La primavera resuena.

domingo, 24 de mayo de 2015

Vilma Palma e Vampiros ("Vivo x el rock 5").

A propósito del "Vivo x el rock 5".




.
La noche de ayer se llevó a cabo el "Vivo x el rock 5" en el Estadio Nacional. Todo un éxito, entradas agotadas. Felizmente tomé mi previsión de comprar la entrada para Campo el mismo día en que empezaron a venderse. Varios amigos quedaron fuera o en las tribunas.

Sé que muchos fueron, principalmente, por Panda (había harto chibolo emo haciendo su pogo monse de rato en rato), por Mago de Oz (aunque conforme avanzaba su presentación la gente no paraba de irse), por La Ley (ya me había ido, pero leo comentarios por todas partes de que estuvo más aburrido que jugar Solitario) o por Molotov. Pero yo, igual que otros, fui ante todo, para ver a Vilma Palma e Vampiros y a Los Auténticos Decadentes.

Todos sabemos que Los Auténticos son el chongo garantizado y hasta los más serios, los más chibolos o los más viejos saltan por igual con temas como "Los piratas" o se ponen feeling con "Loco tu forma de ser" o "Corazón". No tienen desperdicio, son una gran banda. Y eso que, como mencionaron, tienen ya 29 años de conformados, pero destilan la misma fuerza de siempre. Muchas veces tu edad es la que asumes, más que la que dice el DNI.

Ahora, sinceramente pensé que al ser un público que venía en buen número para ver cosas como Panda, no iba a ser muy aclamada la presentación de Vilma Palma. Me equivoqué. La presentación de Panda estuvo tan aburrida en sus últimas canciones que muchas personas empezaron a gritar "Vilma, Vilma" y cuando el grupo argentino se puso en escena logró hacer cantar a todos, independientemente de su edad, temas clásicos como "Mojada", "Bye Bye (Déjame)", "Travesti", "Fondo profundo", "Verano traidor" y, por supuesto, los más aclamados "La pachanga" y muy especialmente, "Auto Rojo". La gente pidió que no se fueran del escenario, por lo cual incluso se animaron a cantar un tema de Enanitos Verdes enganchado a uno de Soda Stereo ("De música ligera"), a modo de homenaje para sus compatriotas. Personalmente, si con Panda o DonTetto me aburrí hasta niveles nunca antes vistos, con ellos salté y grité hasta destruir mi garganta.

Ahora ¿por qué?

Os voy a contar, chavales.

Cuando era niño mi madre andaba preocupada porque me gustaba escuchar música que ella juzgaba que no era adecuada para mí, léase cumbia o merengues, así como la música vieja de mi padre. De modo que le dijo a mi prima mayor (en ese entonces una adolescente) que me regalase algún cassette con música "de la que ella escuchaba". Grabó una cinta con los temas de Vilma Palma e Vampiros y me la dió. Al inicio fui bastante reticente a escucharla (ya de niño era rebelde y no me gustaba que me impusieran cosas) pero caí en la curiosidad y poco a poco (o muy rápido) me fue gustando a pesar de que no sabía lo que era un travesti y mucho menos entendía la frase "si empañamos los vidrios, está bien" de "Auto Rojo". Y así fue como, junto al techno y algunas otras canciones pop rock se fue convirtiendo en el soundtrack de muchos de mis inocentes momentos de primaria. Creo que ha sido la única etapa de mi vida en que mis gustos musicales han coincidido con los de la gente de mi entorno.

Y bueno, es bonito que un concierto te haga regresar a tu niñez. Quizá mi prima también haya estado entre el público, ni idea, hace años que no sé de ella. Pero donde esté le agradezco por haberme hecho conocer a esta gran banda. Y que sean muchas más veces que vuelvan a Perú.

2 comentarios:

  1. Lo mejor fue la presentación de P.O.D, banda nu metal cristiana evangélica, aunque muchos no lo saben. Lo que pasa es que tocaron varios temas nuevos y la gente se apagó un poco porque no conocían la letra.

    ResponderEliminar
  2. Vilma Palma también tenía una presentación por Arequipa el dia viernes, pero el destino cruel hizo que coincidiera con el cumpleaños de uno de mis padres, osea adios concierto (Se fue a su cuarto y se hizo bolita). Temas favoritos: Fondo profundo y Verano Traidor, por más que la gente los odie catalogándolos de sexistas -parcialmente cierto- y redundantes, también me recuerdan jóvenes y tiernas épocas que no volveran. Ya los veré a su regreso -¡vuelvan pronto @#$&!-.
    Saludos!.

    ResponderEliminar