La primavera resuena.

sábado, 2 de mayo de 2015

La fuerza del maretazo (Costa Verde 1/5/2015).

"Al ver tanta fuerza viva me pregunto ¿cómo es que algunos grupos de imbéciles dicen que el mundo se va a acabar?".

Mi tío, autor de estas palabras, tentando al mar.




"Me gusta observar el mar en estos atardeceres de olas bravas. Es la fuerza de la naturaleza ¡desatada! Me hace recordar el día en que fui a un comedor del jirón Cusco. Allí un joven golpeó al cocinero por negarse a darle una ración de alimento. ¡Era la fuerza de los instintos, la fuerza del hombre desatado por lo más vital: la sobrevivencia! En contraste, en este lugar veo a varios tablistas retando a las olas y poniendo en juego lo mismo por un momento de adrenalina. Han logrado reprimir el más primitivo de sus instintos y, en correspondencia, la naturaleza los lleva y golpea con la más pura de las fuerzas de la Creación".





4 comentarios:

  1. Excelentes paisajes, ya son.muy pocos los que se detienen a apreciar el arte de Dios y tienden a preferir "naturaleza muerta" o arte humano.Me.quedo con las fotos si no hay problema :) , un saludo!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay problema, qué chévere que las fotos hayan gustado :D Yo siempre aprecio el arte de Dios, desde lo más pequeño y "cotidiano" como puede ser tener un instante más de vida hasta cuando estoy frente a la naturaleza y me siento tan pequeño y, a la vez, tan afortunado :D

      Saludos.

      Eliminar
  2. a mi me parece una imprudencia!
    es que la gente jejejeje no sabe leer!?

    Yo recuerdo que una vez mi hermana fue golpeada por una ola, me lleve el susto de mi vida, solo sufrio un raspon, pero desaparecio un buen rato! Pense que la habia perdido! que feo recuerdo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, igual yo. Usualmente solo estoy cerca a la orilla, no he tenido ninguna mala experiencia pero sí le ha pasado a un pariente y también he visto gente que estuvo a punto de ahogarse porque el mar los jaló. Así que paso.

      Saludos.

      Eliminar