La primavera resuena.

sábado, 10 de enero de 2015

A pesar de todo, Je suis Charlie.

Justamente un día antes del tiroteo en que murieron 12 personas del semanario satírico Charlie Hebdo, visité una exposición sobre cómics españoles en el Centro Cultural del país que en algún tiempo fue uno de los principales defensores y difusores del cristianismo en el mundo, pero que hoy reniega de sus gloriosos orígenes y se burla de ellos.

.
Uno de estos tebeos hacía mofa del "Niño Dios" ridiculizando un pasaje de la vida de Jesucristo en el Monte de los Olivos. No es la primera vez que en este sitio "cultural" se muestran exposiciones con iguales o peores contenidos anticristianos. De hecho, hace algún tiempo escribí un post sobre cierta exposición blasfema que me valió algunas granputeadas en los comentarios (felizmente los tengo moderados) por parte de tolerantes ateos que decían que soy un "religioso retrógrado que no respeta la libertad de expresión artística en un estado laico".

Esto me plantea dos preguntas:

1. ¿Qué habría pasado si en lugar de burlarse del "Niño Dios" la tira "cómica" se hubiera llamado "Las fascinantes aventuras del joven Mahoma"?

Quizá el autor estaría no habido después de recibir amenazas de muerte por parte de devotos musulmanes acompañados de hartos progres diciendo que se lo merece "por haber herido la susceptibilidad de los pobrecitos musulmanes; por fascista, islamófobo, racista y...".

2. ¿Por qué algunos (y muy especialmente los medios "de masas") solo critican estas cosas cuando se trata de burlas al islam pero no las burlas a los cristianos, budistas, hinduistas y otros? ¿No será que en el fondo no creen en el "respeto al otro" excepto cuando ese otro tiene una bala con la cual responderles?

Todos los días a todas horas hay gente que blasfema y comete atropellos contra los cristianos. En estos mismos momentos hay cristianos muriendo por obra de muy devotos musulmanes en Siria, Irak, Nigeria, Sudán, República Centroafricana, Libia y casi cada país donde el islam es mayoría o una minoría importante. ¿Por qué a nadie le importa la sangre derramada de 2.000 personas, en su mayoría cristianos, asesinados en Baga (Nigeria) por musulmanes, pero sí reaccionan contundentemente cuando se trata de un grupo de ateos franceses? Y después dicen que los "cristianos islamófobos" son los racistas...

Sencillo, porque desde hace tiempo que los gobiernos europeos están ocupados por izquierdistas y francmasones que detestan el cristianismo, lo quieren desaparecer de la esfera pública y, a ser posible, también de la privada, utilizando para ello la manipulación de la educación de las nuevas generaciones, el falseamiento de la historia, la censura de los medios de comunicación e incluso, la alianza con los musulmanes, permitiéndole a gobiernos como el saudí el construir mezquitas por montón bajo la excusa de la "igualdad y la diversidad enriquecedora".

Vaya que Europa está siendo muy enriquecida...

Me resulta repugnante observar cómo webs y diarios europeos e hispanoamericanos se preocupan más por "el brote de islamofobia que esto podría causar" que por los muertos, heridos, profanaciones de iglesias y demás actos de piedad musulmana que ya están ocurriendo en la propia Europa AHORA y desde hace varias décadas. Me equivoco: desde hace siglos, cuando los musulmanes turcos invadieron los Balcanes transformando iglesias en mezquitas, exigiendo el impuesto de sangre (el dar a sus hijos como esclavos para el sultán) a los cristianos serbios, entre otras lindezas que han tenido su último y reciente exponente en los problemas que los bosnios y kosovares musulmanes le causan a sus vecinos serbios y croatas cristianos. Ellos son tan eslavos como los otros, pero el islam los hace sentir "diferentes y superiores" y por ende "deben vivir aparte".

Sin embargo, para los progres estos son solo "brotes aislados por los que no se puede generalizar y que seguramente son culpa del malísimo Occidente y sus culpas históricas". Pero lo más triste es que alineados con ellos tenemos a una tira de cristianos como el propio papa "nunca queda mal con nadie" Francisco que más de una vez ha elogiado al islam mientras los católicos iraquíes y sirios tienen que vivir desplazados. Pero claro, como él celebra su misa en Santa Marta super tranquilo y come sabroso todos los días, lo demás pues, se soluciona tuiteando.

En otras ocasiones, cuando no pueden ocultar del todo lo que ocurre, esos despreciables seres que se han comido doblada la ideología de lo "políticamente correcto" mencionan que se trata de que "la religión en general causa problemas". No imbéciles, ni los cristianos, ni los bahaís, ni los budistas, ni los hinduistas ni los sintoístas están tiroteando gente para instaurar teocracias hoy. No es violencia "religiosa", no es fanatismo "religioso", es violencia musulmana, a secas.

Dicen que Europa necesita de los inmigrantes musulmanes porque la natalidad es baja y el continente envejecido dentro de unos años no tendrá jóvenes que trabajen, hundiéndose la economía. ¿Es que es tan difícil darse cuenta que la solución no consiste en llenar el hueco con contingentes de musulmanes que no quieren adoptar la cultura europea sino que quieren imponer la islámica? La solución para esto es acabar con décadas de autodesprecio, de promoción del aborto y del "vive la vida loca y no tengas hijos porque son una carga, además estamos sobrepoblados (?)" difundido, entre otros, por ecologistas radicales y feministas. La solución es elevar la natalidad y dejar de avergonzarse de la propia cultura y tradiciones, renegando de ellas, mientras que los musulmanes construyen más y más mezquitas y convierten europeos al islam.

Es curioso que mientras en Francia, Reino Unido y Alemania construyen mezquitas todos los meses, en Arabia Saudita no se permite la construcción de iglesias. Y que en la "muy laica" Turquía recién han permitido la construcción de UNA iglesia pequeña después de más de un siglo de negativas. Y no digamos ya de Egipto, donde hasta para reparar iglesias coptas (más antiguas que el propio islam) se requiere del permiso del propio presidente. Pero para los izquierdistas y otras porquerías paridas por la decadencia humana, los discriminadores e intolerantes son siempre "los cristianos fascistas".

Bueno, aquí les dejo unas muestras de la paz que el islam está dispuesto a llevarnos a todos. El mensaje de amor, concordia, compatibilidad con la democracia, aliento a la diversidad y derechos humanos es evidente y salta a la vista. Leamos el Corán y edifiquémonos:

2:90 ¡Que la maldición de Allah caiga sobre los infieles! ¡Qué mal negocio han hecho, no creyendo en lo que Allah ha revelado, rebelados porque Allah favoreció a quien Él quiso de Sus siervos, e incurriendo en Su ira una y otra vez! Los infieles tendrán un castigo humillante.

8:65 ¡Profeta! ¡Anima a los creyentes al combate! Si hay entre vosotros veinte hombres tenaces, vencerán a doscientos. Y si cien, vencerán a mil infieles, pues éstos son gente que no comprende.

9:26 Alá, entonces, envió de los alto su sakina sobre Su Enviado y sobre los creyentes. Hizo también descender legiones invisibles a vuestros ojos y castigó a los que no creían. Ésa es la retribución de los infieles.

9:30 Los judíos dicen: «Uzayr es el hijo de Allah». Y los cristianos dicen: «El Ungido es el hijo de Allah». Eso es lo que dicen de palabra. Remedan lo que ya antes habían dicho los infieles. ¡Que Allah les maldiga! ¡Cómo pueden ser tan desviados!

9:123 ¡Creyentes! ¡Combatid contra los infieles que tengáis cerca! ¡Que os encuentren duros! ¡Sabed que Alá está con los que Le temen!

22:25 Los infieles que apartan a otros del camino de Allah y de la Mezquita Sagrada, que hemos establecido para los hombres -tanto si residen en ella como si no- y a quien quiera impíamente profanarla, le haremos que guste un doloroso castigo.

35:36 Los infieles, en cambio, sufrirán el fuego de la gehena. Agonizarán sin acabar de morir y no se les aliviará su castigo. Así retribuimos a todo desagradecido.

47:4 Cuando sostengáis, pues, un encuentro con los infieles, descargad los golpes en el cuello hasta someterlos. Entonces, atadlos fuertemente. Luego, devolvedles la libertad, de gracia o mediante rescate, para que cese la guerra. Es así como debéis hacer. Si Allah quisiera, se defendería de ellos, pero quiere probaros a unos por medio de otros. No dejará que se pierdan las obras de los que hayan caído por Allah.

48:29 Mohammed es el Enviado de Allah. Quienes están con él son severos con los infieles y cariñosos entre sí

66:9 ¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas! ¡Muéstrate duro con ellos! Tendrán la gehena por morada. ¡Qué mal fin!

76:4 Para los infieles hemos preparado cadenas, argollas y fuego de gehena.

De tal fundador, tal religión. Mientras Jesús amonestó a Pedro por cortarle la oreja a un soldado romano y lo curó; Mahoma dirigió personalmente el ataque a las tribus indefensas de paganos, judíos y cristianos que no quisieron convertirse al islam. Sus seguidores siguen muy bien estas enseñanzas hasta hoy.

Para quienes dicen que "esa violencia también se encuentra en el Antiguo Testamento" he de recordarles que lo que allí se muestra es un recuento de hechos históricos de la forma en que Yavé guió a los israelitas en su establecimiento en Canaán y no un manual de reglas de lo que los judíos (y posteriormente cristianos) deben hacer en el presente con todo no creyente que se encuentren; y para que esto quede aún más claro, posteriormente Jesús condenó la violencia en el Nuevo Testamento, que es el verdadero núcleo del cristianismo. En contraste, el Corán no habla de amalecitas ni canaanitas del pasado, sino del trato que su "dios" pide, en presente, que los musulmanes tengan con los no creyentes.

Para los islamófilos y anticristianos que saquen una vez más a colación el ejemplo de "la terrible Inquisición del siglo XVI", sería bueno pedirles que pongan a funcionar su cerebrito y recuerden que en ese mismo siglo y ya mucho antes, TODAS las religiones han tenido episodios de violencia, incluido el islam con sus invasiones de territorios ya desde el siglo VII, como en el norte de África y Oriente Medio que eran originalmente cristianos y que encontraron respuesta justa en las Cruzadas, con las cuales se retrasó la invasión musulmana a los Balcanes por varios siglos. Por cierto, fue el temor a la invasión musulmana lo que originó que el cristianismo se convierta en una cultura guerrera y conquistadora, a fin de poder defenderse. Posteriormente, al no tener esta actitud sustento bíblico, fue decayendo. El aquí y ahora en el que nos debemos centrar nos muestra que la única religión que en estos momentos se sigue manchando las manos de sangre es el islam. La diferencia entre el "fundamentalismo cristiano" de un predicador evangélico y los musulmanes devotos en pleno ejercicio es simple: los cristianos practicantes podemos y estamos en nuestro derecho de criticar las perversiones de la sociedad actual pero no formamos guerrillas ni ponemos bombas cuando se burlan de nuestras creencias. Los musulmanes comprometidos ("radicales" les dicen) han matado durante siglos y hasta hoy lo siguen haciendo, ante el silencio de esa gran masa de correligionarios suyos que para los progres son "musulmanes moderados" pero que al callarse y no reclamar por lo que se hace en nombre de su fe son cómplices de cada gota de sangre derramada en nombre de ese demonio llamado Alá.

Señores de Charlie Hebdo, ustedes se han burlado del cristianismo muchas veces, quizá más y aún de peores formas que con el islam, pero yo, como cristiano, les perdono y me solidarizo con ustedes por las atrocidades cometidas por "la religión de la paz" contra sus dibujantes fallecidos, así como también me conduelo y oro por las víctimas del restaurante judío posteriormente atacado por musulmanes, aún sabiendo que muchos judíos blasfeman contra mi Dios y Señor y lo llaman "falso profeta de Nazaret". Por eso, y porque mi religión me enseña a amar y perdonar incluso a quienes me ofenden, je suis Charlie.

1 comentario:

  1. Occidente (ex Cristiandad) aún está a tiempo de reaccionar, aunque parece que los peores enemigos no solo están entre los musulmanes sino entre los propios europeos que les facilitan las cosas, negándose a ver la realidad, dejando que construyan mezquitas, protegiéndolos a pesar de sus asesinatos y hasta convirtiéndose al islam, como ha pasado, incluso entre aristócratas y grandes empresarios. Son traidores de lo peor, muchos de ellos francmasones que desde hace siglos han querido ver destruido al cristianismo y lo han parasitado. Pero aún podemos reaccionar y creo que muchos ya lo están haciendo.

    ResponderEliminar