, fue una de las razones de mi depre de cumpleaños, ya que sentí que lo pasé rodeado de personas de poca importancia para mí y no de quienes considero mis hermanos. Ese sentimiento de hermandad está cimentado, más que en gustos, en experiencias. Hemos tenido viajes juntos, salidas con anécdotas como para escribir varios libros, y hemos estado los unos para los otros en momentos buenos y malos y nos seguimos apoyando a pesar de actualmente estar en entornos distintos, y eso hace que la amistad se fortalezca más que si compartiéramos, por ejemplo, el barrio o el equipo de fútbol.

Ya hablé de dos grupos de los que me sentí parte (del segundo aún me siento integrante) pero hubo otros con los que interactué por circunstancias X pero de los que nunca me sentí miembro. Por ejemplo, mi grupo parroquial de adolescencia. Me gustaba toda esa aura mística de dizque hablar en lenguas e ir a retiros y de incluso tener ciertas responsabilidades dentro del, en ese entonces, grupo más numeroso de la parroquia. Pero nunca me sentí parte. No hice grandes amistades ahí, aunque es cierto que ahí conocí a mi primera enamorada. Y justamente con ella me puse en contacto con otro grupo que tampoco sentí que llegara a integrar.

Ese grupo fue el de la gente del barrio. Nunca antes y mucho menos después de esos tres años de relación volví a sentir que tuviera un barrio (en el sentido de comunidad). El hecho de que viviéramos a solo cuatro cuadras y que ella sea muy extrovertida y tuviera muchos amigos, hizo que tomara una de las grandes decisiones de mi vida: echar al tacho la timidez, adaptarme y hacer amigos, tomándola como modelo, ya que sentía que si no lo hacía, ella terminaría aburriéndose de mí. Digo que esta decisión fue grande porque una vez terminada la relación me había acostumbrado tanto a estar con gente que, por primera vez en la vida, el no sentirme solo y ser aceptado se volvió para mí una necesidad, así que empecé a actuar como "sociable y extrovertido" (digo actuar porque en realidad es una máscara, una actuación o técnica para poder desenvolverme, a mí me cuesta muchísimo interactuar con gente nueva, en realidad) y esa es la imagen que muchos se llevan de mí hasta hoy. Cuando les digo que en realidad soy tímido, inseguro y que me cuesta trabajo, por ejemplo, dar talleres o exponer, no me creen. Incluso una conocida de años me dijo que soy "popular" en la universidad en que compartimos carrera y que tengo muchos amigos. Esto hizo que me cuestione sobre si realmente tengo amigos, un grupo y más aún, si la gente realmente me conoce, y no lo niego, me hizo sentir que estoy solo de la peor forma: sintiéndome solo en medio de mucha gente.

Quizá suene desfasado para alguien que ha pasado los 25, pero muchas veces sigo sintiendo ese impulso adolescente de sentirme parte de un grupo que comparta mis aficiones, como ocurrió con ese ya lejano grupo de la secundaria. Conozco algunas personas a las que les atraen los temas de misterio, por ejemplo (como mi amigo Esteban, alias "el profeta", que incluso me acompañó a dos "vigilias ovni" o mi estimada R. con quien hablamos de temas místicos, almas gemelas, energías y demás) y a una que otra que es igual de "ecléctica" en lo musical (como una compañera con la que fui a una disco ayer y volveremos este viernes... ya le gustó xD) o que les gusta leer de Historia sin los prejuicios de la ortodoxia científica (es decir, que sean unos heterodoxos y conspiranoicos totales), pero son personas por aquí y por allá, no un grupo, y de verdad me gustaría tener uno.

¿Lo tendré? No sé. Tampoco es algo que me quite el sueño, es solo un deseo. Dicen que siempre hay un roto para un descosido, pero ¿será que alguna vez muchos descosidos nos juntaremos? Quien sabe, pero me gustaría mucho que así fuera.

miércoles, 10 de julio de 2013

5 canciones de una tarde de depresión.

Llegó el momento depre, ese que siempre toca el timbre en situaciones como estas (no contaré la situación). E inmediatamente me puse musicalmente autodestructivo y fuí poniendo las canciones que me venían a la cabeza. Al final, me dí cuenta que estaban tan buenas que deberían ir al blog xD

1. Foreigner - Waiting for a girl like you.
.
This heart of mine has been hurt before, 
this time i wanna be sure...


2. Coldplay - Trouble.

Hay una persona que cuando me encuentra escuchando esta canción quiere lapearme porque sabe que algo no anda bien.

Me recuerda a una buena amiga, que está lejos por cosas de la vida y que es fan de Coldplay. Siempre quiso que me llegue a gustar, y bueno, al menos con dos canciones lo logró. Con esta más.



3. Enanitos Verdes - Cada vez que digo adiós.

Sho te espero... ¡siempre te esperaré!



4. Nazareth - Love hurts.

La letra es desesperanzada total.

Love is just a lie...



5. The Rolling Stones - Angie.

Conozco a un par de personas que lloran con esta canción. Yo no llego a tanto, pero sí me trae recuerdos y me hace sentir un poco triste.



En fin, abriré el vino que tengo guardado desde hace algún tiempo.

lunes, 8 de julio de 2013

Regresando un alien a Zeta Retículi: Los 66 años del Incidente Roswell.

La verdad que yo ni me había acordado, pero Google hizo que lo recordara: el día de hoy se cumplen 66 años del incidente que, sea verdad o mentira, marcó el inicio de lo que ahora llaman ufología: el Incidente Roswell.

¿Qué fue lo que sucedió en aquel rancho de Nuevo México hace ya más de 6 décadas? Lo único seguro es que algo cayó del cielo en medio de una tormenta eléctrica. Los testigos hablan de un artefacto con la clásica forma de platillo volador, al lado del cual se encontraban varios cuerpos humanoides, uno de los cuales aún tenía vida pero falleció poco después. También hablan del hallazgo de pedazos de un metal desconocido, elástico y grabado con una especie de jeroglíficos. Hay quienes dicen que esa nave y otra más cayeron al quedar fuera de control por la influencia de un radar militar que se estaba probando. Y una de las cosas que más me impactó cuando la leí de pequeño fue parte del testimonio del hijo de la familia que vió los cuerpos cuando era niño. Decía que el extraterrestre que aún estaba vivo trató de comunicarse telepáticamente y le transmitió un gran sentimiento de tristeza al saber que su muerte estaba próxima.
El sobreviviente, pensando en cómo carajo vuelve a su planeta.
La nave en caída, según Google.
El gobierno estadounidense, para variar, negó todo y salió con que se trataba de un globo sonda, mandando al cuerno lo dicho por los testigos. A pesar de esto, a partir de esa fecha el fenómeno ovni se convirtió en tema habitual de conversaciones, películas, investigaciones, documentales, en suma, de la cultura popular y de uno que otro científico. Estoy seguro que, sea verdad o mentira, el día en que haya un contacto oficial o lo suficientemente grande como para no poder negarse, el tiempo entre Roswell y ese contacto irrefutable serán considerados como la prehistoria de las relaciones entre la Tierra y otros mundos.

En los 90s apareció el video de una supuesta autopsia a uno de los tripulantes de la nave. Fue desmentido por una serie de incoherencias, como el cordón del teléfono que aparecía en la sala, que no correspondía a la década de los 40s. Recuerdo mucho la mañana de la transmisión de esa noticia porque el video apareció en Primera Edición mientras desayunaba para ir al colegio. Casi me traumo al ver al supuesto alien a la vez que mordía mi pan con mantequilla.

Algún tiempo después ví el capítulo sobre Roswell en "Misterios sin Resolver", la serie sobre misterio que inició mi interés en estos temas cuando era niño. He encontrado el capítulo en YouTube, pero en inglés. La posición del programa es la de darle credibilidad a la hipótesis extraterrestre.


Pero no todos creen que fue un ovni lo que se estrelló aquella noche. La revista española Karma 7, que ya no sale pero de la que aún conservo un número noventero, fue muy crítica al respecto, viéndolo como una gran mentira: el video como un montaje y los supuestos cuerpos como maniquíes del ejército que fueron lanzados desde un avión como parte de un experimento de resistencia.


Pero ¿qué más podemos decir sobre el fenómeno ovni? ¿Es realidad o mentira? Personalmente he sido testigo de un par de apariciones en los cielos a las que no les encuentro explicación. Hay una tercera, pero podría tratarse de un satélite. A pesar de eso, estoy convencido de que muchas personas, ya sea para ganar notoriedad o para que la hipótesis extraterrestre sea aceptada pero ya, han trucado fotos y videos. Es notorio, por ejemplo, que muchas fotos de ovnis corresponden sospechosamente a la idea popular que se tenía de los extraterrestres en la época en que fueron tomadas. Pongo como ejemplo las fotografías y videos de George Adamski, solo un año posteriores a Roswell, en donde los ovnis conocidos como "tipo Adamski" y semejantes a un carrito o a un plato con pelotas en su parte inferior, fueron grabados por él y solo por él. Nadie más ha vuelto a grabar un "ovni tipo Adamski" y los videos muestran a los objetos volando sin dirección, en un extraño bamboleo que más parece el movimiento de una maqueta sostenida por un hilo. En mi opinión, son falsos, y eso solo perjudica la credibilidad de los avistamientos que sí son reales.


El carro voladooor (Chombo Style).
Otro ejemplo de avistamiento sospechoso, fue el del hombrecito volador, con hélice en la cabeza, visto en Bolivia hace ya varias décadas por una mujer indígena, y estudiado por J.J. Benítez en su libro "El hombre que susurraba a los ummitas". No me atrevería, sin embargo, a decir que es del todo falso, ya que quedó constancia de la muerte de los animales de la mujer indígena en extrañas circunstancias. Además, ella no tenía acceso a medios de comunicación para haber visto imágenes de extraterrestres ni mucho menos razones para haberlo inventado.


El hombrecito de la hélice y Benito de "Benito y Cecilio". Parecidos razonables.
Pero si alguien propagó más mentiras fue la revista mexicana Reporte Ovni, que campeonó en ventas en los 90s. Tuve varios ejemplares, que terminaron vendidos para irme de juerga cuando era adolescente. El ejemplar de abajo muestra una burda falsificación hecha con un cráneo y algunos huesecillos. Un supuesto abducido decía haber viajado a otro planeta, en el cual vivían seres que se vestían como los antiguos mesoamericanos y que el "esqueleto" correspondía a un "tzumpul", la mascota de ese planeta equivalente a nuestros perros.


Si pensaba que mi estimado "Zapallo head" era el más cabezón in the universe, lo reconsideraré.
Las siguientes revistas también las tenía. Una de ellas hablaba, por ejemplo de que existían seres invisibles gelatinosos viviendo en la alta atmósfera y que de vez en cuando caían (es cierto que han caído cosas extrañas y a veces con apariencia de estar vivas en muchos lugares, así que no lo descarto). Otra indagaba en la posibilidad de que los extraterrestres fueran robots. En otra se hablaba del caso de Fortunato Zanfretta, caso emblemático de la ufología italiana en el que el mencionado, cuando era guardián, dijo haberse encontrado con seres gigantes que lo abdujeron en una noche en que hacía su ronda. Por último, recuerdo que se hablaba del hallazgo de huesos de apariencia humana, pero con una especie de "concha" atrás, cerca a playas centroamericanas, y que según los autores de la revista, serían restos de experimentos genéticos lanzados desde ovnis o restos de una humanidad marina dejados por las mareas. Y claro, fue por esta revista que conocí por primera vez las fotos de Adamski, a las que daban por reales.





¿Qué hacer en caso de un secuestro por extraterrestres? No se olvide de tener la revista en ese momento.


Guerra de humanoides en los cielos para 1999. La revista desapareció antes de ese año, así que no hay a quien reclamarle la devolución de las entradas.
Pero claro, también hay revistas más serias, como Año Cero. En la foto, uno de mis primeros ejemplares, al que le tengo mucho cariño y también mucho maltrato, por eso está deshojado xD



Por último, hay quienes dicen que el fenómeno ovni no solo es real, sino que se remonta a los orígenes de la humanidad. Como muestra estarían, aparte de la multitud de "objetos imposibles" que probarían una tecnología muy superior a la época en que fueron encontrados (los famosos "Ooparts"), los mitos de todas las culturas del mundo, sin conexión entre sí, que hablan de seres civilizadores venidos del cielo. Pensemos en qué pasaría si la humanidad llegara a viajar a otros planetas y se encontrara con seres menos civilizados. Quizá serían recibidos como dioses y sus adelantos tecnológicos serían tomados como milagros. Es así como, para un observador del medioevo (por ejemplo) un ser gris, delgado, cabezón y de ojos totalmente negros, sería identificado como un duende o un diablo; mientras que un ser alto, de cabellos claros y luminoso sería identificado como un ángel del tipo de los retratados en las pinturas cristianas europeas. Y si bien es cierto que existen objetos extraños en pinturas medievales, me centraré en dos casos de pinturas rupestres prehistóricas. El primero es el de los wandjinas, de Australia:

Si me dices que lo primero que te vino a la mente no fue un "gris", mátate.
El segundo es el de las mundialmente conocidas pinturas rupestres de la meseta del Tassili, en Argelia, en medio de la nada del desierto del Sahara. Una civilización ya desaparecida habitó esos lugares cuando eran praderas llenas de vegetación y ríos y dejaron registro pictórico de su entorno y de sus costumbres, pero también de seres un tanto extraños. Henry Lothe, su descubridor, dejó constancia de a qué es evidente que se parecen más con el sugerente nombre que le dió a la figura más grande: "el gran dios marciano".


Ese libro es la versión en español del libro de Lothe, es original y es una joya que tengo :D El del costado es el citado "dios marciano".


Más imágenes de los llamados "cabezas redondas".
Y bueno, este fue mi especial ufológico por el aniversario del Incidente Roswell. Cuando estaba por terminarlo se fue la internet en mi casa y tuve que venir a una cabina. Los vecinos dicen que vieron una extraña luz en el cielo. Uy, ya fuí.

Además:

El video de cómo ayudé al alien a irse a su planeta en el doodle de Google (oh, sonó tan cacofónico):

 

sábado, 6 de julio de 2013

La estrella de la semana: el walkman.

"Qué lindo tu walkman, voy a traer los cassettes de mi viejo y los escucharemos juntos" :3
Frase desmotivante de una buena amiga, algo menor que yo, al verme cambiando la cinta.

"Hoy me dijeron que me alucino hipster porque ando con un walkman en la mano y con mi casaca de cuero 'retro'. Y yo le dije 'no webón, no soy hipster, soy pobre'" T_T
Caso real de esta semana, en uno de los pasillos.

"Tú eres retro, que es otra cosa".
Un amigo, para quien ser pobre es un insulto, intentando tapar lo intapable.

"Ni una ni otra, yo sigo el estilo de Zimbabwe".

El culpable.
Era algo que se veía venir. La involución era constante. Hace tiempo tenía un Ipod. Me lo robaron. De ahí pasé a escuchar música en el celular, pero la batería se iba al toque. Me compré un MP4 y pasado un tiempo se malogró, así que hace unos meses compré un MP3 y no se malogró del todo, pero sí la radio, además que la batería dura poco. Y eso me obligó a sacar del recuerdo el walkman e ir con eso a la universidad.

Aún ahora, en algunas calles, me he topado con cintas de cassette tiradas a un lado de la pista. No me imagino cuál es su origen, porque últimamente muchos carros no tienen ni siquiera lectora de CDs, sino un puerto USB y una lectora de tarjetas SD. Recuerdo cuando se estaba en la transición del cassette al CD y vendían unos adaptadores en forma de cassette para que la música del CD (puesto en un discman) pudiera ser leída por las casseteras. Mi amigo Jordan aún tiene uno de esos, porque la radio de su cuarto solo tiene cassettera.

Tengo muchos cassettes aún, la gran mayoría grabados por mí desde 2006 hacia atrás. Con mi mejor amigo también grabamos un cassette hablando sobre las experiencias de nuestro grupo amical hace unos años, y lo mismo con unos compañeros de colegio a mitad de secundaria, y con una ex hace años, en un viaje fuera de Lima, mientras veíamos las estrellas (el walkman propiciando el romance). Así que las cintas seguirán siendo importantes para mí por mucho tiempo, al menos hasta que la humedad barranquina las haga ilegibles.

Algunas veces (el año pasado) fui con un par de amigos en búsqueda de los viejos éxitos de la cinta al Jirón Quilca y he gastado buen dinero en adquirir las producciones que de niño quería tener pero que no me compraban (porque mientras mi viejo solo compraba Los Iracundos, yo escuchaba la máquina total del techno y Los Fantasmas del Caribe... y ahora los tengo, wiii! xD). Los puedo escuchar en el walkman y en una radio vieja de doble cassettera que tengo, aunque el cabezal está algo malogrado. Sé que se me ve raro con ese bulto en la correa, pero por lo menos he visto a otra persona que también iba con un walkman en el micro, el único que he visto en los últimos años, aparte de mi tío, que también tiene el suyo.

Beneficios:

- Las pilas alcalinas duran bastante si es que usas el walkman principalmente para escuchar radio. Estamos hablando de varios días. El problema es que desde que se popularizaron las pilas recargables y los MP3, MP4, Ipods, Ipads, cámaras digitales, etc que se cargan con corriente, se están volviendo más escasas, aunque por otro lado, más baratas. Sin embargo aún es común que se vendan pilas en las ciudades pequeñas y pueblos, así que puedes seguir con la música todo el tiempo que quieras, sobre todo en el campo donde nica encuentras un tomacorriente.

- Las baterías internas de los aparatos que se cargan con corriente (y más si son chinos) se malogran rápido y no siempre se encuentran repuestos. El walkman no tiene esos problemas.

- Si tu walkman es de los que tienen la opción de grabar, puedes hacer algo que nunca podrás en un discman ni en muchos celulares, aunque sí en los MP3: inmortalizar el éxito del momento que suena en la radio o grabar la clase aburrida mientras te dedicas a dormir. Ahora que cada vez es más dificil encontrar cassettes en blanco. Tengo uno en mi cuarto como recuerdo, un TDK, la misma marca que la caja de cassettes en blanco que me regalaron cuando era niño.

- Es más probable que te roben un MP4, un Ipad o tu celular, en lugar de un walkman, que para colmo, es analógico.

- Si se te cae el walkman al piso, por más salvaje que sea la caída, no se te quebrará la pantalla táctil... porque no tienen pantalla, loool! equisdé!

- Los cassettes no son una causa perdida. China los sigue fabricando y siguen siendo el boom en Zimbabwe y Botswana (además de la gente enferma por lo retro como yo, pero eso ya es otro tema). Así que puedes decir que lo que pretendes es sentir el sonido como lo escuchan los jóvenes de esos alejados países (o como lo escuchaban tus viejos en los 80s-90s) y quedar como un pata culto.

- El sonido de los cassettes (y esto aplica mucho más al de los discos de vinilo) es más envolvente y completo que el de los CDs y mucho más aún que el de los MP3, donde buena parte del sonido original es suprimido para poder crear archivos lo más pequeños posible.

- De acá a unas décadas tu walkman valdrá mucho y pasarás de ser la burla a ser la envidia de los vecinos. Lo podrás poner al lado de tu tornamesa, tu discman, la radio playera de doble cassettera, y la radio a tubos de tu abuelo y decir que tienes un minimuseo del sonido en el siglo XX.

- Puedes quedar como un pata "diferente", "con un estilo singular", "retro", "ochentero" y todas esas cosas, y más aún si tienes la costumbre de vestirte dándole la contra a la moda (o sea, como yo). Y siempre habrá un roto para un descosido y puede que encuentres a tu media naranja que tenga los mismos gustos extraños que tú. Eso ocurre, puedo dar fe de ello.

Saludos y que os den con sonido stereo y refuerzo de bajos :3