Eterno verano.

lunes, 29 de junio de 2015

Lenguaje para sensibles.

Ayer por la noche, un profesor escribió en su red social cierto texto que decía más o menos así:

"Estoy orgulloso de ser heterosexual y padre. Desearía que todos pudieran tener la dicha de ser padres, aunque si no pueden serlo, qué se puede hacer, no hay problema".

Inmediatamente apareció un alumno, con una banderita arcoiris en su perfil, a decirle que encontraba ofensivo e intolerante su comentario. El profesor le respondió que, así como los homosexuales pueden sentirse orgullosos de algo que les vino por naturaleza, los heterosexuales también. Aunque consideraba que en el fondo era una estupidez ya que debemos sentirnos orgullosos solo de lo que logramos con esfuerzo, como el criar bien a nuestros hijos y formar una familia que no caiga en la disfuncionalidad.  Su alumno replicó que ellos sí pueden sentirse orgullosos porque son una minoría y deben visibilizarse y bla bla. El profesor replicó que hace rato que ya son totalmente visibles y que, el mostrarse de forma vulgar en una marcha con la excusa de la "visibilidad" es solo eso, una excusa. El alumno replicó y bla bla...

Parece que de un tiempo a esta parte solo tuvieran derecho a opinar los que están de acuerdo con las nuevas ideas predominantes. Y sí, digo PREDOMINANTES y no refiriéndome a la homosexualidad sino a toda la ideología de género como un planteamiento políticamente oficial y bien financiado. Porque por más que quieran decir que son una minoría discriminada, una "sexualidad no hegemónica" y hasta sentirse "antisistema", lo cierto es que son apoyados por instituciones y personajes tan "antisistema" como la ONU, la Unión Europea, gobiernos de países como España y Estados Unidos y un largo etcétera. Y en muchos lugares el solo decir que se está en contra de cosas como el matrimonio homosexual o alguna pretensión feminista es ya considerado como un delito de incitación al odio punible con cárcel (o, como mínimo, te cierran el negocio si es que no quieres hacerles un pastel, como en el caso de los panaderos estadounidenses en cuya libertad religiosa se zurraron).

Pero dicen que el sistema los oprime.

De hecho, los que se aferran a las ideas tradicionales que ha mantenido la Humanidad por milenios son los primeros en ser atacados por quienes se autoproclaman "guardianes de la tolerancia y la diversidad". Tremendos hipócritas.

Pero me he desviado del tema, lo que yo en realidad quería denunciar de forma concreta es la manipulación del lenguaje que muchos se están tragando sin un mínimo de sentido crítico y todo con la excusa de "no ofender al otro" ni "herir sensibilidades". Porque parece que últimamente la gente se ofende (o se hace la ofendida) hasta porque alguien se tira un pedo. Y aquí es donde empalmo con el comienzo de este post y el ofendido protagonista.

Pero vamos con unos ejemplos de esta hipersensibilidad del lenguaje en varios ámbitos:

- Desde tiempo atrás, ya no existen delincuentes juveniles. Pasaron a ser menores infractores de la ley penal y ahora, menores en conflicto con la ley penal. Suena más dulce, pero no por eso dejan de ser sicarios que matan y ladrones que acuchillan para robar y enviciarse.

- Hace unos años se dejó de hablar de operaciones de "cambio de sexo", las que pasaron a ser cirugías de "reasignación de género". Con esto te meten dos cosas: Primero te huevean igualando sexo a género (si el género es una construcción social ¿qué tiene que ver que modifiques tus genitales que son la parte biológica? ¿cómo puedes "reasignar" algo social con un bisturí?) y segundo te lo ponen como algo "asignado" y no natural. Algo que puedes cambiar cortando y pegando como si se tratara de hacer zapatos.

- Ya llegó incluso a documentos oficiales el uso compulsivo y cacofónico del "los y las" o "las y los". Se cagan en la realidad de que el "los" funciona como neutro en el idioma español cuando se refiere a grupos mixtos. Pero crearon la excusa de "visibilizar a las invisibles" porque "si no te mencionan no existes"... vaya cojudez. Hace décadas que tenemos mujeres exitosas en todos los ámbitos, profesionales en todas las ramas, tienen su propio ministerio y programas sociales solo para ellas, pueden ser elegidas autoridades y hasta tienen cuotas de género que aseguran su presencia, etc, etc. Pero el tema del victimismo vende, especialmente para las feministas que trabajan para el gobierno y cobran rico por la implementación y puesta en marcha de cada una de estas "ideas".

- Últimamente ya no se quiere hablar de matrimonio homosexual sino de "matrimonio igualitario". ¿Por qué? Porque suena más soft y digerible para la gente conservadora. En lugar de mejorar sus argumentos, optan por el engaño del lenguaje. Y todo esto desde el más alto nivel: los gobiernos y las instituciones internacionales que no dan puntada sin hilo ni hacen algo de lo que no puedan sacar provecho. ¿Qué es lo que buscan en este caso? No quiero ponerme conspiranoico así que ahí lo dejo.

- Y, por último, la que más me revienta las bolas: A los izquierdistas les duele recordar lo que en el pasado ocasionaron sus primos ideológicos y quieren hacernos creer que no hubo terrorismo sino "conflicto armado interno" o "guerra interna", términos que van aparejados a la idea de dos bandos que pelean de igual a igual (en este caso, quieren hacer creer que el Ejército es tan igual a un grupo de terroristas que empezaron a matar sin que nadie los haya provocado previamente) y que ambos tienen el "derecho" de establecer sus mártires y sus monumentos a los caídos y ser considerados al mismo nivel, con reparaciones incluidas. En esa línea va el "Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social" (primero solo Memoria y después le agregaron el resto). ¿Se han puesto a pensar por qué se pone "Tolerancia"? A mí me recuerda al Movadef con su "amnistía general" para los "presos políticos". ¿Y se han preguntado qué tiene que ver aquí la "inclusión social"? Sencillo, los izquierdistas suelen lavarse la cara justificando el nacimiento de Sendero Luminoso por el olvido en que el Estado tenía a amplias zonas del interior del país. Nuevamente, venden la idea del Estado como el culpable. Por supuesto "olvidan" sospechosamente que la gran mayoría de víctimas de Sendero Luminoso fueron campesinos quechuahablantes que no quisieron unirse a sus filas y que incluso muchos de ellos se organizaron para combatirlos porque veían su ideología comunista asesina como algo ajeno y daniño.

Por eso, el mensaje final de este breve post sería: Cuando te vengan a dulcificar o "resignificar" una palabra o un concepto de toda la vida, no lo asumas como borrego a la primera. Pregunta, infórmate e indaga. Lo más seguro es que los difusores de alguna de las "ideologías de moda" te estén queriendo meter el dedo.

5 comentarios:

  1. Otras, aunque en un sentido distinto:

    Ya no son ciegos, ahora son invidentes. Ya no son ancianos, ahora son adultos mayores. Ya no son discapacitados, ahora son "personas con habilidades diferentes". Qué mierda este lenguaje melcocha.

    ResponderEliminar
  2. Yo apoyo los derechos de gente con orientación gay, pero sí es verdad que debe ponerse un alto a esa hipersensibilidad de gente en la red lista a salir apuntando dedos ante cualquier cosa con la que quieran sentirse ofendidos. La ridiculez de lo dizque politicamente correcto es ya extrema. Una mujer a quien tenia de contacto hace mucho empezo con su mame en Twitter de que hay que dejar de llamar a los pacientes "diabéticos", que porque eso ofende y que su enfermedad no les define. Que habia que decir "persona que vive con diabetes". A esa y semejantes les he borrado de todos lados. Mi limpieza de esa gente es continua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo apoyo todos los derechos que sean justos y sí es cierto que las personas de orientación homosexual tienen ciertos derechos que deben ser tomados en cuenta y apoyados, pero nunca estaré a favor de que algo, por más justo que sea o no, se logre mediante las falacias, la victimización, la acusación para callar al que piensa distinto o la tergiversación del lenguaje. Quien tiene la verdad de su lado no requiere esas artimañas.

      Saludos :)

      Eliminar
  3. Y ¿el lenguaje melifluo en que cambia al significado? Ciertamente, en todo el mundo esta enraizada la cultura del eufemismo o la corrección política, pero ¿es necesario que se crea que uno es hipócrita por ello? Ya quisiera que en Essalud trataran a los pacientes "hipócritamente" y no como a basuras humanas.

    PD: Te pondría "Saludos :)" pero eso sí me parece hipócrita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te dolió, sooóbate que por algo será :O y eso no es hipocresía, es solo un sano consejo ;)

      Eliminar