Eterno verano.

viernes, 19 de diciembre de 2014

El misterio de Poronguita, la muñeca transexual, aparentemente desvelado.

Cuenta la leyenda urbana que en Argentina un par de padres afectados por la crisis no pudo comprar la Tinkerbell original y tuvo que conseguirle a su hija una imitación china que (después descubrirían) hacía honor al nombre de Campanita ¡porque tenía poronguita!

Pero más allá del rechazo mayoritario y del muy minoritario apoyo que ha recibido esta muñeca con sorpresa, sería interesante saber si es que es la única o si todas las muñecas de ese tipo tienen sus gramos de más. Si la muñeca es única cobraría fuerza la hipótesis que dice que esos no son genitales sino una terminación defectuosa del plástico, que no fue cortada porque los juguetes superhiperultrabaratos no pasan por control de calidad. Y menos si son chinos. Desde este punto de vista, nosotros vemos lo que nuestras sucias mentes nos presentan, pero en realidad eso es solo un capricho del descuido de algún extenuado trabajador explotado en algún barco en altamar o fábrica clandestina.

Los más conspiranoicos atribuyen esta muñeca a una agenda encubierta que quiere meter el tema de la "diversidad sexual" incluso hasta en los más pequeños. Pero yo soy menos conspiranoico y planteo una nueva hipótesis. Escuchadme chavales.

¿Recuerdan que hace algún tiempo se armó todo un revuelo en distintas tiendas europeas porque encontraron mensajes cosidos a las etiquetas donde se decía que esa ropa había sido confeccionada por manos esclavas? Pues yo pienso que esto podría tener relación con ello. ¿Os imaginais a un grupo de hombres explotados para hacer esas muñecas? ¿Creeis que tendrían muchas ganas de hacerlas bien? Pero bueno, en un objeto tan pequeño sería difícil poner una etiqueta con un mensaje que no fuera descubierto, así que una forma de hacer catarsis y llevar a cabo una pequeña venganza hacia sus explotadores sería fabricándole una pija a las muñecas para que se arme un revuelo y no las quieran comprar más.

Lo ya dicho, hoy estoy más conspiranoico que Luis Carlos Campos viendo reptilianos hasta en el inodoro (por si acaso iré con cuidado al baño).

Extraño, muy extraño...

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Cierto, después de todo el clítoris es un pene rudimentario, según dicen los porongólogos.

      Eliminar
  2. Yo creo que fue con segunda, pendejos son

    ResponderEliminar
  3. Vaya que a la gente le gusta hacer escándalo por cualquier cosa y sacar todo de contexto.

    ResponderEliminar
  4. jajaja caray, habia visto esto en el cmercio, pero no lo de la importancia debida.
    caray, es todo un problema. No me gustaria estar en los zapatos de un padre que tenga que explicar temas tan complejos a un niño, jajajaja pero en fin como anecdota que implica, control de calidad y respetos y tolerancia jajajaja muy buena

    ResponderEliminar