La primavera resuena.

miércoles, 7 de enero de 2015

El ovni de Lubyanka.

La iglesia del Gran Mártir San Jorge, ubicada en el centro de Moscú (zona histórica de Lubyanka) fue construida en el siglo XVII. No se diferencia de las muchas iglesias ortodoxas que se encuentran en el este de Europa, pero llaman la atención un par de sus pinturas.


.
Se ha escrito mucho sobre algunas representaciones religiosas de las edades Media y Moderna europea donde aparecen llamativos objetos en el cielo. Y creo haber encontrado dos imágenes, procedentes de la mencionada iglesia rusa, que hasta ahora eran bastante desconocidas.

En la primera imagen observamos al árcangel Miguel derrotando a la serpiente antigua y en el extremo superior izquierdo aparece un extraño doble arco que parece representar los cielos abiertos a través de los cuales Dios Padre extiende su mano. Llaman la atención, sin embargo, los rayos (?) pintados entre un arco y otro, y los objetos (?) o estrellas (?) pintados en el centro. ¿Se está representando un gran objeto suspendido en el cielo con llamaradas y ventanas (?) o a los cielos abiertos desde los cuales Dios se muestra? Sea como sea, da que pensar y se presta para que nuestra imaginación vuele por distintas teorías.

La segunda imagen es aún más interesante. Se trata de la escena de la anunciación del arcángel Gabriel a María. En el cielo se observa el mismo objeto (?) pero esta vez con un rayo que brota de él y que incluye una especie de cuerpo esferoide en su trayecto. ¿Por qué se incluyó esta figura? ¿Representa al Espíritu Santo? ¿O a algún objeto que se vió salir de otro más grande en los cielos como actualmente se ha consignado en algunos avistamientos de ovnis?

Y surge una pregunta que cada vez se hacen más personas ¿fuimos visitados por seres de otros mundos ya desde la antigüedad?

1 comentario:

  1. seguro q si fuimos visitados y estamos siendo visitados, como es arriba es abajo, alguien tuvo que ensenar a los humanos todo lo que saben y ese alguien lo tuvieron que ensenar es una cadena sin fin!

    ResponderEliminar