La primavera resuena.

sábado, 9 de mayo de 2015

Apocalipsis evangélico.

Hace algunos días paseaba por la avenida Abancay cuando llamaron mi atención los gritos de un caballero afrodescendiente. Sus airadas exclamaciones, en plena berma central y con Biblia en mano, hacían referencia a que si no cambiamos nuestro pecaminoso actuar seríamos devorados por las llamas del infierno.

El susodicho en pleno éxtasis espiritual.
Unos cientos de metros más allá (y unas horas más tarde), en los alrededores de la Plaza Castilla, una señora entrada en los 50, recriminaba a un lector de tarot que engañaba a la gente con sus supuestos poderes en plena vía pública. Le dijo que por su culpa otros se condenarían y que cuando él muriera, esos condenados lo azotarían eternamente.


Anteayer, al encender la radio, sintonicé la emisora pirata de los 93.4 (Lima Centro) llamada "Brillante" y que transmite programación bíblica todo el día. No estaban pasando ese gran hit de todas las iglesias "Como corderito yo saltaré" sino la prédica de un pastor sobre el Apocalipsis, en la cual decía que el Anticristo sería homosexual, que China se le rebelaría, entre otras cosas.


Aunque, para ser exactos, cosas similares se leían en el "Apocalipsis de Pedro", un texto apócrifo del siglo II.


¿Qué tienen en común las personas anteriormente mencionadas (menos el autor del "Apocalipsis", obviamente)? 

Que ellos son los descendientes actuales de aquel movimiento que en el siglo XVI fundara (involuntariamente, quizá) el sacerdote agustino Martín Lutero, quien se enfrentó a la alta jerarquía católica que estaba lucrando con el tema de las indulgencias. Lo irónico es que, casi medio milenio después, las iglesias protestantes evangélicas sean mundialmente conocidas por estafar a sus seguidores con aberraciones como la "Teología de la Prosperidad" que básicamente consiste en que si haces un pacto con el pastor con Dios y le das grandes cantidades de dinero para que el pastor se compre una nueva casa y le pague la universidad a sus hijos Él te bendecirá y te lo multiplicará. ¿Dónde quedó el interés por la salvación, por mejorar cada día y hacer el bien al prójimo? En el tacho, porque todo se reduce al afán egoísta y materialista de exigirle a Dios que mejore tu billetera u otros intereses personales.

He conocido hombres muy evangélicos que "pactan" con el pastor Dios ofrendando dinero "para que Fulana que le gusta termine con su novio 'mundano' y le haga caso". A ese nivel se ha llegado. Y lo peor es que creen que tienen derecho a ello "porque son hijos de Dios".

También he conocido mujeres muy devotas que dicen abiertamente que ellas no van a estar con quienes las pretendan, así estos hombres tengan buen corazón, a menos que sean varones con "cierta capacidad económica" y que estén dispuestos a aguantar sus aires de grandeza, "porque ellas son vasos frágiles e hijas del Rey y por ende princesas y una princesa tiene derecho a vivir como tal", léase, a sangrar a su novio y que le cumpla todos sus caprichos so pena de dejarlo "porque Dios les dijo en oración que no era el indicado". Y así se van generando más y más solteronas de iglesia, porque seamos claros, uno puede ser hombre y cristiano pero no huevón ni sacolargo.

En eso ha degenerado la noble intención del buen Lutero. En eso y en multitud de "evangelistas" y "apóstoles" que recorren el mundo creando movimientos y "reinterpretando" la Biblia de formas cada cual más estrambótica y convenida que la anterior.

Tengo un "apóstol" en mi vecindario.
A inicios del siglo XXI ésto está llegando a su clímax con la aparición de individuos que, basándose en la "libre interpretación de las Escrituras" (doctrina principal de Lutero), cerrándose en su burbuja y negándose a toda evidencia, incluso niegan que la Tierra gire alrededor del Sol ¡o que existan los planetas!


Cuando me desilusioné de los evangélicos me hice la misma pregunta que ahora: ¿En qué momento se perdió el rumbo? Y sobre todo ¿cuál será la evolución futura de la rama del cristianismo de más rápido crecimiento en el mundo?

4 comentarios:

  1. ¿Alguna vez has chapado combi y has visto este póster de la URL adjunta?

    http://eslamoda.com/wp-content/uploads/sites/2/2015/02/ezequiel-jonas.jpg

    Sí, también hay algunos que están proclamando ser el nuevo Hijo de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, lo veo casi todos los días. Hace un toque bajé de uno de los buses que van por Universitaria y también tenía eso en la ventana.

      Los Ataucusi vuelven al ataque. En Rusia también hay otro iluminado que se cree el nuevo Cristo, se llama Vissarión. Y en Brasil hay un tal Inri Cristo. Eso sin contar al que decía que era "Jesús Hombre" y el Anticristo a la vez que era un puertorriqueño llamado José Luis de Jesús Miranda y que estaba más rayado que cruce peatonal. Murió, dijo que iba a resucitar y pos no.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Bueno, ahí le va mi predicción: Yo creo que la masa cristiana se moverá a algo entre mezcla green peace y ambientalista, porque esa es la "moda" por ahora; nosé, quizás y me equivoque, pero quien sabe y no.
    Saludotes Tolerancio!.

    ResponderEliminar
  3. el problema no es dios, el problema son sus fans

    ResponderEliminar