La primavera resuena.

martes, 17 de marzo de 2015

Arica, Chile.

Hace casi un mes (qué rápido se está pasando este extraño verano) estuve por la rica y sabrosa ciudad de Tacna y decidí, después de algunos años, volver a visitar Arica, la ciudad tan cercana y a la vez tan lejana ubicada un poco más de 30 kilómetros al sur. Tan cercana en el comercio, en el tránsito diario y la familiaridad de personas a un lado y otro de la frontera, y tan lejana, justamente, por esa frontera.

#AricaesPerú

Bueno ya, después de mi brote de nacionalismo, veamos un poco de esta también sabrosa ciudad.

La calle principal se llama 21 de mayo, pero como yo iba en busca de sol, playa e Historia, en esta ocasión solo pasé por ahí para tomar una gaseosa y poco más. No tomé fotos porque no le ví nada de espectacular. Salvando las distancias recuerda lejanamente al Jirón de la Unión.

1. A comer: De llegada y cerca al Terminal Terrestre (que por cierto, es pequeño y un desastre) pasé por un pequeño restaurante. La cocinera tenía pinta de peruana o boliviana, por lo que imaginé que tenía la sazón y el buen cocinar que nos caracterizan por aquestas tierras, así que me animé a pedirle un ceviche de 2.000 pesos (alrededor de 10 soles) el que acompañé con Bilz, una gaseosa local por 200 pesos más. Lo único rico fue la gaseosa, porque el ceviche era horrible. El limón casi no era ácido, las papas estaban duras, la lechuga era insípida y el pescado estaba aguachento. Además, a las papas le echaron mayonesa. Así no juega Perú.


2. El Morro: Puedo decir sin lugar a dudas que el Morro de Arica es, a pesar de su dolorosa historia, uno de los lugares donde he sentido más paz de cuantos he llegado a conocer. En su parte superior existe un Cristo con la leyenda "Amaos los unos a los otros como yo os he amado" y los escudos del Perú y Chile. Me pareció tan cruelmente irónico. A su alrededor hay algunos bustos, todos representando a los carniceros militares chilenos destacados de esa guerra. También está el museo de la Guerra del Pacífico que en su entrada tiene el busto de un militar chileno y el de Francisco Bolognesi. El resto del establecimiento se dedica a lanzar loas a la "gran gesta" (?) que hizo que Arica terminara siendo de Chile. La Historia la escriben los vencedores. ¿Por qué no dicen nada de la práctica del "repase" y de los asesinatos de niños y violaciones cometidas por las tropas chilenas? ¿O sobre la expulsión de peruanos y la campaña de chilenización? Quizá sería incómodo ponerlo. Incómodo para la conciencia.

El Morro.

La ciudad vista desde el Morro.

Busto de Francisco Bolognesi a la entrada del museo.

Debe ser muy "bonito" enorgullecerse y poner como logros las masacres en lugares como Miraflores y Chorrillos.
Lugar donde Francisco Bolognesi se negó a rendirse frente a las tropas chilenas.

3. La Iglesia: Cerca al Morro y a las playas, se encuentra la Catedral de San Marcos de Arica, construida durante el gobierno peruano con planos de Gustave Eiffel.


Santa Teresa de los Andes y la Virgen de las Peñas.

"Durante gran parte de Arica colonial y republicana existió la Iglesia de la Matriz, localizada en la esquina sur-oeste de las actuales calles Baquedano y Yungay. Dicho templo resultó completamente destruido por el fortísimo terremoto del 13 de agosto de 1868 y la campana de su torre fue enterrada luego por los habitantes peruanos, presumiblemente para ocultarla durante la Guerra del Pacífico. Obras de alcantarillado en el sector permitieron en 1920 descubrirla y enviarla a Santiago, quedando depositada en bóvedas del Banco Central desde 1933 hasta 1994, cuando es retornada a la ciudad, gracias a una campaña popular realizada con ese fin" (Texto de un pequeño cartel).

4. Las playas y el mar: Creo que esto fue lo que más me gustó de Arica.

Ustedes saben que yo me la paso de playa en playa y en Arica no fue la excepción. Las playas El Laucho y La Lisera eran bastante agradables y con aguas no muy movidas, motivo por el cual me extrañaron algunos carteles e incluso un pequeño monumento que promovían el surf.


El litoral ariqueño visto desde lo alto del Morro.


La gente bañándose en una fuente que asemejaba una piscina, en la plaza principal.


Roqueríos.






Playa El Laucho, al pie del Morro.




La ex isla del Alacrán.


Playa La Lisera.
En resumen: Me gustó la ciudad, volveré en el mediano plazo :)

Bonus Track: Indignación en los baños de Arica.


Video: Desde lo alto del Morro de Arica.

2 comentarios:

  1. wow! conoci Arica cuando tenia 12 años y me parecio bonito! pero cuando llegamos a Santiago me dio mucho miedo! la presencia militar era terrible, pero eso si, todo ordenadito y limpio!

    ResponderEliminar
  2. wacala ceviche con mayonesa, limon poco ácido y pesado aguachento x_X y concuerdo con lo que dices, solo escriben cosas que les combiene.
    Sin lugar a dudas, es un bonito lugar con mucha historia, algún dia caeré por allá :)

    Gracias por las fotos, están buenas!

    ResponderEliminar