La primavera resuena.

jueves, 2 de enero de 2014

Una del transporte público: Viajando en VIPUSA y SESOSA, rumbo a Ancón.

Ayer fue uno de mis peores días en el transporte público limeño. Peor que estar en las mañanas metido en los buses chinos del Metropolitano como si fuera una sardina enlatada mientras que en su publicidad nos presentaban como características: "comodidad, modernidad y etc". Y después de que anunciaran que su pasaje subiría a 2 soles y que eso conllevaría a mejoras, siendo que, al contrario, han quitado buses. Por cierto, en diciembre estuve en uno que se malogró poco antes de llegar a la Estación Caquetá. Los buses chinos del Metropolitano son el equivalente de las radios Akita: bonitas por fuera; una basura cuando las usas.

Bueno, iba a bordo de uno de los buses de la línea "Virgen de la Puerta" (VIPUSA) que hace la ruta entre José Gálvez / Atocongo y Ancón, una de las rutas más largas de la ciudad. Nunca he tenido problemas con esos buses (aunque tampoco los he tenido con el Orión o Los Chinos, y dicen que han tenido choques y demás). La cuestión es que antes de llegar al centro de Puente Piedra el bus empezó a calentarse y se propagó un intenso olor a quemado. Del motor empezó a salir humo y la gente le pidió al chofer que se detuviera para que bajáramos, pero éste hizo caso omiso, a pesar de que el bus tenía problemas para avanzar. Una vez detenido (porque el bus ya no dió más, no porque nos hiciera caso), no quería abrir las puertas. Fue ahí cuando una de las señoras que estaba adelante nos avisó que el chofer tenía toda la pinta de estar borracho. Es una opinión personal, pero al verlo también me pareció. O al menos con serios problemas de falta de sueño por la bomba de la madrugada anterior.

Cuando bajamos, el cobrador dijo que no nos devolvería el pasaje, porque el bus estaba perfectamente bien y podía continuar, pero eso ni él se lo creía porque ya había abierto la compuerta del motor para echarle agua.
.
La placa del bus.

El sobrio conductor.

Abajo todos.
.
Pero eso no terminó ahí. Una vez afuera, decidí tomar otro bus, esta vez de la línea "Señor de la Soledad". El bus paró y nos llevó a la mayoría. Y ahí viene lo jodido. A la hora de cobrarnos pasajes, nos quiso cobrar 3 SOLES para llevarnos desde Puente Piedra hasta Ancón, cuando todos sabemos que a lo sumo se cobra 1.20. El cobrador nos salió con lo del 50% de más por ser Año Nuevo, pero si al 1.20 habitual le sumamos su 50% sale tan solo 1.80. Según ese asaltante del transporte público, eso era mentira, porque siempre se cobra 2 soles, cuando ni siquiera desde el MegaPlaza se paga más de 1.50.

Se discutió y algunos pagaron y otros no. Y bueno, esto es un regalo para los amigos que se bajan el pantalón del gozo ante aquello llamado "libre mercado" o "el mercado se regula solo, dénnos impunidad libertad o los empresarios se asustarán" y se les rompe la uña del susto cuando alguien habla de que el Estado debería regular por lo menos algunos de los precios. Pero ya sabemos que los que introdujeron eso durante el gobierno de Fujimori no tenían mayores problemas porque nunca han viajado en bus, siempre en transporte privado y por eso no saben y no les importa cuando la mayoría de la población tiene que soportar estas y otras cosas. Por cierto ¿por qué tendríamos que pagar 50% más por el hecho de que estos hijosdepú trabajen los feriados? ¿Alguien los obliga? Si te pesa más el cuerpo, te puedes quedar en tu casa viendo Animal Planet y nadie te dice nada.

Y bueno, ahí la placa ¡no suban!
.
Ya lo otro sería comentarles sobre los carros que no hacen su ruta completa, porque quieren irse a ver el partido, porque quieren llenar más pasajeros o porque no les da la gana. Eso sí es denunciable y sé del caso de dos empresas de transporte que circulan por la avenida Canadá que fueron suspendidas hace años porque un estudiante de Derecho las denunció por su pendejada de bajar a la gente a mitad de trayecto, diciendo que hasta ahí nomás iban, pero a una cuadra volvían a recoger gente. Hacían esto en Aviación y en Canevaro. Pero para subir los pasajes sí eran buenos. Hasta que pagar la multa (ellos que están acostumbrados a la informalidad y la impunidad) les dolió. Eso es lo que hay que hacer: denunciar. Que se llenen de denuncias y expulsen de las empresas a toda la tira de pendejos y borrachos que tienen por choferes.

Y bueno, incumplimiento de ruta fue lo que hizo ayer un bus de la empresa "La Nueva Estrella S.A.C", cuya placa no apunté. Solo quería ir de Ancón a Puente Piedra. Vuelvan a hacerlo y fotografío su placa y la publico. Y si este blog no tiene eco, no se preocupen, ya antes hice una denuncia en INDECOPI. Que tengan buen año.

6 comentarios:

  1. Típico del transporte limeño u.u Hoy día me pasó algo similar mientras viajaba en el Metropolitano, en realidad es la 2da vez que me pasa, el carro deja de avanzar, se detiene como 20 minutos, el chofer presiona los mil botones y no nos dice ni una sola palabra de lo que está sucediendo, por más que se le pregunte. El carro se malogro entre las estaciones 2 de mayo y Quilca y la gente en la "desesperación por llegar temprano a sus centros laborales", abrió manualmente la puerta de emergencia y empezó a bajar en plena pista.

    ResponderEliminar
  2. Yo he subido al chino 1 sola vez, el primero de enero del 2013 y estuve en compañía de todos los borrachosos! No tuve otra alternativa, tenía que llegar a mi casa, porque me tocaba trabajar.
    Pero te doy la razón hay algunas empresas de transporte que son para patearlos! Yo uso la 23ª para ir a trabajar y creeme esos choferes podrían tranquilamente participar en cualquier DAKAR y la hacen linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, compre carro y no critique tanto el servicio...............un indio.............criticando a su sangre.............

      Eliminar
    2. Usted debe estar muy feliz con el servicio de transporte público pero muchos no. Y en el Perú no hay indios, a menos que alguno venga de la India que no es mi caso ni el de la mayoría.

      Eliminar
  3. el transporte público es una porquería. Deberían botar todas las combis y solo funcionen buses grandes y con horarios. Después se quejan, que trabajan como si fueran los más inocentes del mundo

    ResponderEliminar
  4. También esos que recogen y dejan a las personas en paraderos no autorizados, los infelices que no dan boleto y te quieren cobrar el doble, esos que andan en carrera y piden a los pasajeros bajar en pleno movimiento y con la presión uno ya no sabe cual es su pierna derecha para bajar. Aish Feliz año Fer.

    ResponderEliminar